07 de noviembre de 2019
07.11.2019

Condor dispone 36.600 plazas más para volar a las Islas el próximo verano

La aerolínea germana supera el bache de la quiebra de Thomas Cook, al que estaba asociada, y colabora a paliar la pérdida en el Archipiélago de turistas alemanes

06.11.2019 | 23:06

La aerolínea alemana Condor, que vivió en propias carnes la quiebra de Thomas Cook, remonta el vuelo. Recobrar la salud le permite incluso incrementar su operativa con las Islas el próximo verano. En concreto un 7%, con lo que pondrá en el mercado 36.626 asientos más en sus aviones para unir el mercado germano con el Archipiélago. A pesar de que el turoperador desaparecido de manera drástica en la madrugada del pasado 23 de septiembre es británico y de que el brexit continúa siendo una amenaza de incierto desenlace, la World Travel Market de Londres está sirviendo para mejorar la conectividad con el que es principal mercado para algunas islas, casos de Gran Canaria y Fuerteventura.

La oferta total de Condor para traer turistas a Canarias en la próxima temporada estival supera ampliamente el medio millón de plazas (559.860). Así lo detalló ayer a los principales representantes de Promotur, la empresa pública que se encarga de la promoción del destino, el responsable de la división de rutas de la aerolínea, Benjamin Weidmann.

El encuentro se celebró durante la tercera jornada de esta feria turística, que ha servido para constatar que el Archipiélago se recupera a buen ritmo del varapalo que supuso la desaparición de Thomas Cook. El principal problema se centra ahora en la caída del mercado germano, una situación que padecen en mayor medida los hoteleros y extrahoteleros grancanarios y majoreros.

Sale del bache

Por eso deja buen sabor de boca que Condor salga del bache en el que se vio inmersa tras la caída del turoperador. No obstante, era una compañía aérea asociada a aquel. El tamaño de la crisis provocó que el Gobierno federal alemán y el del lander de Hesse, en el que la compañía tiene establecida su base, aprobaran en cuestión de días un préstamo puente de 380 millones de euros a devolver en seis meses para evitar una falta de liquidez que la condujera a la desaparición.

La operación obtuvo el visto bueno de la Unión Europea (UE), siempre en posesión de la última palabra cuando se trata de derivar ayudas de Estado al sector privado. En este caso, Bruselas no tuvo dudas de que la financiación conduciría a la salvación y la ausencia de esta a la extinción de la compañía.

Una gran noticia para las Islas. Basta observar que el 30% del negocio en invierno de esta aerolínea tiene en el epicentro a Canarias. Y eso que no lo ha tenido fácil. En el momento de la quiebra de Thomas Cook, Condor tenía ligada a él entre el 25% y el 30% de su actividad total. En otros momentos la dependencia fue mayor, pero desde que se conocieron los serios problemas que arrastraba el turoperador, la compañía puso en marcha una estrategia de diversificación para aminorar la dependencia.

A la postre, esa decisión fue la que la salvó. Además, ayudó también a que la UE diera luz verde al préstamo público. La intención de desligarse de una matriz financieramente enferma se entendió en Bruselas como un paso decidido por continuar con la actividad y mantener el empleo. Sumó al hecho cierto de que las dificultades son menos cuando es Angela Merkel (léase Alemania) quien solicita un poco de cintura a los responsables del proyecto común europeo.

Weidmann aseguró ayer que el agujero creado ayer por las ventas comprometidas y no concretadas -quienes contrataron con turoperador transporte (con Condor) y alojamiento- por la quiebra se ha logrado cerrar en tiempo récord. No obstante, la conectividad es el principal problema al que se enfrenta ahora el negocio alojativo en buena parte de Europa. Lo explicó de manera clara el presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos de Fuerteventura, Antonio Hormiga, a poco de arrancar esta cuadragésima edición de la World Travel Market que ayer echó el telón: "Los clientes quieren venir a Canarias porque tenemos un buen destino, el problema es encontrar los aviones que los traigan". Con los Boeing 737 MAX bajo observación y la desaparición de Germania el pasado febrero, los operadores turísticos germanos sudan para hallar una aeronave que pueda prestar el servicio.

Nuevas conexiones

La noticia se suma a la que hizo pública el martes la consejera de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, con respecto a la también alemana Eurowings. Generará en verano dos nuevas conexiones con Fuerteventura, desde Dusseldorf y Hamburgo, y otra más desde esta última ciudad a Gran Canaria. En total 30.000 plazas más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook