01 de noviembre de 2019
01.11.2019

"¡Somos la leche, unos máquinas!"

Jorge Marichal, presidente de Ashotel, fue el único cuyas palabras en defensa del sector turístico se reconocieron con aplausos | Consenso y unidad de acción entre lo público y lo privado aparecen como fundamento para afrontar problemas

31.10.2019 | 23:35
El debate tuvo lugar en el Hotel FG Victoria, de Costa Adeje. En las fotos, varios momentos del debate.

El calor propio de un día de verano acompañó el diálogo que, en un marco tan espectacular y propio del asunto como el Hotel GF Victoria, celebró ayer EL DÍA Prensa Ibérica para abordar El turismo en Canarias. Nuevos retos y oportunidades. Hasta el último segundo de la hora y 50 minutos de puesta en común y debate, los intervinientes afrontaron con claridad los asuntos que más inciden actualmente en esta actividad económica. La reflexión la puso Jorge Marichal: "Aquí la que está saliendo de rositas es AENA. Tenemos que seguir presionando para que se moje. Se está beneficiando de nuestros descuentos, de nuestra pérdida de tarifa, del dinero que está poniendo el Gobierno de este país, del dinero que están poniendo los Cabildos y del esfuerzo que estamos haciendo todos. Mientras, AENA espera a verlas caer. Lleva muchísimos años ganando dinero en estas Islas y ahora mismo merecemos que haga un esfuerzo por nosotros".

El presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel) aportó variantes al diálogo y se mostró muy rotundo al defender tanto el destino como a sus protagonistas: "Aquí, en Canarias, somos la leche de competitivos". Y lo repitió tras explicar que el Archipiélago compite con Baleares y con otros destinos punteros. Eligió como ejemplo a Turquía, cuyo sector tiene un coste medio del 8% vinculado al personal, mientras que en estas Islas esa carga impositiva oscila del 25% al 35%. Con esa referencia, "somos unos máquinas. Somos referente nacional y de los más competitivos del mundo turísticamente hablando".

Esta puesta en valor del sector la hace Marichal con la misma tranquilidad y claridad con la que asegura que "con billetes a 500 pavos poca demanda interna se puede fomentar", en alusión al "precio prohibitivo" de los viajes en avión desde la Península al Archipiélago, cuando actualmente el potencial mercado nacional encuentra destinos en el resto del país a menos de 100 euros.

Adeje, el lugar de la Isla que concentra la mayor cantidad de hoteles de máxima categoría, aparece citado en el debate como líder de la apuesta por la formación relacionada con el sector turístico directamente vinculada al conocimiento. Una apuesta por la que se aboga desde la Universidad y que defendió Eduardo Parra López, el presidente de la Asociación Española de Expertos Científicos en Turismo.

Son otros tiempos. Escuchando a José Miguel Rodríguez Fraga, el cambio es profundo. El alcalde de Adeje se mostró "encantado de que la Universidad se siente a hablar hoy de turismo como un recurso". La experiencia que contó le llevó a suprimir el curso de turismo que formó parte de la programación de la Universidad de Verano de Adeje (UVA), porque "allí se hablaba de la depredación del territorio y la destrucción de la cultura. Era una turismofobia intelectualizada. ¡Una cosa... impresionante! Se acabaron los cursos de turismo", sentenció.

Pero la formación no es el asunto. No toca. Ahora todo está centrado en el incierto brexit, la debacle de Thomas Cook, la tasa turística y las aerolíneas. Concretado inicialmente que la vigencia del turoperador es incuestionable en Canarias, la coincidencia entre los debatientes está en que sí precisa una reorientación. En todo caso, la sala escuchó un "cuidado con TUI" como advertencia de que no todo parece dicho en la crisis de estas herramientas del sector turístico -por cierto, entre los presentes, una directiva del turoperador alemán-.

En la línea de la expresión "no vendo jamones, vendo camas" (Marichal), Fraga realzó el esfuerzo que realiza el sector para "llenar hoteles y mantener los puestos de trabajo" en una situación como la que viven este invierno por la debacle de Thomas Cook, una labor en la que se mostró firme partidario de trabajar la unidad.

Y llegó el tiempo de hablar de la tasa turística. Casi todos contra uno. José Miguel Rodríguez Fraga dice que sí, pero para financiar a los municipios turísticos y para el turismo; Eduardo Parra (presidente de la Asociación Española de Expertos Científicos en Turismo) insistió mucho en que "tasa o impuesto" existen en muchos destinos (y citó una decena); Fernando Miraña (director general de Infraestructuras Turísticas del Ejecutivo canario) aseguró que "no está en la hoja de ruta del Gobierno, de momento", e Iago Negueruela (consejero de Turismo de Islas Baleares) defendió que el impuesto allí implantado "no tiene incidencia y es un instrumento positivo". ¿Qué dice la patronal hotelera? Jorge Marichal fue rotundo: "No toca ahora y en el futuro, ¡ojalá no toque nunca!". Le siguieron los primeros aplausos.

Sin superar este punto, al debate sobre El turismo en Canarias. Nuevos retos y oportunidades llega el cambio climático. La coyuntura la aprovechó Eduardo Parra, quien propuso vincular la tasa turística "a políticas que minimicen su impacto". El experto utilizó la estadística para reflejar que la bondad del destino turístico Canarias no es para tanto, a su juicio. "No somos competitivos desde el punto de vista de los precios, aparecemos en el puesto 166; tampoco desde el punto de vista de la formación ni de la inversión", aseguró. En todo caso, "el turismo seguirá siendo importante".

La formación, de olvidada a fundamental

Para que el sector turístico siga avanzando en competitividad, aparece la formación como un elemento fundamental. Eduardo Parra López formuló tal reivindicación en el transcurso de este foro y pidió al Gobierno de Canarias "que en su política incorpore la formación turística como un elemento diferenciador". El presidente de la Asociación Española de Expertos Científicos en Turismo sumó a este planteamiento el binomio formación-conocimiento "como aquello que puede dar alas a la competitividad en los próximos años". José Miguel Rodríguez Fraga escuchó directamente cómo su municipio, Adeje, era señalado como líder en esa línea. De hecho, tanto el propio Rodríguez Fraga como el consejero de Turismo de Baleares, Iago Negueruela, plantearon la necesidad de avanzar y profundizar en la formación durante el debate.

Un gasto necesario y a pactar con el sector

El presidente de Ashotel, Jorge Marichal, pidió que se le explicara para qué se quiere y cuánto se quiere en concepto de tasa turística. Y el alcalde adejero aprovechó la coyuntura para, con la premisa de que la situación turística actual es coyuntural, aclarar que se trata de financiación futura y de corresponsabilidad fiscal con un pactado carácter finalista. "Para satisfacer las necesidades de un municipio que todavía está en expansión, necesitaría 20 veces del dinero que no me dejan gastar ahora por la aplicación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria", apunta el regidor adejero, quien aseguró que el gasto de la tasa turística "sería pactado con el sector, al menos aquí".

Los adejeros de hasta 40 años hablando inglés

La consecuencia que en el destino y la actividad tienen conceptos como cambio climático, vergüenza de volar, cuidado medioambiental, sostenibilidad y toda política y actitud relacionada con el cuidado del entorno son cuestiones sobre las que reflexionó Rodríguez Fraga, hasta llegar a la profesionalidad como elemento "importante". Con un plus: "Dame 14 millones de euros de tasa turística todos los años y te garantizo que los adejeros menores de 40 años hablan inglés en 10 años".

Tiene que servir al bienestar de los vecinos

En el perfil de las consecuencias de la actividad turística que maneja José Miguel Rodríguez Fraga hay un aspecto que solo él trajo a colación durante el debate: "El turismo tiene que servir al bienestar de la gente que está aquí. Eso tiene que ver con la sostenibilidad social. Si los vecinos no perciben que el turismo mejora las condiciones de vida, que se quede donde está".

Iago Negueruela: "El factor climático será determinante"

Iago Negueruela Vázquez, consejero de Turismo de Islas Baleares, abogó por el trabajo conjunto entre la iniciativa privada y la administración en procesos para mejorar la internacionalización y digitalización en el sector turístico. "¿Qué hará que sean más competitivas nuestras Islas? Una actuación conjunta", reflexionó el político balear. Respecto al destino de lo recaudado por el impuesto de turismo sostenible señala que se emplea "en partidas esenciales", como actividades sociales, medioambientales y otras relacionadas con la mejora de las condiciones del destino. "Ha crecido la cifra de visitantes después del impuesto de turismo sostenible. Por tanto, no ha afectado a la competitividad del sector", aseguró el consejero. Admitió que hay aspectos en los que precisa trabajar con el sector por tratarse de medidas necesarias derivadas de los cambios que se producen y que requieren más ingresos.

En ese marco, Iago Negueruela sostiene que "a medio y largo plazo, el turismo será cada vez más una de las principales industrias del mundo porque se están incorporando las clases medias de África y el Sudeste asiático". A la hora de valorar las perspectivas inmediatas, el consejero de Turismo balear entiende que, en el caso del brexit, "el escenario se va aclarando", de forma que "lo fundamental pasa a ser que la libra se aguante".

El cambio climático, con el calor que empieza a afectar a Europa en verano, "tiene efectos en nuestra industria. Por tanto, tendremos que dar un producto distinto y mucho mejor para tener atractivo a determinado nivel". Junto al factor económico, el climático "será determinante" para el futuro del sector turístico, resalta el consejero balear Iago Negueruela Vázquez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook