10 de julio de 2019
10.07.2019

222 canarios aportan más a Hacienda que los 343.500 con rentas más bajas

Las Islas tienen más ricos que nunca

10.07.2019 | 01:48
Un pasajero de un superyate de lujo atracado en un puerto de Canarias.

Aumenta un 25% el número de contribuyentes que ingresan al año más de 601.000 euros España captó el año pasado cien grandes fortunas

Canarias tiene más ricos que nunca. Por primera vez hay en la Comunidad Autónoma más de 200 personas que declaran retribuciones superiores a los 601.000 euros anuales. Así lo pone de manifiesto la estadística de los declarantes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) correspondiente al ejercicio fiscal de 2017, es decir, el que se liquidó el año pasado. Los datos que acaba de publicar la Agencia Tributaria revelan que son exactamente 222 los residentes en el Archipiélago que ingresan más de 601.000 euros en un año. Entran en los ingresos las pensiones, las prestaciones por desempleo y sobre todo los salarios. En 2013, cuando la economía y la sociedad isleñas aún estaban sumidas en la crisis, solamente fueron 72 los contribuyentes de las Islas con remuneraciones por encima de 601.000 euros, de modo que el número se ha triplicado en solo cuatro años una vez superada la recesión. Una tendencia que también se observa en cifras nacionales, aunque menos acentuada. Las rentas del tramo más alto de ingresos se duplicaron en el conjunto del país entre 2013 y 2017, de 4.553 a 9.344. Con todo, la estadística del IRPF no es el único indicador de la recuperada vitalidad del grupo de los adinerados. Justamente ayer se dio a conocer el último World Wealth Report (informe de riqueza mundial) de Capgemini, la multinacional francesa del sector de la consultoría, un análisis que descubre que España captó en 2018 cien grandes fortunas provenientes de otros países.

Las cifras que maneja la Agencia Tributaria evidencian que el incremento de las rentas muy altas, esas de más de 601.000 euros (unos cien millones de las extintas pesetas), se produce también en las rentas altas a secas, esto es, las que superan los 60.000 euros anuales. Hasta 25.165 canarios o residentes en Canarias (hay que vivir un mínimo de 184 días en territorio español para poder declarar por el IRPF, ya que en caso contrario la declaración tiene que presentarse por el Impuesto sobre la Renta de No Residentes) ingresaron en 2017 un mínimo de 60.000 euros. No solo son 2.269 más que en el anterior ejercicio, el de 2016, sino que, además, son 3.436 más de los que había en 2007, que fue el año en que la crisis de las hipotecas subprime o basura en los Estados Unidos dio el pistoletazo de salida a la recesión mundial. En otras palabras: el Archipiélago no solamente tiene por primera vez hasta 222 ricos, al menos por primera vez desde que existen registros oficiales, sino que también tiene ya más contribuyentes en los tramos altos de la estadística que antes del estallido de la crisis.

A pesar del crecimiento experimentado por las rentas altas una vez quedaron atrás las estrecheces económicas, aquellas apenas representan un 2,99% del total de declarantes del IRPF en la Comunidad Autónoma. O lo que es lo mismo: solamente tres de cada cien contribuyentes de la región reciben retribuciones de, como poco, 60.000 euros al año. Sin embargo, su aportación conjunta a la Hacienda pública supone prácticamente un 32% del total. Es decir, de un 3% de los declarantes salen más de tres de cada diez euros que el fisco recauda por el IRPF en las Islas. Es la progresividad del impuesto, que es el principio tributario en virtud del cual la persona aporta al sistema en función de su capacidad económica, la que explica por qué esos 222 ricos contribuyen en mayor cuantía que los 343.500 isleños con las rentas más bajas.

En 2018 fueron exactamente 343.529 los canarios que declararon sueldos, pensiones o subsidios por desempleo de menos de 12.000 euros anuales o mil mensuales. Constituyen el 40,7% de los contribuyentes del Archipiélago, 40 de cada cien o cuatro de cada diez, pero únicamente aportan al fisco un 1,2% del total de la recaudación por IRPF en las Islas. En el otro extremo, las 222 rentas altas que hay en la región aportan un 3,11% de lo que la Agencia Tributaria recauda en la Comunidad Autónoma por la declaración de la renta. En términos cuantitativos, los 343.529 canarios ubicados en los tramos más bajos del IRPF contribuyeron al sostenimiento de las arcas públicas con algo menos de 30 millones de euros, mientras que los 222 ricos aportaron casi 78.

El mayor peso de la recaudación lo siguen soportando, eso sí, las clases medias. Quienes ingresan entre 12.000 y 60.000 euros anuales aportan al fisco hasta un 67% de la recaudación por el IRPF en Canarias.

En cualquier caso, la tendencia a que cada vez sean más los ricos es perceptible en las Islas y también en España. Y no solo ricos, sino directamente millonarios. El World Wealth Report calcula que hay en todo el país 224.300 grandes fortunas, cien más que en 2017. España se sitúa así en la séptima posición del particular ranking de países europeos con más millonarios tras Alemania, Francia, Reino Unido, Suiza, Italia y Holanda. A nivel mundial España está en el decimocuarto lugar.

las cifras

40,7% rentas bajas Los algo más de 343.000 canarios que declaran menos de 12.000 euros anuales representan más de un 40% del total de declarantes.

2,99% rentas altas Las rentas altas (de un mínimo de 60.000 euros anuales) apenas representan un 3% del total en Canarias, es decir, tres de cada cien.

224.300 millonarios en España El informe de riqueza mundial de la multinacional Capgemini calcula que España cerró 2018 con 224.300 millonarios, cien más que en 2017.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook