20 de septiembre de 2019
20.09.2019

El enfriamiento de la economía canaria la aleja de las regiones más ricas

La renta media en el Archipiélago es un 19% inferior a la nacional. La patronal tinerfeña calcula que el PIB crecerá este año

20.09.2019 | 01:18
Operarios trabajan en una obra de construcción.

por debajo del 2% por primera vez en el último lustro

El abismo que separa a Canarias de las regiones más ricas del país se hace más grande. Tampoco este año conseguirá el Archipiélago recortar la distancia que lo mantiene estancado entre las comunidades autónomas más pobres. Es más, de cumplirse los pronósticos de la patronal, que apuntan que la economía de las Islas crecerá entre seis y ocho décimas menos que en 2018, la brecha se ensanchará aún más. No en vano, el PIB nacional volverá a crecer este año más de lo que lo hará el PIB regional, y, además, la tendencia indica que sigue intacta la capacidad de Canarias para atraer nueva población. Así pues, el Producto Interior Bruto (PIB) per cápita -el que pone en relación la riqueza que produce un determinado territorio con su número de habitantes- seguirá alejándose de la media nacional. El PIB per cápita de España, con datos a 31 de diciembre del año pasado, es de 25.854 euros; el de las Islas, de 21.031 euros. Es decir, que la riqueza media en el Archipiélago es casi un 19% inferior, o lo que es lo mismo: cien euros de renta del español medio son solo 81 en el caso de un canario. Hace casi 20 años, en el 2000, la renta per cápita regional era prácticamente la misma que la nacional, pero desde entonces no ha cesado el proceso de empobrecimiento relativo de Canarias.

CEOE-Tenerife, la patronal de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, calcula que la economía de las Islas crecerá en 2019 un 1,6%. Así lo avanzó ayer el presidente de la organización empresarial, José Carlos Francisco, en la presentación del informe sobre el comportamiento de la economía del Archipiélago en el segundo trimestre del año y de las previsiones de cierre de ejercicio. Por su parte, la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), la patronal de la provincia de Las Palmas, es ligeramente más optimista y prevé una subida del PIB autonómico del 1,8%, según vaticina su secretario general, José Cristóbal García. En cualquier caso, las dos patronales coinciden en que la economía crecerá sensiblemente por debajo del 2%. Si sus cálculos se cumplen, el PIB aumentará menos de dos puntos por primera vez en el último lustro. En 2015 creció un 3% y en 2016 incluso experimentó un alza del 3,4%. En 2017 se quedó en el 2,7% y el año pasado, en un 2,4%. La desaceleración ya era así evidente, pero el enfriamiento se ha agravado en 2019, cuando la gran mayoría de los indicadores certifican que la economía canaria ha entrado en fase decreciente.

José Miguel González, nuevo director del departamento de Consultoría de Corporación 5 -la firma que fundó Francisco y que elabora los informes trimestrales de la CEOE-, explicó que el inicio de ese ciclo recesivo es un hecho a pesar de que el comportamiento de la economía en los dos primeros trimestres del año no fue tan malo como se preveía. La confederación calcula que el PIB nacional crecerá un 1,9%, tres décimas más que el del Archipiélago, con lo que la economía regional sufrirá algo más las distintas amenazas que se ciernen sobre Europa. González citó los peligros que para el crecimiento suponen el empuje de los destinos turísticos competidores, como Túnez o Egipto; la posible subida de los precios del crudo por los ataques al petróleo saudí; el contexto internacional, con el brexit y la guerra comercial; y ahora también el contexto nacional, con nuevas elecciones y sin margen en el Gobierno para emprender reformas fiscales.

En cuanto al empleo, el paro se estabiliza en el 20% condicionado por una población activa cuyo extraordinario crecimiento ha impedido que se notara más la creación de puestos de trabajo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook