Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luisa Ramos Farinós | Presidenta Asociación de Reparación Naval

Luisa Ramos Farinós: «El proceso de integración en La Luz ha sido natural»

«El proceso de integración ha sido natural»

Presidenta de la Asociación de Empresas de Reparación Naval de Las Palmas, Luisa Ramos Farinós es ingeniera técnica por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y cuenta con una dilata experiencia dentro del sector de los astilleros de La Luz. «Llegué a ser la primera mujer de España que trabajaba como jefa de buque», recuerda. Sobre sus inicios profesionales, Ramos confiesa que le da «pudor», porque fue «muy afortunada» ya que cayó «de pie» en la empresa en la que todavía en la actualidad desarrolla su trayectoria, Astilleros Canarios (Astican) y apunta que «es verdad que manejaba idiomas —inglés y francés—» lo que fue una ventaja a la hora de poder optar al puesto disponible en ese momento. «Otras compañeras no han tenido tanta suerte», comenta.

En el plano personal, afirma que ha tenido «mucha suerte» por trabajar en un puerto, como el de Las Palmas, de tanta relevancia no sólo para Gran Canaria, sino para las Islas. «He podido trabajar en algo para lo que estudié y en lo que me ha gustado mucho desarrollarme profesionalmente», asegura.

Aunque recuerda que «a finales de la década de los 80 y principios de los 90, había que reticencias para que las mujeres entraran en determinados puestos», la realidad es que actualmente «es algo que ya está superado».

«Nunca me lo tomé como alto negativo. Es más, recuerdo de manera positiva cómo mis compañeros —que eran jefes de taller—, me llamaban y me decían: ¡ven, que esto te va a interesar!, porque su intención era ayudarme y que aprendiera», relata, para añadir que nunca se ha sentido «discriminada», todo lo contrario, la «respetaron mucho en todo momento».

Luisa Ramos ha tenido la posiblidad de ver la evolución del rol de la mujer dentro de la actividad portuaria capitalina y no duda en afirmar que «el proceso de integración de la mujer en el Puerto de Las Palmas se ha producido de forma natural».

Pese a que reconoce que hay algunas labores que «tradicionalmente han estado vinculadas a los hombres», la realidad es que hoy por hoy «mantener este concepto no tiene sentido». «El género no es relevante para desarrollar cualquier tipo de actividad en el Puerto (de Las Palmas)», matiza.

Para Ramos, uno de los principales problemas a los que se enfrentan no sólo las mujeres, sino el sector de la reparación naval es el relacionado con el relevo generacional.

«Cada vez es más difícil encontrar a jóvenes de la nueva generación, independientemente de si son hombres o mujeres, que cuenten con la preparación necesaria para comenzar a trabajar en el sector de reparaciones navales, por ejemplo», explica.

Otro de los mayores obstáculos a los que ha tenido que enfrentarse el colectivo femenino en su proceso de incorporación al mercado laboral es la conciliación entre la vida personal y la profesional. En ese sentido, Ramos admite que «es un estigma» con el que deben convivir, pero remarca que no es algo que afecte «única y exclusivamente al entorno portuario», sino que hay otros sectores como «las médicas o las trabajadoras de los centros comerciales», que también trabajan en unas franjas horarias complicadas.

En cuanto a la brecha salarial, Luisa Ramos señala que en el caso de la empresa en la que trabaja «está superado», pero que «hay compañeras que la sufren», por lo que hay que «seguir dando visibilidad a la situación».

Compartir el artículo

stats