16 de julio de 2019
16.07.2019

Los precios de los alquileres se disparan en Canarias hasta el máximo histórico

El recibo en los grandes municipios turísticos es inasumible para el isleño medio

16.07.2019 | 00:28
Santa Cruz de Tenerife es una de las 25 capitales de provincia del país con los alquileres en máximos históricos.

El coste supera por primera vez en la historia los diez euros por metro cuadrado con las dos capitales también en máximos

Los precios de las viviendas también están subiendo en el Archipiélago. No tanto como los alquileres, que están en máximos históricos, pero sí de manera considerable en el último año. Las casas se han encarecido al calor de la demanda extranjera, que ya no se limita a los ingleses y alemanes. De hecho, buena parte de la subida tiene que ver con la presión al alza que ejercen sobre los precios los compradores belgas, rusos e italianos, lo que repercute en un mayor coste para las familias y residentes canarios. Es decir, alquilar una casa cuesta más que nunca y comprarla se está encareciendo, un escenario cada vez más complicado en una Comunidad Autónoma con el sueldo medio entre los más bajos del país.

El último informe sobre la vivienda en la costa de la sociedad de tasación Tinsa, que se realiza a partir de los precios de mercado que se fijan en las tasaciones para la firma de hipotecas, revela que la subida de los precios en el último año (entre el primer trimestre de 2018 y el primer trimestre de este año) es generalizada. Solo hay dos excepciones.

En La Laguna (1.132 euros por metro cuadrado) y San Bartolomé de Tirajana (1.484 euros) sale más barato comprar casa que hace un año, pero en todos los demás municipios analizados (todos los que tienen costa, la gran mayoría) resulta más caro. En Gran Canaria, el coste medio sube un 13% en Arucas (1.126 euros el metro cuadrado), un 12% en Telde (1.169 euros), casi un 8% en Mogán (2.146 euros) y cerca de un 5% en la capital (1.475). En Tenerife, las mayores subidas se producen en Granadilla (1.331 euros, un 19% más), Candelaria (1.551 euros, 15%), Arona (1.562 euros, 14%) y, sobre todo, Adeje. Este último, municipio eminentemente turístico, es el único en que el precio medio (2.202 euros por metro cuadrado) supera ya el de la década anterior, aún en tiempos de burbuja. Ya es un 3,8% mayor que entonces. Por islas, las subidas son de un 5% en Tenerife (con demanda creciente de belgas y rusos en el sur), 4,1% en Gran Canaria (con cada vez más italianos), 5,6% en Fuerteventura (ingleses, belgas e italianos), 9,5% en Lanzarote (sobre todo por Tías, que tiene el precio medio más alto de Canarias con 2.313 euros, y el capital italiano) y 8,3% en La Palma. En La Gomera y El Hierro se registra una caída media conjunta del 4,4%, si bien su peso en el total es menor.

Las casas en Adeje ya valen más que en los años de burbuja

Alquilar una vivienda en Canarias nunca ha sido tan caro. El precio medio se ha desbocado hasta superar por primera vez en la historia los diez euros por metro cuadrado, y las dos capitales de provincia de las Islas están entre las 25 de todo el país con los alquileres en máximos (10,5 euros en Las Palmas de Gran Canaria y 8,5 en Santa Cruz de Tenerife). Por si fuera poco, el recibo se encarece aún más cuanto más turística es la zona en que se quiere residir, de ahí que el mercado esté prácticamente prohibido para los canarios en municipios como San Bartolomé de Tirajana, Mogán, Arona o Adeje. Arrendar un piso de cien metros cuadrados en estos lugares puede llegar a costar unos 1.500 euros mensuales.

Es precisamente el extraordinario encarecimiento de los alquileres en los municipios turísticos, algo en lo que tienen mucho que ver el boom de la vivienda vacacional y la escasez de nuevas construcciones, el que está tirando al alza de los precios en todo el Archipiélago. La oferta residencial en las localidades de más atractivo para los turistas es inexistente o inasumible para el común de los canarios (un alquiler de 1.500 euros supera en 58 euros el sueldo medio que, según Adecco, se cobra en las Islas), con lo que el profesional que tiene que instalarse por largo tiempo se ve forzado a buscar casa en los municipios colindantes. Así que también en estos la demanda se multiplica. Y, con ella, los alquileres. En casos se trata, además, de municipios con un mercado reducido, donde unos pocos están haciendo un negocio impensable hace solo unos años gracias a los expulsados de las zonas turísticas cercanas.

Los datos publicados ayer por el portal inmobiliario Idealista muestran que alquilar en Canarias costaba el mes pasado una media de 10,1 euros por metro cuadrado, un 1,8% más que en mayo y un 7% más que hace un año. No solo es el segundo máximo histórico consecutivo tras los 9,9 euros de mayo, sino la primera vez en la historia que el recibo medio del alquiler supera los diez euros por metro cuadrado. En 2007, aún en la burbuja, el recibo medio era de 9,2 euros por metro cuadrado. La carestía es aún mayor en la provincia de Las Palmas, con el coste del alquiler en 10,7 euros el metro cuadrado frente a los 9,2 de la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook