24 de octubre de 2019
24.10.2019

Canarias pierde 2,3 millones de plazas aéreas en esta temporada de invierno

AENA reconoce la "volatilidad" que ha provocado el cese de actividad de Thomas Cook Se estrecha la

24.10.2019 | 00:15
Aviones estacionados en la zona de embarque y desembarque del aeropuerto de Gran Canaria.

horquilla entre la oferta de vuelos internacionales y nacionales

Canarias contará con 2,3 millones de plazas aéreas menos (-5,5%) que el pasado año en la temporada de invierno que se inicia el próximo fin de semana. Los datos ofrecidos ayer por Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) reflejan, como reconoce el propio operador, "algo de volatilidad" por el cese de la actividad de la compañía Thomas Cook. Un total de 785 rutas conforman la conectividad de las Islas en el arranque del invierno.

Las temporadas de verano e invierno para el transporte aéreo las marcan los cambios horarios. Así, entre el domingo de esta semana, cuando los relojes se atrasarán una hora, y el 28 de marzo de 2020 se pondrán a disposición de los potenciales clientes 22,6 millones de asientos para llegar o salir del Archipiélago.

De ese total, las butacas que corresponden a vuelos internacionales superan los 13,5 millones, mientras que la oferta en las conexiones nacionales se sitúa por encima de los 9,1 millones. Como el mismo operador puntualizó, estos datos responden a las peticiones realizadas por las aerolíneas para atender las operativas diseñadas durante meses, por lo que no es extraño que a lo largo de los próximos cinco meses se produzcan cambios.

Se trata además de los números que componen la oferta. La ocupación solo se conocerá cuando los vuelos se hayan operado. A pesar de esta salvedad, la información de AENA sí deja traslucir el acercamiento entre los mercados nacional e internacional.

En la última temporada de invierno, 12,81 millones de pasajeros integraron la demanda en los vuelos de otros países, mientras que en los interinsulares y los que unen las Islas con la Península y Baleares lo hicieron 6,87 millones. Esa horquilla se reduce de manera notable -siempre a la espera de la respuesta de la clientela- en el ejercicio presente.

Rápida respuesta

A pesar de la reducción, la situación está muy lejos del dramatismo que generó la quiebra de Thomas Cook a escasas semanas del inicio de la temporada de invierno. "El trabajo conjunto de AENA con diferentes administraciones y compañías aéreas", resalta el operador, ha permitido incrementar las plazas que el día 31 de agosto integraban la oferta.

Esa rápida maniobra desplegada, según los cálculos de la empresa de capital mixto con mayoría pública, ha permitido recuperar "un 74%" de los asientos que había anunciado Thomas Cook UK. Entre otras cuestiones, por la supresión de la tarifa de pasajero para todos estos asientos que han engordado la oferta desde el último día de agosto. "Supondrá una reducción de alrededor del 38% respecto al coste total de la escala", explicó AENA.

Por aeropuertos, la pérdida de plazas en el aeropuerto de Gran Canaria supera las 350.000 (-4,7%) y la oferta total se queda en poco más de 7,1 millones de asientos. De estos, 4,1 millones corresponden a vuelos internacionales y tres millones, a nacionales. En cuanto a la conectividad, son 241 las rutas con origen o destino en Gando.

Los dos aeropuertos tinerfeños sirven también para comparar la distinta evolución de los mercados nacional -interinsular incluido- y extranjero. Tenerife Sur, donde llegan la inmensa mayoría de vuelos internacionales, pierde 489.000 asientos (-8,3%) para un total de más de 5,4 millones, mientras que Tenerife Norte, aeródromo para vuelos entre islas y la mayor parte de las conexiones con la Península, gana 96.000 (3,3%) y cierra una oferta que por el momento rebasa los tres millones de plazas.

El Reina Sofía cuenta con 220 rutas y Los Rodeos, con 42. En este capítulo, desde Lanzarote podrán tomarse vuelos para 128 conexiones diferentes. La caída relativa es la más intensa (-9,6%) de Canarias tras esfumarse 350.400 plazas con respecto a la pasada temporada de invierno.

La contracción de la oferta se sitúa en Fuerteventura en el 6,2% (178.500 butacas menos) y queda fijada ligeramente por encima de los 2,7 millones de plazas que se reparten entre 124 diferentes conexiones.

La caída en La Palma es del 5%. Son 26 las rutas con que cuenta este invierno y 842.000 asientos a la venta. De los otros dos aeródromos, exclusivos pa-ra el tráfico interinsular, La Gomera repite las 44.000 plazas mientras que El Hierro sube a 148.000, un 8,6% más.

Las cifras

  • 7,1 Millones de asientos. El aeropuerto de Gran Canaria concentra la oferta de plazas más numerosa a pesar de perder más de 350.000 con respecto al año pasado (-4,7%).
  • -9,6% Plazas menos en Lanzarote. Lanzarote sufre la caída más severa con respecto al pasado año. Mantiene una oferta de más de 3,3 millones de asientos, un 9,6% menos que en 2018.
  • 488.768 Butacas se esfuman. En Tenerife Sur, el más expuesto al mercado internacional, se pierden 488.768 asientos con respecto a la pasada temporada de invierno.
  • 3,3% Asientos más en Los Rodeos. De los aeródromos principales, tan solo Tenerife Norte disfruta un incremento de la oferta (3,3%). Es el que menos depende de la demanda extranjera.
  • -6,2% Es la caída en Fuerteventura. No es de los mayores retrocesos pero en Fuerteventura llueve sobre mojado. Pierde casi 180.000 plazas en comparación con el último invierno.
  • -44.315 En La Palma. Tampoco La Palma se salva de la caída generalizada. La oferta de asientos se reduce en 44.315, que medida en términos relativos supone un 5% menos.

Las pernoctaciones de extranjeros caen un 5,4% en septiembre

La actividad turística continúa su aterrizaje en Canarias, donde se concentraron el 18% de las pernoctaciones hoteleras realizadas por turistas extranjeros en toda España en septiembre. El parámetro se elevó hasta los 4,68 millones, un 5,45% menos que en el noveno mes del pasado año.

Los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que se acentúa el distinto comportamiento que muestran los mercados nacional e internacional. Los viajeros llegados desde algún punto de España sumaron 938.905 pernoctaciones, cifra que supera en un 6,64% a la registrada en septiembre de 2018.

Tomados ambos segmentos de la demanda, el total de pernoctaciones se elevó hasta los 5,62 millones, 210.000 menos que un año antes. La caída en términos relativos fue del 3,60%.

Durante los 30 días del mes pasado se registró la llegada de 790.529 viajeros, valor que supone una retracción del 2,12%. Y de nuevo el descenso no es mayor por el buen comportamiento de la demanda nacional, que se elevó un 12,7% para atenuar el retroceso del 7,06% de la clientela foránea. Al compás de estos datos, el empleo sufrió una merma de 432 puestos entre septiembre del pasado año y el mismo mes del ejercicio en curso.

Uno de los principales valores que los actuales rectores del Gobierno canario quieren hacer crecer es el de la duración de los viajes de quienes visitan las Islas. Si llegan menos pero pasan más tiempo aquí, el gasto no se resiente. El reto que de momento deben afrontar es parar la caída: 7,22 días fue la estancia media en septiembre de 2018 y de 7,11 días, el mes pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook