20 de junio de 2019
20.06.2019

Hoteles para dar lecciones del gran vivir

Un programa presentado en la dirección del Gran Meliá Colón de Sevilla expande nuestra cultura por el mundo

20.06.2019 | 00:45
El guitarrista flamenco Tomatito

Los hoteles compiten denodadamente por ofrecer el máximo confort para atraer a sus clientes. Algunos incluso aspiran a llegar a convertirse en escuelas donde impartir lecciones del gran vivir, de nuestro particular modo de entender la vida, con el fin de que el mundo entero pueda compartirla.

Con un concierto del guitarrista flamenco Tomatito en Sevilla ha comenzado la campaña de la marca Gran Meliá para exportar todo lo que esto significa en nuestro país, el segundo más turístico, poblado de ricas joyas arquitectónicas y sublimes valores culturales, esclarecedores testimonios de nuestro pasado, que realzan el gusto por el disfrute de la noche, la gastronomía, las interminables sobremesas y, claro, la siesta, un placentero deporte netamente nacional.

"El concepto de lujo en España va unido a la atención cercana y exquisita al cliente", explica Alba Bustamante, responsable de marketing del negociado de lujo de la cadena, en la presentación del programa 'Lecciones del gran vivir', inaugurado en el Gran Meliá Colón de Sevilla, el hotel de los toreros impulsado por Alfonso XIII hace 90 años para alojar a los visitantes que acudieron a la capital hispalense a la Exposición Iberoamericana de 1929. Este hotel, que abrió sus puertas con el nombre de 'Majestic,' en honor al Rey, para mejorar la oferta de la ciudad durante la muestra universal, fue el primero de la época en contar con cuarto de baño en todas las habitaciones, hoy dedicadas a los grandes maestros de la pintura española del siglo XVII, a un paso de la Catedral, la Giralda y los Reales Alcázares.

Tomatito, acompañado de un cuadro de cantaores y músicos entre los que se encontraba su hijo, dio el pistoletazo de salida a la temporada de verano en los hoteles premium de este grupo, decidido a animar las noches con música en las terrazas de sus establecimientos más glamurosos de Sevilla, Mallorca y Madrid. Además de las veladas musicales, Gran Meliá añadirá la artesanía a la gastronomía en el Hotel del Mar, una joya arquitectónica mallorquina, y ofrecerá largas y atractivas sobremesas con personajes del mundo del arte y de la cultura en el prestigioso Palacio de los Duques, en pleno corazón del Madrid de los Austrias.

"Queremos exportar estas experiencias a los hoteles que vamos a abrir en Asia y África y a los que ya tenemos en América, China y Roma", añade Alba Bustamante. En la ciudad china de Chengdu, capital de la provincia de Sichuan, la cadena mallorquina inaugurará este año un cinco estrellas superior para disfrutar de la belleza del imponente Buda de Lesha o degustar el exquisito té verde de las estribaciones del Himalaya que rodea la ciudad. En el Parque Nacional de Iguazú, en Argentina, Gran Meliá cuenta desde diciembre con el primer hotel de gran lujo frente a una de las maravillas del mundo con vistas a las espectaculares cataratas. La tercera aventura internacional de máximo glamur estará en las tierras altas del norte de Tanzania, en la falda del Monte Meru y el Kilimanjaro, el corazón de los safaris del país africano, donde también pondrá una pica el estilo de vida español.

"Hemos comenzado con las noches musicales del Colón de Sevilla" para mostrar la cultura, los valores y nuestras raíces a través de una experiencia de auténtico lujo compartiendo con los clientes nuestra forma de entender la vida, continúa Bustamante en la azotea de este emblemático hotel a dos minutos a pie del Museo de Bellas Artes donde se organiza para el mes de octubre una exposición del escultor renacentista Juan Martínez Montañés tras el abrumador éxito cosechado el año pasado con la muestra de la obra de Murillo.

La oferta premium de Sevilla incluye una visita privada en coche de caballos para subir después peldaño a peldaño a la azotea de la Iglesia de El Salvador, un recorrido por las Casas Palacio hispalenses, entre las que destaca la de la condesa de Lebrija, un traslado en helicóptero a Granada para disfrutar de la Alhambra con las explicaciones de un historiador y un espectáculo de flamenco en el trianero restaurante Abades.

"Los clientes disfrutan de estas experiencias a las que unimos en Semana Santa la visita a uno de los pasos sevillanos en una iglesia", celebra Jacopo Mossio, encargado de todos los detalles para satisfacer las necesidades de los turistas que se hospedan en este hotel, sobre todo, americanos e ingleses pero también españoles.

En su apuesta por la artesanía, el equipo de la cadena hotelera ha confiado en las manos expertas de la ceramista Andrea Zarraluqui, cuyos platos serán usados en Mallorca para disfrutar del menú de temporada que elabore la chef Marga Coll en el Hotel de Mar con productos de la tierra.

En las sobremesas, el mejor momento para la conversación, 'Lecciones del gran vivir' atraerá hasta el Palacio de los Duques de Madrid a reconocidos personajes de la cultura y el espectáculo que comerán con los clientes del señorial hotel en Dos Cielos, el restaurante de los televisivos hermanos Torres, Sergio y Javier.

"Queremos convertir la cultura nacional en un valor internacional reconocido", concluye Bustamante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook