15 de mayo de 2019
15.05.2019

El Tribunal de Luxemburgo avala el control horario y lo extiende a toda la UE

La sentencia sostiene que los estados miembros deben obligar a los empresarios a computar la jornada laboral

15.05.2019 | 05:55
Sistema de control horario en una empresa.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó ayer que los países del bloque comunitario tienen que obligar a las empresas a implantar un sistema "objetivo, fiable y accesible" que permita computar la jornada laboral diaria de sus empleados para tener conocimiento de la horas extraordinarias trabajadas y los periodos de descanso. Este fallo de la Justicia europea llega tres días después de que entrara en vigor en España el Real-Decreto ley aprobado por el Gobierno el pasado mes de marzo en virtud del cual todas las empresas, sin excepción, están obligadas a registrar diariamente la jornada de sus trabajadores.

El TUE responde de esta manera a las preguntas formuladas por la Audiencia Nacional para poder resolver una demanda de conflicto colectivo formulada por CCOO y otros sindicatos en la que se reclamaba a Deutsche Bank el establecimiento de un sistema de registro de la jornada ordinaria efectiva de la plantilla. En particular, la Audiencia Nacional tenía dudas sobre la interpretación que el Tribunal Supremo hacía de la legislación española y su compatibilidad con las normativas comunitarias. Según la información que se proporcionó al tribunal de Luxemburgo, el 53,7% de las horas extraordinarias trabajadas en España no se registran.

En primer lugar, el TUE destaca la importancia del derecho de todo trabajador a limitar la duración máxima de su trabajo y a periodos de descanso diario y semanal. En este contexto, señala que los Estados miembros "deben velar por que los trabajadores se beneficien efectivamente de los derechos que se les han conferido". A esto, los jueces europeos añaden que sin un sistema que permita computar la jornada laboral diaria de cada trabajador "no es posible determinar de manera objetiva y fiable el número de horas de trabajo efectivas ni su distribución en el tiempo" ni el número de horas extraordinarias, algo que "dificulta en extremo" e incluso imposibilita en la práctica que los trabajadores "logren hacer respetar sus derechos".

En la misma línea, el fallo indica que una normativa nacional que no incluya la obligación de registrar las horas de trabajo "no puede asegurar el efecto útil" de los derechos que confieren la directiva sobre tiempo de trabajo y la Carta de Derechos Fundamentales de la UE puesto que "priva tanto a los empresarios como a los trabajadores de la posibilidad de comprobar si se respetan esos derechos". Por ello, la sentencia del TUE remarca que determinar de manera "objetiva y fiable" el número de horas de trabajo diario y semanal "es esencial" para comprobar si se han respetado la duración máxima del tiempo de trabajo -incluidas las horas extraordinarias- y los periodos mínimos de descanso diario y semanal.

CCOO y UGT valoraron ayer el fallo emitido por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. El responsable de la Asesoría Jurídica de la Federación de Servicios de CCOO y letrado que ha llevado el caso, Armando García, subrayó la importancia de la sentencia, ya que respalda un decreto ley aprobado por un Gobierno saliente, que podría haber sido derogado por otro posterior. No obstante, este decreto se ha aprobado "de manera precipitada" y, según él, "genera dudas", por lo que García confía en que el Gobierno desarrolle la norma para aclarar los términos. Al mismo tiempo, prevé la posibilidad de que la Comisión Europea aproveche una reforma de la directiva de ordenación del tiempo de trabajo para establecer claramente la obligatoriedad de que las empresas cuenten con registros de jornada. UGT considera que la sentencia de Luxemburgo "enmienda la plana al Tribunal Supremo español".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook