04 de junio de 2019
04.06.2019

Uno de cada cuatro residentes en las Islas superará los 65 años en 2033

El CES aconseja adoptar "con urgencia" una estrategia para el reto demográfico que aborde las particularidades de cada isla

04.06.2019 | 05:10
Las proyecciones demográficas indican que más de 577.000 canarios tendrán 65 o más años de edad en 2033.

El Banco de España demanda reformar las pensiones

La publicación, esta semana, del informe anual del Banco de España, en el que reclama una pronta reforma del sistema de pensiones, ha coincidido con la emisión de otro documento, en este caso de ámbito autonómico, que pone sobre la mesa la necesidad de abordar el "reto demográfico" con el objetivo, entre otros, de prevenir sus efectos sobre el pago de las prestaciones por jubilación. En su informe sobre la estrategia nacional en esta materia -solicitado por el Gobierno regional-, el Consejo Económico y Social (CES) de Canarias aconseja abordar "con urgencia" las consecuencias del envejecimiento de la población, que se traducirá, en un plazo tan cercano como 2033, en que 577.309 habitantes de las Islas -prácticamente uno de cada cuatro, el 23,1%- tendrán 65 o más años de edad.

Según el órgano consultivo, este fenómeno debe ser afrontado mediante "una estrategia propia que reconozca y afronte la realidad de cada una de las islas de manera específica". Aunque la edad media de la población del Archipiélago se elevará desde los 42 años de la actualidad a los 46 previstos para 2033 -según las proyecciones que realiza el Consejo basándose en las estimaciones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF)-, cada uno de los territorios insulares vivirá este proceso de envejecimiento de manera diferente. Así, la isla con una edad media más elevada será El Hierro (49,2), mientras que la más baja la registrará Fuerteventura (43,8). En cambio, el envejecimiento más acelerado corresponderá a Fuerteventura, que elevará su edad media en 5,4 años en este periodo. La Gomera, que seguirá siendo una de las islas más envejecidas, será en la que menos aumente la media de edad de su población respecto a la actual (3,1).

Canarias es una de las regiones más expuestas a este proceso de envejecimiento debido a sus bajas tasas de natalidad y fecundidad. Sin embargo, todavía no lo vive con tanta intensidad como consecuencia del aporte de la inmigración. De hecho, el porcentaje de la población que ya ha llegado a los 65 años de edad se encuentra en las Islas por debajo de la media nacional -16% frente a 19,2%- y seguirá estándolo en 2033 -23% frente a 25%-, según las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), que no son las que utiliza el CES pero que en este caso coinciden con sus propias estimaciones. En 2050 habrá en España 15,7 millones de personas de 65 o más años, algo más del 31% del total de la población, a tenor de los cálculos del INE. Aunque el instituto no ofrece datos por comunidades, de seguir el ritmo previsto para 2033, a mediados de siglo el Archipiélago podría rozar el millón de mayores, con lo que podría llegar al 33% del total y superar la proporción nacional.

Esto explica el hecho de que Canarias sea una de las cuatro comunidades autónomas que, en la actualidad, podrían costear con sus propios recursos el pago de las pensiones de jubilación. Se trata de un escenario hipotético, porque el sistema de prestaciones es único para toda España -se nutre de las cotizaciones de todos los trabajadores del país que se dirigen, de forma solidaria, a abonar las pensiones de todos los jubilados- y no hay motivos para pensar que vaya a dejar de ser así. No obstante, estudios como el realizado recientemente por el BBVA han abordado un análisis territorial para destacar las diferencias demográficas y económicas entre regiones.

El informe del CES se hace eco de las conclusiones del trabajo de la entidad financiera, del que se desprende que el Archipiélago cuenta con 4,5 afiliados a la Seguridad Social por cada pensionista, más del doble de la ratio mínima -dos- por debajo de la cual el sistema entraría en déficit. Pero el organismo consultivo va más allá. Cruzando los datos de afiliación y pensiones en octubre de 2018, permite apreciar notables diferencias entre islas. En las orientales -que reciben mayores flujos de inmigración y presentan la edad media más baja- la proporción entre cotizantes y beneficiarios de prestaciones es mucho más elevada: 8,1 en Fuerteventura y 6,9 en Lanzarote. En el extremo opuesto se sitúan las islas verdes: La Palma registra una relación de tres a uno y La Gomera y El Hierro se quedan en 2,8. En medio figuran Tenerife y Gran Canaria, con 4,6 y 4,2, respectivamente.

En el contexto de envejecimiento progresivo que vive España, el Banco de España ha urgido a reformar el sistema de pensiones antes de que el votante medio siga haciéndose mayor. El organismo teme que, a medida que la edad media se eleve, será "políticamente más difícil" adoptar medidas que garanticen la sostenibilidad sin cargar el peso de su coste sobre las generaciones futuras. Los cálculos del Banco apuntan hacia un futuro en que el gasto en pensiones crezca hasta un punto en que sea inviable seguir financiándolo solo con cotizaciones.

El 'efecto Venezuela' sobre la población durará 10 años

El informe del Consejo Económico y Social (CES) de Canarias dedica un apartado a analizar lo que denomina efecto Venezuela. La situación de crisis política y económica que vive el país está incidiendo en la dinámica inmigratoria y demográfica de las Islas, apunta el organismo consultivo de la Comunidad Autónoma.

"Las personas que trasladaron su residencia desde Venezuela a Canarias han aumentado en casi 10.000 por encima de lo habitual en los últimos cinco años", lo que "influye significativamente sobre las predicciones de la futura población en un archipiélago como el nuestro", señala el CES, que, tomando como referencia el reciente caso de Argentina, prevé que en un plazo de diez años se produzca una reducción paulatina de estos flujos inmigratorios hasta que retornen a las cifras habituales.

las claves

El envejecimiento insular. El informe del CES sobre la estrategia nacional frente al cambio demográfico incluye proyecciones hasta 2033 sobre el aumento de la edad media en cada isla que sitúan a El Hierro cerca de los 50 años pero que, en cambio, colocan a Fuerteventura como la que registrará un mayor incremento en este periodo (5,4 años, hasta alcanzar los 43,8).

2,5 millones de personas. Los cálculos del organismo consultivo -basados en las proyecciones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal- apuntan a que Canarias tendrá casi 2,5 millones de habitantes dentro de catorce de ellos y que, de ellos, más de 577.309 tendrán 65 o más años de edad.

Recomendaciones. El CES advierte de que Canarias tiene que abordar el reto demográfico "con urgencia" y propone desarrollar "una estrategia propia que reconozca y afronte la realidad de cada una de las islas de manera específica".

 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook