Canarias posee solo una pequeña parte de la cuota de vehículos alternativos del país, pero crece con velocidad. Los 176 coches electrificados -eléctricos al 100% e híbridos enchufables- que se matricularon en los cuatro primeros meses de este año suponen casi el doble -un 63,5% más- de los registrados en el mismo periodo de 2018, cuando se vendieron 107 unidades, y convierten al Archipiélago en la quinta comunidad autónoma en la que más vehículos de este tipo se ponen en circulación.

Los datos -procedentes de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac)- dibujan los perfiles de un mercado que se concentra de forma especial en Madrid y, en segundo lugar, en Cataluña. En la comunidad capitalina se han matriculado este año 3.805 coches electrificados -prácticamente seis de cada diez de los vendidos en toda España-, en tanto que en Cataluña se han comercializado 1.097. Ambas regiones suman el 75% del mercado.

El mercado de los híbridos no enchufables -en los que el sistema eléctrico desempeña un papel secundario- crece también con fuerza en las Islas. Entre enero y abril se matricularon 589 unidades, un 66,8% más que en los cuatro primeros meses de 2018.

El grueso de las cifras de Canarias corresponde al momento inmediatamente anterior a la aprobación -a finales de marzo- de una proposición de ley del Parlamento regional que exime a los compradores de este tipo de vehículos de pagar el impuesto indirecto canario (IGIC). Esta medida, promovida por el grupo parlamentario de CC, busca elevar el volumen de coches eléctricos e híbridos con el objetivo de que en 2030 represente la mitad del parque automovilístico de las Islas.

Esa meta queda aún muy lejana: hasta septiembre del año pasado circulaban por las carreteras del Archipiélago 1.084 vehículos eléctricos, menos del 1% del parque móvil, según datos de Fredica, la patronal canaria de importadores y concesionarios.

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos cayeron un 10,5% en Canarias en abril con respecto al mismo mes del año anterior, hasta un total de 3.616 unidades, según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam), que apuntan que en lo que va de año, el descenso acumulado es de un 6,1%.

En el conjunto del país, las ventas se situaron en 119.417 unidades durante en abril, lo que supone una subida del 2,6% en comparación con el mismo mes del año anterior y representa el primer crecimiento después de siete meses continuados de caídas de ventas, informa Europa Press.

Las entregas de automóviles en el mercado español en abril estuvieron impulsadas, principalmente, por el canal de alquiladores, que logró contrarrestar la caída del 17,3% (45.053 unidades) contabilizada en las entregas a particulares.

Descienden las ventas en el mercado tradicional