01 de mayo de 2019
01.05.2019

CaixaBank logra un beneficio de 533 millones en el primer trimestre del año

La entidad bancaria aumenta en 11.000 millones los recursos de clientes El crédito bruto a la clientela se sitúa en los 226.432 millones, un 0,8% más en los tres primeros meses de 2019.

01.05.2019 | 07:55
Gonzalo Gortázar.

El Grupo CaixaBank, presidido por Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar, obtuvo en el primer trimestre de 2019 un beneficio atribuido de 533 millones, un 24,3% menos que en el mismo periodo de 2018. El descenso del resultado en el trimestre se debe esencialmente a la reducción de los resultados de entidades valoradas por el método de la participación, como consecuencia de la no atribución de los resultados de Repsol tras el acuerdo de venta (63 millones) y de BFA tras reestimación de la influencia significativa y reclasificación contable (76 millones), así como por los menores resultados extraordinarios por activos y pasivos financieros y otros en 2019, principalmente por la revalorización de la participación de BPI en Viacer en 2018 (54 millones).

Sin tener en cuenta estos impactos extraordinarios de 193 millones, el beneficio se hubiese incrementado un 4,3% (resultado neto atribuido ajustado de 511 millones en el primer trimestre de 2018). La contribución a resultados del negocio bancario y asegurador asciende a 415 millones con una rentabilidad (ROTE), excluyendo aspectos singulares, del 9,9%. La aportación del negocio de participaciones alcanza los 60 millones y la de BPI los 58 millones.

Por otro lado, el beneficio se apoya en el crecimiento de los ingresos con del negocio, que alcanzan los 2.027 millones (+0,9%), apoyados por un aumento del margen de intereses del 2,9%, hasta los 1.237 millones, y a pesar del descenso de las comisiones del 2,2%, hasta los 612 millones.

Los gastos de administración y amortización recurrentes crecen un 4,7%, en cuyo aumento inciden mayores gastos por la aceleración del plan de transformación de la red (oficinas Store, InTouch), un mayor gasto en tecnología y en nuevas iniciativas comerciales, y nuevos requerimientos normativos. En relación con el trimestre anterior, incide el registro de 7 millones correspondiente al IBI de inmuebles de uso propio.

Los recursos de clientes crecen en 10.981 millones, hasta los 369.463 millones, un 3,1% más a cierre del primer trimestre, apoyados en la buena evolución de la actividad comercial y la recuperación de los mercados en este periodo.

Los recursos en balance alcanzan los 266.674 millones (+2,8% en 2019), con un crecimiento del 3,3% del ahorro a la vista, hasta los 180.033 millones. Por su parte, el aumento del 1,8% del ahorro a plazo se ve impulsado, esencialmente, por la emisión de una nota minorista por 950 millones.

Los activos bajo gestión crecen hasta los 97.454 millones. En su evolución (+3,7% en el trimestre) incide, esencialmente, el buen comportamiento de los mercados tras la caída a finales del cuarto trimestre de 2018. El patrimonio gestionado en fondos de inversión, carteras y sicavs se sitúa en 66.485 millones de euros (+3%). CaixaBank mantiene el liderazgo en fondos de inversión, con una cuota del 17%, y en planes de pensiones, con una cuota del 24,6%.

En el Grupo, el crédito bruto a la clientela se sitúa en 226.432 millones (+0,8% en el trimestre), con un crecimiento de la cartera sana del 0,9%, 1.952 millones. En la evolución de la cartera sana en el año destaca el impulso del crédito al consumo (+3,1%) y la financiación a empresas, que aumenta un 2%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook