18 de agosto de 2019
18.08.2019

El 'brexit' asusta a los británicos y sus reservas para el invierno caen un 11%

El retraso en la desconexión de la Unión Europea (UE) permitió que la llegada de visitantes procedentes de Reino Unido creciera un 1,4% hasta junio

18.08.2019 | 01:32
Una guagua del TUI recoge a turistas en el aeropuerto de Gran Canaria.

Las plazas aéreas aumentan un 0,9% en invierno

La incertidumbre sobre el brexit, que mantiene en vilo a Europa por sus consecuencias comerciales, económicas y sociales, comienza a tener sus primeros efectos turísticos a medio plazo en Canarias. Los británicos empiezan a inquietarse y a mostrarse más precavidos, por lo que retrasan la toma de decisiones sobre sus viajes, a la espera de cómo será esa salida de la Unión Europea que, a priori, se plantea brusca y complicada. Esa dilación a la hora de optar por un destino al que viajar comienza a sufrirla el Archipiélago, que ve cómo las reservas desde su principal mercado descienden un 11% para el próximo invierno, según los datos que maneja la empresa pública Promotur Turismo de Canarias.

A pesar de este retraso a la hora de programar sus viajes, los turistas de Reino Unido que finalmente elijan las Islas como destino se encontrarán con un aumento del número de plazas, pues la capacidad aérea crece ligeramente, un 0,9% respecto al último invierno, pasando de 2.340.748 plazas a 2.361.872, es decir, 21.124 asientos más.

La prórroga del brexit, con varias fórmulas fallidas y víctimas políticas incluidas desde el referéndum del 23 de junio de 2016, ha dado un respiro a la temporada estival. De momento, con la salida de Europa aplazada hasta el 31 de octubre, los británicos siguen siendo fieles a las Islas y la industria aérea mantiene prácticamente la misma capacidad aérea del pasado año, con 3.230.450 plazas ofertadas.

Las reservas de viaje de los británicos para este verano apenas caían un 1% hasta junio, un mes en el que además creció la afluencia de turistas procedentes de Reino Unido en un 2,7% hasta alcanzar los 421.451 visitantes, según los datos de Frontur recogidos por el Istac. De hecho, la llegada de visitantes británicos es ha incrementado un 1,4% durante los seis primeros meses de 2019, un periodo en el que llegaron al Archipiélago 2.461.859 turistas desde Gran Bretaña.

En el primer semestre del año, la isla que más sufrió el descenso del turismo procedente de Reino Unido fue con gran diferencia La Palma, con un 27,6% menos, seguida por Gran Canaria, con una caída del 8,4%. En el lado opuesto se situaron Lanzarote y Tenerife, islas en las que la llegada de visitantes británicos aumentó un 4,3% y un 3,9%, respectivamente, entre enero y junio.

Si bien la capacidad aérea con Reino Unido aguanta gracias a la tardanza de su salida de Europa, no corren la misma suerte los mercados alemán y nórdico, cuya capacidad aérea se ha reducido de forma importante este verano. En el caso germano, el descenso es del 21,1% -la quiebra de Germania ha supuesto 600.000 plazas anuales menos hacia el Archipiélago-, mientras que en el caso de Finlandia, Noruega, Dinamarca y Suecia la caída es del 7,5%. El recorte conjunto de la oferta en estos mercados es de 397.154 asientos.

La situación económica de Alemania, cercana a la recesión, ha provocado un descenso del 2% en este mercado. Este hecho, unido al regreso de más destinos competidores y, por lo tanto, más opciones entre las que escoger y una mayor fragmentación de los flujos turísticos, ha provocado una caída del 17% de las reservas hacia Canarias en esta temporada estival.

La misma línea descendente se seguirá de cara al invierno, cuando la capacidad aérea del mercado germano sufrirá un retroceso del 14% y la del mercado nórdico, del 19,2%. Un descenso de 346.692 plazas que, con toda seguridad, frenará la llegada de turistas a las Islas, según valora la empresa pública dependiente de la Consejería de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias.

Una tendencia a la baja que se acentuará en los próximos meses, cuando continúen los recortes de capacidad aérea motivados por la adversa situación por la que atraviesa la industria en Europa. Turoperadores como Thomas Cook están poniendo a la venta sus divisiones aéreas ante las pérdidas acumuladas y otras aerolíneas con dificultades están acometiendo procesos de racionalización de costes y concentración de negocio en las rutas más rentables, lo que puede excluir a Canarias debido a su situación geográfica.

Plazas aéreas

2.361.872

La capacidad aérea entre Canarias y Reino Unido creció respecto al último invierno, pasando de las 2.340.748 plazas de 2018 a las 2.361.872 de 2019, es decir, 21.124 asientos más.

Turistas británicos

2.461.859

La llegada de ciudadanos anglosajones a las Islas aumentó entre enero y junio de 2019, alcanzando los 2.461.859. En junio, este crecimiento fue mayor, con un 2,7% más que en el mismo mes de 2018 y un total de 421.451 turistas británicos, según los datos de Frontur.

La Palma

-27,6%

La isla que más sufrió la caída del turismo procedente de Reino Unido fue La Palma, con un 27,6% menos, seguida por Gran Canaria, con un descenso del 8,4%

Lanzarote

4,3%

Lanzarote, con un 4,3%, y Tenerife, con un 3,9%, son las islas que experimentaron un ligero aumento de los visitantes británicos entre enero y junio.

Caída alemana y nórdica

-397.154

Con un descenso del 21,1% en Alemania -donde la quiebra de Germania ha supuesto 600.000 plazas anuales menos hacia Canarias- y un 7,5% menos en Finlandia, Noruega, Dinamarca y Suecia, en total ambos mercados suman 397.154 asientos menos

Menos reservas

-17%

El mercado emisor total alemán ha bajado un 2% debido a la mala situación económica del país y la incorporación de más destinos competidores, por lo que las reservas hacia Canarias cayeron un 17% de cara a la temporada estival

Capacidad aérea en invierno

-346.692

De cara al invierno, los mercados germano y nórdico sufrirán un descenso de 346.692 plazas, una caída que Promotur considera que frenará la llegada de turistas a las Islas.

El turismo nacional compensa la caída del foráneo al crecer un 16,9% a lo largo del primer semestre de este ejercicio

El turismo nacional y el internacional se han convertido en la cara y la cruz del sector en las Islas. La esperanzadora recuperación del primero compensa la inevitable caída del segundo, motivada por cuestiones económicas exógenas como la quiebra de varias compañías aéreas o la recuperación de los destinos competidores, entre otras.

Hasta un 16,9% se incrementó la llegada de visitantes peninsulares y canarios entre enero y junio de 2019 y los datos que maneja Promotur Turismo de Canarias apuntalan esta positiva senda, con cifras récord de plazas aéreas desde la Península hacia Canarias en 2019. En verano, esta capacidad crece un 9%, con 262.016 plazas más, mientras que las interinsulares lo hacen un 3,1%, con 116.622 asientos más. Una tendencia que en invierno se mantendrá ascendente, aunque en menor medida, con un aumento del 3,9% de los asientos en los trayectos Península-Canarias y un 5,2% más entre islas.

Con estos datos en la mano, las perspectivas de la empresa pública dependiente de la Consejería de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias es que el número de turistas peninsulares se sitúe este año muy cerca de los dos millones, con un 12% más y un amplio margen de crecimiento en este mercado emisor, que alcanzó su máximo en 2007 con la llegada de 2,7 millones de turistas desde el resto del Estado.

Descenso extranjero

En el lado oscuro se encuentra la afluencia de visitantes foráneos, que bajó un 3,1% entre enero y junio. Factores externos como el regreso de destinos turísticos de sol y playa del Mediterráneo que han dejado atrás su inseguridad y?la citada incertidumbre creada en torno al brexit se suman al empeoramiento de la economía alemana y las inusuales altas temperaturas en ciertos puntos de Europa, que se han convertido en inesperadas y rentables alternativas vacacionales. Capítulo aparte merece el terremoto sufrido por compañías aéreas de gran peso para el Archipiélago, como Monarch, Air Berlin, Nikki y Germania, el incierto escenario que ha abierto Ryanair con el más que probable cierre de sus bases en las Islas y la reestructuración de Norwegian.

Con este ying y yang turístico, Promotur prevé que 2019 se cierre con un montante total de turistas que girará en torno a los 15 millones, lo que significaría regresar a los niveles de 2016, un año calificado como "espectacular" por el sector, puesto que registró un crecimiento de 1,7 millones de turistas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook