10 de junio de 2019
10.06.2019

Los ladrones roban en una tienda del Archipiélago cada seis horas

Los percances en los comercios les cuestan a las aseguradoras unos 15.500 euros diarios

10.06.2019 | 06:07

Los ultramarinos son las principales víctimas de los cacos en la Comunidad Autónoma

Los comercios canarios sufren un robo o daños por intento de robo cada seis horas. O lo que es lo mismo: los ladrones entran en una de las tiendas del Archipiélago cada jornada laboral. Aunque la patronal explica que la seguridad de los establecimientos ha mejorado considerablemente en los últimos años, también reconoce que el mayor problema está en los ultramarinos, donde se contabiliza el mayor número de sucesos de este tipo. En general se trata, además, de pequeñas y medianas empresas (pymes), con lo que sufrir un asalto puede arruinar el mes. No en vano, el coste medio de los robos en los comercios de la Comunidad Autónoma supera los mil euros tanto en la provincia de Las Palmas como en la de Santa Cruz de Tenerife, y en esta última casi llega a 1.200 euros.

El último informe Estamos seguros, correspondiente al ejercicio de 2017 y que elabora la Asociación Empresarial del Seguro, la Unespa, revela que a lo largo de ese año se contabilizaron en las tiendas de las Islas un total de 14.385 percances de todo tipo. Entran ahí los daños por agua (por rotura de tuberías o de sanitarios, por ejemplo), por cristales, por averías en la instalación eléctrica, por incendios, por vientos o lluvias fuertes, etcétera. Y también por robos. Estos últimos representan casi un 11% de los percances que sufren los comercios a lo largo de un año. Así pues, de cada diez partes que los establecimientos de la región envían a sus aseguradoras, uno es por culpa de los ladrones. En 2017 fueron, por tanto, unos 1.582 robos los que sufrieron las tiendas de Canarias, o más bien las tiendas que cuentan con el correspondiente seguro, que son las incluidas en el análisis de la Unespa. Una media de más de cuatro casos cada día y de uno cada seis horas. El coste medio de uno de estos sucesos en el Archipiélago es de 1.115 euros (de 1.062 euros en la provincia de Las Palmas y de hasta 1.168 euros en la demarcación de Santa Cruz de Tenerife), algo por debajo de la media nacional, que alcanza los 1.300 euros.

El presidente de la Confederación Canaria de la Pequeña y Mediana Empresa (Cecapyme), José Juan Socas, explica que en los últimos años sí se ha percibido cierto incremento en el número de robos en los comercios canarios, al menos en los de la provincia de Las Palmas, un hecho que, a su juicio, está directamente relacionado con los índices de pobreza que padece la Comunidad Autónoma. En definitiva con el mayor número de personas en dificultades socioeconómicas al que dieron lugar los muchos años de crisis. El presidente de Cecapyme en ningún caso criminaliza a las personas que se ven abocadas a hurtar para cubrir necesidades básicas, pero sí entiende que el aumento de los casos tiene que ver en parte con este fenómeno. Eso sí, Socas puntualiza que ni el número ni la importancia de los robos que se producen en los comercios de Canarias tienen que ver con los que sufren los establecimientos de comunidades como Madrid, lo que también corroboran los datos de Unespa. De hecho, el coste medio de los robos en la capital es de cerca de 1.400 euros, una cifra superior a la de los casos que se registran en las Islas pero que aun así se queda pequeña en comparación con los más de 2.000 euros de Valladolid o los casi 2.500 de Segovia, donde los ladrones perpetran los atracos de más cuantía o que más daños causan del país.

El secretario general de la Federación de Áreas Urbanas de Canarias (Fauca), Abbas Moujir, no cree que el aumento del número de robos en el comercio al que alude Socas sea tan perceptible, cuando menos no en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Sí coincide plenamente en que son las tiendas de ultramarinos las más castigadas. Moujir asegura que el nivel de seguridad ha crecido en los últimos años, gracias, entre otras razones, a la labor policial. "La Policía Nacional reúne a las empresas, a los representantes de las zonas comerciales abiertas y de las grandes superficies dos veces al año, y ahí se nos explican los pormenores de los planes de seguridad en campañas como las de Navidades", ahonda el secretario general de Fauca, a quien le preocupa, "sobre todo", determinados momentos del año, como los de mayor afluencia de cruceros en los puertos, en los que las bandas de ladrones se organizan para asaltar los comercios y hacer su particular agosto.

Los percances de todo tipo (ya no solo robos, sino también averías, roturas, etcétera) les cuestan a las aseguradoras 14.100 euros diarios en la provincia de Las Palmas y 16.800 en la tinerfeña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook