06 de septiembre de 2019
06.09.2019

Plan de choque para atajar el colapso en las oficinas de la Seguridad Social

La atención al público abrirá los lunes y miércoles por la tarde y está previsto que lleguen refuerzos desde Madrid

05.09.2019 | 23:57
Gloria Redondo, durante el encuentro que mantuvo el pasado miércoles con el delegado del Gobierno en las Islas, Juan Salvador León.

Los representantes sindicales dicen que el servicio es deficitario

Un plan de choque para atajar el colapso que padece el servicio de atención de la Seguridad Social, sobre todo en la provincia de Las Palmas. Las oficinas abrirán sus puertas al público también por las tardes -solo lunes y miércoles- durante los dos próximos meses. Además, llegarán refuerzos desde Madrid, seis funcionarios que permanecerán un mes en las Islas.

"En la provincia de Santa Cruz de Tenerife van escapando", aseguró ayer Gustavo Martín, vocal de UGT en la comisión ejecutiva del organismo público. Según sus palabras, eso no significa que cuenten con el personal necesario para prestar el servicio con total normalidad.

A juicio de los sindicatos, es esa falta de efectivos humanos la principal responsable de que el servicio se preste de manera deficiente. Coinciden en ello con la directora general del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), Gloria Redondo, que estuvo desde el inicio de esta semana en la capital grancanaria conociendo de primera mano el problema y diseñando las posibles soluciones.

"Alguien que se jubile puede quedarse sin cobrar la pensión el primer mes por no conseguir cita previa y resultarle imposible completar el trámite", señaló Martín. Evidentemente, cuando logra arreglar los papeles, percibe todo lo que le corresponde con carácter retroactivo, pero el daño de no tener ingresos en el momento preciso ya está hecho.

Su homóloga de CCOO, Hortensia Rodríguez, relató el caso de una trabajadora que optó por irse "a Fuerteventura a tramitar su maternidad, porque allí sí" logró que le dieran hora.

Redondo, que el pasado miércoñes se entrevistó con el delegado del Gobierno central en Canarias, Juan Salvador León, recordó que con la llegada de la crisis se recortó drásticamente la cobertura de las vacantes que se producían en este y otros muchos servicios públicos. No obstante, la directora general incidió en la obligación de que los ciudadanos reciban un servicio óptimo.

De ahí el plan de choque que ha diseñado. La apertura de las oficinas lunes y miércoles en horario vespertino se cubrirá con los funcionarios que, de manera voluntaria, se ofrezcan. Recibirán una remuneración por ello. Como la relación de puestos de trabajo está cubierta solo en un 60% en el conjunto del país -en las Islas faltan unos 40 trabajadores-, hay un excedente presupuestario que servirá para atender esas gratificaciones. "Los recursos están ahí", según expuso Redondo.

Tanto ella como los representantes de los trabajadores reconocieron desconocer la dimensión del tapón, que ha ganado tamaño durante los últimos años. Resulta imposible saber cuántas personas intentan obtener cita previa sin éxito y se dirigen a una oficina a probar suerte.

La directora general del INSS apuntó que en el plazo de "uno o dos meses" podrá conocerse el problema al detalle. En función de ello, se tomarán nuevas decisiones, entre las que no descartó prolongar la presencia de funcionarios de otros lugares o ampliar la apertura vespertina.

"En enero se resolverá un concurso" que incluye plazas en Canarias, explicó la directora general y que servirá para cubrir "las plazas vacantes". Mientras tanto, se paliarán las carencias con personal interino.

No obstante, Redondo sostuvo que no todo el problema es de recursos humanos. Las herramientas informáticas también se engrasarán de inmediato .

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook