23 de octubre de 2019
23.10.2019
La agricultura en Canarias

Canarias mantiene las barreras a la entrada de plagas y enfermedades

La Consejería celebra la "sensibilidad" del Ministerio al retirar la autorización a la entrada de frutas tropicales troceadas

23.10.2019 | 00:20
La consejera de Agricultura del Gobierno de Canarias, junto a los representantes del sector agrario de las Islas, ayer en la feria Fruit Attraction.

La COAG exige que la instrucción no sea revisada, sino anulada

"Mantenemos las limitaciones y las barreras ante plagas y enfermedades que nos hacen mucho daño". Así celebró ayer la consejera de Agricultura del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, la decisión del Ministerio de rectificar la instrucción por la que se autorizaba la entrada en las Islas de determinados productos, prohibida hasta ahora por motivos fitosanitarios, en especial las frutas tropicales troceadas, como la piña, el mango, el aguacate o el plátano.

La disposición del departamento dirigido por el ministro Luis Planas a revisar el documento -que contiene indicaciones para las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno y servicios de inspección de sanidad vegetal en fronteras- fue anunciada por la propia Consejería la noche del lunes después de las muestras de preocupación procedentes de organizaciones agrarias -COAG y Asaga- e instituciones y partidos políticos, como el Cabildo de El Hierro y la Agrupación Herreña de Independientes (AHI). La isla del meridiano parecía la más afectada por la medida dado el peso que en su economía tiene el cultivo de la piña.

Vanoostende destacó la "sensibilidad" demostrada por el Ministerio. "Estamos satisfechos, porque la reacción fue rápida y la respuesta fue positiva para los intereses de Canarias", señaló la titular de Agricultura, que estuvo presente, junto a representantes de los productores isleños, en la feria Fruit Attraction, que reunirá hasta mañana en Madrid a 90.000 profesionales del sector hortofrutícola, tanto españoles como internacionales.

La consejera recordó el daño causado a los productos canarios por plagas como la tuta absoluta o la polilla guatemalteca y remarcó que la instrucción dictada inicialmente por el Ministerio "podía abrir una vía" para la llegada de otras nuevas al permitir la entrada de frutas frescas semitransformadas (troceadas y envasadas).

La rectificación a la que ha procedido el Gobierno central elimina la referencia a la fruta cortada y envasada como excepción a la orden de 1987 que restringe las importaciones a Canarias por motivos fitosanitarios, al tiempo que aclara que tampoco se excluyen de su aplicación lechugas, espinacas, coles o zanahorias envasadas si el producto o sus hojas están enteros.

También la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (Asaga) expresó su alivio por la marcha atrás del Ministerio. La organización resaltó "la celeridad con la que la Consejería ha abordado y solventado la inminente aplicación de la instrucción", que hubiera originado una "situación de vulnerabilidad" a los cultivos de la región.

Menos satisfacción ha mostrado COAG-Canarias, que no se conforma con una revisión de la instrucción. "Debe anularse", advirtió su presidente, Rafael Hernández. La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos critica que el texto reinterpreta la orden de 1987 y, además, permite la entrada en las Islas de productos de cuarta gama troceados, lavados y envasados sin aplicar garantías o controles adicionales. "Nos sorprende que el interés de algún supermercado esté por encima de los intereses generales de todos", expuso Hernández.

Sin embargo, la Consejería de Agricultura alega que la importación de estos últimos productos ya estaba autorizada, aunque debido a su corta vida útil se opte normalmente por producirlos en el Archipiélago.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook