Economía
ANTONIO PEDRO TEJERA REYES *

Cultura de paz, espacio de encuentro para el turismo

* Del Grupo de Expertos de la Organización Mundial del Turismo. ONU
17/nov/11 1:19 AM
Edición impresa

BAJO este subjetivo lema, la Confederación Panamericana de Escuelas de Hotelería, Gastronomía y Turismo ha celebrado en San Salvador su XXI congreso anual, con una notable asistencia de estu-diosos del turismo, representantes de casi todos los países americanos.

La cultura de la paz fue una referencia en casi todas las valiosas intervenciones que se sucedieron en el citado encuentro, algo que esta prestigiosa institución lleva aparejado a su desarrollo, ya que en sus propios principios está la búsqueda del entendimiento y la concordia entre pueblos y naciones, partiendo de unos pilares fundamentales para conseguir estos propósitos, como es la formación, capacitación y puesta en escena del personal que desde la industria del turismo se debe de encargar de manejar y atender debidamente la corriente turística mundial.

En este escenario, la profesora Guadalupe Rebolledo Domínguez, invitada especial procedente de Tenerife, se ocupó de la conferencia estelar, que llevó, precisamente, el título que enunciaba el congreso: "Cultura de paz, espacio de encuentro para el turismo".

Ante la numerosa concurrencia que llenaba el Centro de Convenciones de la ciudad capital de El Salvador, la licenciada Rebolledo Domínguez dio una verdadera lección sobre cómo aplicar la cultura de la paz en el entorno al movimiento del turismo en el mundo, con especial incidencia en sus aspectos político, empresarial y social, la cual fue seguida con inusitada atención, como se demostró en el posterior coloquio, lleno de inquietudes e interesantes aclaraciones. Fue una excelente vivencia en este señalado congreso que dejó sabor a poco... y cuyas referencias sobre la cultura de la paz matizó de forma clara y precisa el ministro de turismo de El Salvador, licenciado José Napoleón Duarte, en sus brillantes y enjundiosas intervenciones en los actos de inauguración y clausura del evento, ante los cientos de concurrentes a los mismos

Las matizaciones y referencias con los más ilustres profesores y analistas de la materia fueron ágilmente presentados por la conferenciante Rebolledo Domínguez, en muchos casos analizando sus comentarios y conclusiones y en otros relacionándolos con prestigiosos personajes que evidentemente han perdurado en la escena mundial por sus mensajes sobre la paz, como Martin Luther King, la madre Teresa de Calcuta, Mahatma Gandhi, etc.

Las siete sendas para la paz que aporta Rotary Internacional en su tratamiento sobre el tema fueron una parte importante del análisis profundo que la profesora Rebolledo Domínguez llevó a la nutrida concurrencia, despertando una natural expectación por tratarse de elementos poco conocidos y de escasos estudios en el ámbito mundial de las humanidades.

En un ambiente de clara expectación estudiantil -más de cuatrocientos estudiantes del turismo-, rodeados de profesores, profesionales, mandos políticos y representantes de organismos internacionales, la cultura de la paz adquirió el protagonismo que la propia Universidad para la Paz (UPAZ) propicia, como un organismo de las Naciones Unidas que se encarga de impulsar sus principios desde su sede en Ciudad Colón (Costa Rica) y que se materializó en Canarias con la creación de una maestría que hoy recorre los países de Iberoamérica de punta a punta, impartida desde la Villa de La Orotava, gracias al apoyo de sus principales autoridades políticas y profesionales, y a las empresas hoteleras de la isla.

La profesora Guadalupe Rebolledo es licenciada en Turismo por la Universidad Veracruzana (México), de cuya procedencia se instaló en Tenerife después de realizar su maestría en estos señalados estudios y adquirir lazos familiares en la isla que la hacen pensar y sentir como una canaria más. Su preparación en el sector del turismo -calidad turística-ambiental sostenible- la ha hecho una imprescindible profesora dentro de los programas que se desarrollan en su entorno, con un alto sentido relacionado con la evolución del turismo mundial y sus novedades, destacándose en su labor una competencia desusual, unida a una capacidad y conocimientos que le hacen ocupar un destacado lugar como docente en la materia turística, relacionándola íntimamente con la cultura de la paz, tal como ahora lo ha concretado ante una élite de los estudiosos del turismo americano presentes en el citado congreso.

Referencias a los estudios de Vicenç Visas, Galtung, M.L. Lemineur, Machado, Torralba, etc., sobre la cultura de la paz fueron sistemáticamente analizadas dentro de la conferencia de la profesora Rebolledo, con especial dedicación en la profundización del alto contenido de la materia para el desarrollo de las profesiones que se encuadran en el mundo del turismo, donde la tolerancia, el diálogo, la comprensión y toda esa gran amalgama de principios que lleva aparejados la cultura de la paz son elementos más que necesarios cultivar si queremos crear empresas eficientes, proyectar una imagen positiva y rentabilizar los recursos humanos que poseamos de cara a integrarnos en el mundo de los destinos turísticos con garantías de éxito.

Un serio mensaje se proyectó en este XXI Congreso de la Confederación Panamericana de Escuelas de Hotelería, Gastronomía y Turismo, con un escenario de fondo, "Cultura de paz, espacio de encuentro para el turismo", una aseveración de la que hemos podido comprobar personalmente cómo irradiaba reflexiones positivas, todas ellas coincidentes en aquella célebre frase que hiciera famosa la organización UIOOT, antecesora de la Organización Mundial del Turismo, allá por los años sesenta del pasado siglo: "Turismo, pasaporte para la paz".

"Cada uno de nosotros deberá contribuir a crear un mundo en paz. Que cada cual se pregunte cada día qué puede hacer para ello" (Koichiro Matsuura, director general de la Unesco).

* Del Grupo de Expertos de la Organización Mundial del Turismo. ONU

ANTONIO PEDRO TEJERA REYES *