22 de abril de 2019
22.04.2019

Más de 65.000 jóvenes canarios no trabajan ni cursan estudios

Solo uno de cada diez menores de 25 años sin experiencia laboral logró acceder a un empleo el año pasado en España El abandono escolar temprano engrosa el volumen de ninis.

23.04.2019 | 10:02
La mayoría de las regiones con alto abandono educativo concentran también las mayores tasas de ninis.

La probabilidad de encontrar un primer empleo para los menores de 25 años fue del 10,1% el año pasado. En otras palabras, solo uno de cada diez jóvenes parados sin experiencia laboral previa encontró un puesto de trabajo, según los datos relativos al segundo trimestre de 2018, analizados por Asempleo y Analistas Financieros Internacionales (AFI) en un informe sobre la situación del mercado laboral para la población juvenil.

El estudio destaca que el abandono escolar temprano -que ha repuntado tanto en el conjunto de España como en Canarias tras una década de descenso- restringe las posibilidades de los jóvenes de acceder a un empleo y engrosa el volumen de ninis (jóvenes que ni estudian ni trabajan), que en las Islas ascendió a 65.700 personas al cierre del pasado año, a tenor de los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según Asempleo, el abandono educativo es una de las causas que explican la existencia del colectivo nini, formado por los 322.000 parados y los 180.400 inactivos de entre 16 y 24 años que no estudian, lo que representa el 12,2% de los menores de 25 años en España.

"Cuando un joven decide no terminar su escolaridad, puede encontrar un empleo, aunque sea en sectores que demandan un bajo nivel de formación. Sin embargo, dado que la incidencia del desempleo es mayor cuanto menor es la formación del trabajador, la probabilidad de que este joven sin formación termine en el paro es elevada. Si esta relación se cumple, ese joven pasaría a formar parte del colectivo nini", argumenta el estudio de la patronal de las agencias de empleo.

Al igual que el índice de abandono escolar, la proporción de jóvenes que ni estudian ni trabajan había experimentado una progresiva disminución que ahora empieza a frenarse, "en parte debido a la caída en la probabilidad de encontrar un primer empleo". Aunque la cifra de parados, que tienen un peso mayoritario dentro de los ninis, se ha reducido, gracias a la disminución del desempleo juvenil, no ha ocurrido lo mismo con los inactivos, que han crecido levemente", detalla Asempleo en su informe.

La probabilidad de encontrar trabajo para las personas jóvenes sin experiencia ha caído respecto al año anterior (en el segundo trimestre de 2017 se situaba en el 12,1%) y pone fin a una racha de cinco años consecutivos de incrementos. De entre los jóvenes que encuentran su primer empleo en España, el 90% lo hizo a través de un contrato temporal. El comercio y la hostelería monopolizan las contrataciones de jóvenes sin experiencia laboral, puesto que acumulan el 46,4% del total de los empleos a los que accedió el colectivo el año pasado.

El 90% de quienes consiguieron un primer trabajo lo hicieron con un contrato temporal

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook