Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El origen de la bandera blanca

El uso de la bandera blanca varía dependiendo del contexto, por lo general, ha sido un símbolo internacional de rendición o alto el fuego, pero ¿cuál es su origen? Es el historiador romano Tito Livio quien menciona por primera vez el uso simbólico de la bandera blanca en una guerra, nada más y nada menos que en la Segunda Guerra Púnica en la que un barco cartaginés hizo uso de dicho estandarte enarbolando una rama de olivo con un trozo de tela blanca en la punta.

«[…] cuando le salió al encuentro una nave cartaginesa cubierta con cintas blancas y ramas de olivo. Eran diez legados de entre los primeros de la ciudad enviados a solicitar la paz a instancias de Aníbal».

Más tarde fue otro historiador, Tácito, quien hacia el año 100 d.C. narró lo acontecido en la Segunda Batalla de Bedriaco (o de Cremona) del 69 d.C. Lo usual para los romanos era ponerse los escudos sobre la cabeza para mostrar rendición, pero en esta ocasión decidieron ondear telas blancas.

«Seguidamente, colgaron en las murallas, a la vista de todos, los velos e ínfulas sagrados. En este momento ordenó Antonio detener la lucha y sacar fuera las banderas y las águilas». Tácito, Libro III, 31.

Pero el uso de este símbolo no se limitó a los romanos, en China también fue usado por la dinastía Han entre el 25 y el 220 d.C. ya que el color blanco se relacionaba con el luto y fue portado por los soldados para representar el dolor de la derrota. No obstante, existe un consenso en pensar que el uso de la bandera blanca se desarrolló de forma independiente en occidente y oriente. Existe un consenso en torno a que su uso parte de dos claros motivos; el primero explica que el color blanco es muy identificable, al contrario que el resto de los estandartes que se presentan en una batalla; el segundo nos dice que la tela blanca era la más barata y la más fácil de encontrar.

No debemos dejar de mencionar que la bandera blanca también tiene otros significados, como para los budistas que entienden este color como señal de luto o para los Omeyas (661-750 d.C.) que la empleaban para distinguirse de los Abásidas. Otro uso más actual es el de los Talibanes que portaron una bandera blanca como emblema de Afganistán tras ocupar Kabul en 1996; más tarde añadieron el texto de la shahada que encontramos actualmente.

En las Conferencias de la Haya de 1899 y 1907 se recogió la identificación internacional de la bandera blanca como una señal de alto el fuego, intención de negociar o rendición, dicho reconocimiento sigue vigente por las Convenciones de Ginebra. El uso engañoso o inapropiado de la bandera blanca en un conflicto armado está considerado un crimen de guerra en virtud del Derecho internacional.

Compartir el artículo

stats