08 de octubre de 2019
08.10.2019

Ashotel ve insuficientes las medidas del Estado para proteger el turismo

La patronal hotelera considera que el paquete de actuaciones está "poco adaptado a la realidad de Canarias"

08.10.2019 | 03:32
El presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de la provincia (Ashotel), Jorge Marichal.

"AENA debería ser valiente y no lo está haciendo", afirma Marichal

La patronal hotelera de Santa Cruz de Tenerife considera que el paquete de medidas que ha anunciado el Gobierno central para hacer frente a la quiebra de Thomas Cook es "claramente insuficiente y poco adaptado a la realidad de Canarias". El presidente de Ashotel, Jorge Marichal, confió ayer en que los representantes canarios "hagan valer la realidad de las Islas, su condición ultraperiférica y su mayor dependencia del transporte aéreo frente a otros destinos afectados" antes de que, este viernes, el Consejo de Ministros apruebe el conjunto de actuaciones.

Sobre la rebaja de tasas aeroportuarias, Marichal explicó, en un comunicado, que lo que ha hecho AENA es bonificar al pasajero y no la operativa de vuelo. Es decir, no se suprime el coste fijo que representa la tasa por aterrizaje, sino que se quita de la variable sujeta a la ocupación del avión. "Lo que necesitamos con urgencia son aviones; los turistas ya los tenemos, quieren venir, nos conocen, pero no tienen cómo", explicó el dirigente hotelero. A esta rebaja anunciada se suma la de las tasas de Enaire (que gravan el uso de la ruta aérea), que se aplicarán desde el 1 de enero. "Es absurdo. Estamos ya inmersos en nuestra temporada alta, esa medida la necesitamos ya", añadió.

Según Ashotel, AENA "debería ser valiente y no lo está siendo". "No se puede aplicar la misma vara de medir a Baleares que a Canarias", advirtió Marichal, para quien las medidas anunciadas son positivas, pero "a todas luces insuficientes". "Lo aprobado no resuelve el problema de fondo, que es la conectividad", dijo. Los hoteleros critican también que esta bonificación al pasajero "deja fuera a los españoles, porque no se tienen en cuenta los aeropuertos nacionales", lo que cree una "discriminación".

El presidente de la patronal recordó que AENA ya recoge una bonificación del 20% para Baleares entre noviembre y marzo, la temporada baja, una medida que "está muy bien", dijo, pero se pregunta por qué no sucede lo mismo con Canarias entre abril y septiembre, los peores momentos del negocio hotelero en la región.

Otra de las medidas tiene que ver con la partida de 200 millones destinados a conceder créditos en condiciones ventajosas para aquellas empresas que tengan problemas de tesorería. "Está muy bien, pero no es ningún regalo. Son créditos que se pagarán", indicó.

En cuanto al empleo, explicó que la medida dirigida a rebajar cuotas de la Seguridad Social para los fijos discontinuos no es casi aplicable en Canarias, donde esta modalidad contractual apenas se usa, ya que "nuestro destino abre todo el año, no como Baleares".

Respecto a las medidas para incentivar la promoción, Marichal defendió que el dinero lo debe recibir el Gobierno regional, porque "igual se eligen mercados en los que Canarias no tiene nada que hacer o donde nos conocen de sobra".

El presidente de Ashotel se refirió también a las medidas anunciadas por el Gobierno de Canarias: el aplazamiento del pago del IGIC y el apoyo económico para trabajadores que se puedan ver afectados. "Nosotros estamos enfocados en que no haya trabajadores afectados, por eso insistimos en que la clave está en la conectividad", dijo Marichal, quien valoró que el Ejecutivo haya recuperado el 58% de las plazas perdidas. "Hay que seguir trabajando en esa línea", concluyó.
 

Canarias pone en marcha su propio plan

El presidente canario, Ángel Víctor Torres, anunció ayer que ya se han iniciado las medidas aprobadas en el último Consejo de Gobierno para combatir los efectos en las Islas de la quiebra del turoperador británico Thomas Cook. Estas acciones están encaminadas a "incrementar la conectividad, evitar la pérdida de puestos de trabajo y aliviar económicamente a las empresas afectadas".

El jefe del Ejecutivo regional expresó ayer el "máximo compromiso" del Gobierno autonómico con las empresas y trabajadores afectados por la quiebra del turoperador y además detalló las acciones urgentes que, desde "la unidad de acción con otras administraciones públicas y los agentes sociales representativos en Canarias, se han definido en tiempo récord", destacó en un comunicado.

Estas medidas incluyen el aplazamiento de los pagos del IGIC para las empresas afectadas por la quiebra del operador turístico, la puesta en marcha de un plan de empleo en el ámbito del turismo y ayudas de 500 euros durante tres meses para los trabajadores de negocios que entren en proceso de disolución.

Turismo ha habilitado una partida de dos millones de euros para reforzar la promoción del destino en sus principales mercados emisores, lo que espera que impulse, a través del incremento de la demanda de turistas que quieran venir a las Islas, la conectividad aérea.

Además, la empresa pública Promotur Turismo de Canarias ha intensificado los contactos y gestiones con todas las aerolíneas para cubrir el hueco de plazas aéreas dejado por Thomas Cook y está reordenando la inversión en promociones para impulsar acciones y campañas orientadas al corto plazo y concentradas en los mercados de Reino Unido y Alemania.

Canarias pone en marcha su propio plan
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook