07 de noviembre de 2019
07.11.2019

La Cámara reclama un estudio "serio y eficiente" del gasto público

Santiago Sesé considera que los presupuestos regionales para 2020 "no están confeccionados para la actual desaceleración económica"

06.11.2019 | 23:06
Lola Pérez, Santiago Sesé y Manuel del Castillo, ayer en la rueda de prensa en la sede de la Cámara de Comercio.

El presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, Santiago Sesé, pidió ayer un estudio "serio y eficiente" del gasto público. El representante empresarial, al hilo del debate entre detractores y partidarios de la subida de impuestos que el próximo año pondrá en práctica el Gobierno de Canarias, insistió en la necesidad de hacer ese análisis en pro del "control" del gasto que acarrea el mantenimiento del entramado de la Administración pública. Es decir, de lo que esta gasta en sí misma. Sesé explicó que, en general, los Gobiernos tratan de cuadrar las cuentas y de obtener fondos para llevar a cabo sus políticas a través de la búsqueda de nuevos ingresos, "pero no se mira por igual, línea a línea, el capítulo del gasto", enfatizó. "¿Creen que el gasto de la Administración es eficiente o creen que no?", preguntó el presidente de la Cámara de Comercio a los asistentes a la presentación del Boletín de coyuntura del comercio correspondiente al tercer trimestre del año. "Hagamos ese estudio y luego hablamos de subir impuestos", agregó Sesé, que puntualizó que la institución en absoluto está en contra de la necesaria recaudación pública, pero que igualmente precisó que esta debe estar en consonancia con el contexto socioeconómico.

En esta línea, el empresario, que estuvo acompañado de la directora general de la Cámara, Lola Pérez, y de Manuel del Castillo, director general de Cajasiete (la entidad financiera colabora en la publicación del boletín), apuntó que los presupuestos autonómicos para 2020, que incluyen la subida de medio punto del tipo general del IGIC y el alza de otros tributos, "no están confeccionados para la actual desaceleración económica". Sesé recordó que en 2008, que acabó siendo el primer año que discurrió sumido de lleno en la gran crisis económica, el entonces Gobierno de Paulino Rivero elaboró unos presupuestos eminentemente expansivos. Una previsión que claudicó ante la realidad, que abocó en un notable déficit público. Así pues, el máximo dirigente de la Cámara de Comercio insistió en que las subidas de impuestos no siempre significan una mayor recaudación, menos aún en un contexto de evidente desaceleración económica que amenaza el consumo de los hogares y la inversión de las empresas. "Desaconsejamos las subidas de impuestos", remató.

Aunque tanto Santiago Sesé como Lola Pérez pusieron énfasis en el total respeto de la institución a las decisiones del Gobierno, ambos reconocieron que echan en falta una apuesta más decidida por la inversión productiva y repararon en el notable incremento que experimenta el capítulo 1 de los gastos, el correspondiente al gasto en personal. "Necesitamos medidas anticíclicas", exhortó el dirigente cameral, que recordó que los principales indicadores socioeconómicos (los últimos los datos de paro y de afiliaciones a la Seguridad Social) evidencian el enfriamiento de la economía.

El comercio salva la temporada veraniega

El comercio en Canarias ha conseguido salvar la incertidumbre económica durante el verano al registrar una subida del 1,4% en las ventas en el tercer trimestre con respecto al mismo periodo del año anterior. La ocupación aumentó en un 1,1%. "Los datos son positivos, en especial si se tiene en cuenta la incertidumbre que caracteriza el entorno económico, pero también reflejan el proceso de desaceleración del que llevamos advirtiendo desde hace más de un año y que obliga a actuar antes de que sus consecuencias vayan a más", afirmó Santiago Sesé. El buen comportamiento del sector se explica, en gran medida, por la mejora experimentada en las ventas en el mes de julio (2,8%), ya que en agosto y septiembre el avance fue más leve, de un 0,8% y un 0,3% respectivamente. El dato negativo viene por el número de empresas, que bajó un 2,6%, según cifras del Instituto Canario de Estadística (Istac).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook