Economía

España ve en África una oportunidad para invertir "como lo fue América"

María Rodríguez, Banjul, EFE
5/mar/19 16:08 PM
eldia.es
Josep Borrell./Ricardo Rubio - Europa Press

María Rodríguez, Banjul, EFE El ministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell, se reunió hoy en Gambia con altas autoridades y empresarios de ambos países para potenciar la inversión española en África, donde ve "una oportunidad como lo fue América".

"África, como continente en desarrollo, es una oportunidad como lo fue América. Si las empresas españolas no hubiesen desplegado sus inversiones y su presencia en América Latina antes de la crisis, la crisis hubiera sido muy fuerte", declaró Borrell a los periodistas.

El ministro señaló que en África hay "mucha fuerza de trabajo" que espera "calificación y capitalización" y, "si los africanos son capaces de estabilizar políticamente el continente aquí hay unas oportunidades de inversión y de comercio para nuestra economía".

Esta visita se enmarca en un viaje en el que el ministro busca presentar el III Plan África del Gobierno español, que establece este continente como "un eje prioritario de la política exterior" de España.

Borrell explicó el plan en Banjul, capital de este pequeño país de África occidental, y hará lo mismo en Etiopía, adonde viajará este miércoles para asistir el jueves a la conferencia de embajadores de España en el continente y reunirse con autoridades de la Unión Africana (UA).

Gambia es un "gran país emisor de migración" y hay más de 40.000 gambianos en España, subrayó el jefe de diplomacia española, quien se reunió con el presidente gambiano, Adama Barrow, el vicepresidente y titular de Exteriores, Mamadou Tangara, así como con los ministros de Comercio e Interior de este país africano.

Este es uno de los motivos por los que la visita a África de Borrell comenzó en Gambia, además de porque es "un país que ha pasado 22 años en una dictadura y que ha salido de ella de una manera democrática y pacífica", representando "esa África que emerge y se estabiliza políticamente".

Además, el ministro señaló que "durante mucho tiempo" Gambia ha sido el país "que más ayuda per cápita ha recibido de la Cooperación Española y ahora hay que movilizar el sector privado. En la agricultura y el turismo hay grandes oportunidades".

Aparte de almorzar con empresarios españoles y locales en Banjul, el ministro visitó el Instituto de Turismo y Hospitalidad de Gambia, una escuela de hostelería dependiente del Ministerio de Turismo del país africano y que es beneficiaria de la Cooperación Española.

También tiene previsto visitar las instalaciones de una empresa farmacéutica española.

El III Plan África fue aprobado por el Consejo de Ministros del Gobierno español el pasado viernes, y con él se pretende establecer vínculos de "cooperación tecnológica, económica y financiera" entre España y el continente africano, subrayó el ministro.

Para ello, se centrará en cinco países prioritarios por su peso político, su potencial económico y su situación geográfica: Sudáfrica, Nigeria, Etiopía, Angola y Senegal.

Asimismo, España dirigirá sus esfuerzos a otros países africanos que también proyectan estabilidad a todo el continente como Ghana, Kenia, Mozambique, Costa de Marfil y Tanzania.

A diferencia de los dos anteriores, el III Plan África es un plan "estratégico" que no tiene un marco temporal concreto porque pretende "ser flexible" y "adaptarse a los cambios que vaya experimentando la región".

No obstante, el Gobierno español prevé su revisión a los tres años.

Además, se pretende reforzar la red diplomática en la región subsahariana y el Cuerno de África, según señaló Borrell ante el Congreso (Cámara baja del Parlamento español) el pasado 19 de diciembre para explicar el plan.

Por otro lado, el III Plan África busca también contribuir a la estabilidad de África.

"Necesitamos saber que al otro lado del Mediterráneo hay una población creciente muy joven y hay que ayudarles a estabilizarse y poder quedarse aquí", dijo hoy el ministro de Asuntos Exteriores.

"No podemos vivir con vecinos desestabilizados y subdesarrollados -agregó-, tenemos que ayudar a su desarrollo y su estabilidad política".

El primer Plan África se aprobó en 2006 en plena "crisis de los cayucos", cuando miles de emigrantes llegaron a las costas españolas en ese tipo de embarcación, y se presentó como un programa de fomento de la cooperación para prevenir la inmigración irregular.

Durante la vigencia de ese plan, España suscribió doce acuerdos con países de África occidental, seis de ellos de readmisión.

Fue también en 2006 cuando las relaciones bilaterales de España y Gambia se intensificaron a partir de esa crisis, y se centran desde entonces en la cooperación contra la inmigración irregular.

El II Plan África (2009-2012) destacó la "promoción de las relaciones comerciales y de inversión entre España y África, y del desarrollo económico africano", así como la "consolidación de la asociación con África en materia migratoria".

Ya este plan remarcaba que el continente africano se había "convertido en una prioridad estratégica y política de la acción exterior española".