01 de noviembre de 2019
01.11.2019
A debate: el turismo en Canarias

El sector pide la cogestión de los aeropuertos y un turoperador canario

La propuesta pasa por una compañía que cuente con implicación pública actividad turística | Los hoteleros demandan más fondos para potenciar la actividad turística | "¡Ojo con TUI!", advierte el experto Eduardo Parra

31.10.2019 | 23:35
El sector pide la cogestión de los aeropuertos y un turoperador canario
Un momento del debate.

El sector turístico entiende que la cogestión de los aeropuertos y la existencia de un turoperador canario con implicación pública son dos elementos capitales para que esta actividad en el Archipiélago continúe en una posición de éxito. Ese es uno de los principales planteamientos que dejó ayer el debate El turismo en Canarias: nuevos retos y oportunidades, organizado por Editorial Prensa Ibérica y EL DÍA, y en el que se dibujó un negocio que se enfrenta a amenazas pero que continúa siendo pujante.

El director general de Infraestructuras Turísticas del Gobierno de Canarias, Fernando Miñarro; el consejero de Turismo de las Islas Baleares, Iago Negueruela; el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga; el presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel), Jorge Marichal, y el presidente de la Asociación Española de Expertos Científicos en Turismo, Eduardo Parra, fueron los encargados de analizar el presente turístico ante una amplia representación de este sector y de la política insular, especialmente del Sur de la Isla. Concretamente, la cita se desarrolló en el Hotel GF Victoria, en el municipio de Adeje, y en ella colaboraron Costa Adeje Tenerife Sur y el Ayuntamiento de Santiago del Teide.

Tras la presentación de los intervinientes por parte del director de EL DÍA, Joaquín Catalán, arrancó un recorrido, moderado por el redactor de este periódico Moisés Álvarez Montero, por las principales coordenadas en las que vive actualmente el turismo y su futuro. La primera parada: la caída del gigante Thomas Cook, que, a juicio de Jorge Marichal, no es la antesala del fin de la turoperación. "Va a continuar", manifestó sobre ese tipo de negocio un líder sectorial que, ya desde esos primeros compases del debate, mostró una mayor preocupación por la conectividad, el "talón de Aquiles del Archipiélago" en materia turística. "El modelo va a seguir funcionando, pero los porcentajes variarán", auguró sobre la turoperación. Tampoco Iago Negueruela vio ahí un problema global: "Ha sido más que Thomas Cook no se ha adaptado al modelo de venta". Planteó a continuación, centrándose en el caso de la comunidad balear, que están observando que el hueco dejado por la compañía Thomas Cook está siendo ocupado "por el resto de turoperadores".

José Miguel Rodríguez Fraga señaló que este episodio ha puesto de manifiesto "debilidades del sector", e indicó que se intentó que los afectados volviesen a sus casas "de la mejor posible posible". "Se ha notado un cambio sobre la autopercepción del sector", prosiguió el alcalde. Asimismo, coincidió con Marichal y Negueruela en que lo sucedido no son los estertores de la turoperación. "Yo creo que no se va a acabar", opinó el político socialista.

"Una bofetada para todos"

El director general de Infraestructuras Turísticas del Gobierno de Canarias afirmó que "esto ha sido una bofetada para todos", y defendió la importancia de que exista una "unidad de acción". "Desde ese mismo domingo se empezó a trabajar con el presidente del Gobierno de Canarias para abordar la crisis y elaborar un plan de contingencia", señaló sobre la actuación del Ejecutivo regional.

Desde una postura de mayor inquietud encaró este bloque temático el presidente de la Asociación Española de Expertos Científicos en Turismo. Eduardo Parra citó la frase "la turoperación está muerta", que le comentó recientemente otro especialista en turismo, y dijo que es una idea que apuntala el discurso que él ha venido manteniendo. No en vano, este jueves expuso que la "turoperación se ha atomizado", así como que existe un "potaje de turoperación". Y alertó: "Me asusta la cantidad de hoteleros que me han trasladado que tienen más del 70% con la turoperación tradicional". En la misma línea, lanzó una advertencia sobre el futuro de varios turoperadores y, en particular, sobre uno de los grandes colosos: "¡Ojo con TUI!".

Tras indicar que Canarias ha vivido una época "en la que otros han tenido problemas políticos y se ha sacado rédito de eso", Marichal volvió sobre la importancia del factor aéreo. "En el mundo sobran camas; lo que falta es la capacidad de levantar aviones", defendió. "La sociedad canaria tiene un problema estructural enorme; vivimos en un 60% de esta actividad", expresó.

José Miguel Rodríguez Fraga tomó nuevamente la palabra para posicionarse a favor de una aerolínea regional. "O varias", terció Jorge Marichal. "Hay que pasar del hay que a vamos a", siguió el político adejero. "Hoy todos los canarios somos conscientes de lo que nos jugamos en el sector turístico; hay que ganar este invierno las camas y mantener los puestos de trabajo..., pero yo creo que estamos preparados", y resaltó la "unidad de acción" que ha habido después de la quiebra de Thomas Cook. De vuelta a la línea aérea, Rodríguez Fraga sí precisó que, en su opinión, no debe ser pública, sino promovida por el sector privado.

El consejero de Turismo de las Islas Baleares puso sobre la mesa una clave básica pero de una importancia fundamental: el destino tiene que ser atractivo para los visitantes. "Para competir con Turquía lo que hacemos es apostar por la calidad", ejemplificó sobre el caso balear, y auguró que "África será la próxima zona que saltará a consumir turismo porque está mejorando su nivel de vida". "Si ha habido una reordenación del sector de la turoperación, va a haber otra del sector aéreo", predijo sobre las aerolíneas. "Hay muchas compañías aéreas y cuántas de ellas pueden ser rentables es un tema del mercado", agregó.

Trabajo coordinado

Por su parte, Parra insistió en que la industria turística tiene que trabajar "de manera coordinada y cooperativa", y advirtió de riesgos si cada uno "hace la guerra por su cuenta". Posteriormente lamentó el ritmo lento en las innovaciones: "La última incorporación tecnológica que hicimos fue la tarjeta domótica en 1995". Y realizó un enfoque alternativo en materia aérea: "¿Por qué no, en vez de comprar líneas aéreas, comprar asientos?". El siguiente eje temático fue uno de los más amplios: la tasa turística. "Para cuidar nuestro destino son necesarios más recursos", comentó el representante de Baleares. "Consideramos que es un impuesto neutralizado y que no afecta de ninguna manera a la demanda", señaló. "Este año, que parecía que podía ser complicado, ha habido un aumento", cifró sobre su comunidad autónoma y convencido de los beneficios de esa tasa.

"Fuimos a unas elecciones diciendo que se iba a hacer, y se hizo; fuimos a unos comicios avisando de que se iba a mantener , y se mantuvo", expuso Negueruela al ser preguntado por posibles costes políticos de unos ingresos sobre los que el alcalde de Adeje se posicionó a favor, aunque con ciertas cautelas. "Ahora mismo es arriesgado dar una opinión", planteó, y se dijo partidario pero en el caso de que la tasa esté "vinculada con la financiación de los municipios turísticos y si tuviese carácter finalista". Sus palabras respondían a las necesidades económicas que, insistió varias veces, tienen los municipios turísticos de Canarias.

Fernando Miñarro expresó que la tasa turística es "una herramienta" y "una cuestión que hay que estudiar". "Creo que no es el momento oportuno", indicó, y añadió que "de momento no está en la hoja de ruta del Gobierno de Canarias". Ese turno de palabra también lo aprovechó para poner de relieve la importancia de la innovación.

"La financiación que tienen los ayuntamientos turísticos en Canarias es una posición financieramente muy holgada y positiva", dijo el presidente de la patronal hotelera, que cree que estas instituciones públicas demandan más fondos innecesariamente. "Le estamos dedicando un 0,8% del presupuesto a promoción turística y no se nos cae la cara de vergüenza", lamentó con su habitual tono sin medias tintas. "Esto no puede seguir así; hay que dedicar más recursos a la actividad turística", mantuvo. Y argumentó: "Porque este negocio funciona". Marichal también criticó que la tasa turística fue incorporada en programas turísticos y "nadie" contactó con los empresarios hoteleros. "Cuidado con estas cosas; hay que hacerlas bien, no puede ser un tema electoralista", completó.

"Una estructura imposible"

Volvió a hablar, desde la otra orilla, el máximo responsable del Consistorio adejero. "Tenemos una estructura para el gasto imposible; en los últimos siete u ocho años no podemos contratar a nadie porque nos lo imponen desde arriba", contextualizó sobre la Ley de Estabilidad Presupuestaria y tratando de hacer ver la necesidad de la tasa. Tampoco la rechazó Eduardo Parra: "¿Todos los destinos que compiten con nosotros tienen tasa turística? Sí, todos tienen", aseguró con rotundidad. Además, el presidente de la Asociación Española de Expertos Científicos en Turismo coincidió con José Miguel Rodríguez Fraga en que, de implantarse, debe ser de carácter finalista, y propuso que, entre otras cosas, se podría utilizar la cuantía obtenida para políticas dirigidas a la lucha contra el cambio climático.

Abundó Negueruela en que la fórmula a la que han acudido no resta competitividad. "No hemos hecho una tasa, sino un impuesto", aseveró acerca del caso balear. "¿Es un tema a debatir? Sí. ¿Resta competitividad? Nosotros creemos que no", sintetizó. El posicionamiento de Marichal fue, en cambio, diametralmente opuesto. A su juicio, "no toca ahora". Y apostilló: "Y espero que en el futuro no toque nunca".

Ya fuera de la tasa turística, el consejero de Turismo de las Islas Baleares apostó por que los dos archipiélagos unifiquen esfuerzos para mejorar las conexiones aéreas actuales. "Es un tema de igualdad y ciudadanía", sostuvo. Sin salir de la materia aeroportuaria, Marichal dijo que "la que se está yendo de rositas es AENA". "Se está beneficiando de nuestros descuentos; está esperando a verlas caer, y tenemos que seguir picándola para que, una vez que lo necesitamos de verdad, pongan lo que hay que poner sobre la mesa", expresó.

Guerra comercial, 'brexit' y otras claves globales

La quiebra del turoperador Thomas Cook y la conveniencia o no de una tasa turística se muestran en una escala más cercana y palpable que otros escenarios económicos como la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el brexit o la situación alemana. Ahora bien, y aunque macroeconómicos, los elementos anteriores tienen sus efectos en el turismo canario. ¿En qué medida? Eso trataron de dilucidar ayer los intervinientes en el debate El turismo en Canarias: nuevos retos y oportunidades durante el último eje temático del acto. "Alemania va a seguir siendo el motor económico", vaticinó Eduardo Parra, presidente de la Asociación Española de Expertos Científicos en Turismo, que también indicó que, pese a ese contexto global con algunas incertidumbres, "la demanda turística sigue creciendo". A ese respecto, el especialista esbozó la tesis de que va a haber un incremento de las posibilidades de la clase media de varios países y que, en consecuencia, existirán nuevos potenciales clientes turísticos.

Mientras que el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, apuntó que los empresarios "han hecho un enorme esfuerzo de renovación de sus infraestructuras alojativas", Fernando Miñarro afirmó que "a nadie se le escapa que la incertidumbre es total" con el brexit. Este último, director general de Infraestructuras Turísticas del Gobierno de Canarias, destacó el número de empresas que reciben a turistas británicos. "Son cinco millones de personas que vienen todos los años aquí y no nos podemos permitir perderlas", señaló. "Se trata de que, pase lo que pase, no perdamos a esos turistas", planteó. También Iago Negueruela, consejero de Turismo de las Islas Baleares, hizo su lectura de las grandes circunstancias que envuelven al turismo. En su caso, defendió que, a medio y largo plazo, el sector continuará siendo uno de los principales. Con respecto al corto plazo, entiende que el escenario en torno al brexit se va "aclarando". Otro aspecto al que se refirió fue la pérdida del monopolio del sol en el que ha sido "el verano más caluroso de la historia en Europa". La respuesta que se ha seguido ante eso en el caso de la comunidad balear: una oferta enriquecida con nuevas opciones para el turista.

Jorge Marichal, de la patronal Ashotel, afirmó sobre el brexit que "no va a ser abrupto" y que, por lo tanto, la situación será mejor, y deseó que termine la guerra comercial de Estados Unidos con China. Volviendo al ámbito regional, expuso el dato de que "hay hambre por comprar activos hoteleros", al tiempo que resaltó la competitividad de las Islas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook