05 de julio de 2020
05.07.2020

Creación sin COMPLEJOS

Auxi Campos se erige como una de las creadoras llamadas a reinventar las artes escénicas de las Islas por su fresco y renovado discurso

04.07.2020 | 23:00
La autora canaria Auxi Campos, fotografiada en la capital grancanaria.

"Nací con seis meses y medio y de culo. Me pusieron de nombre María Auxiliadora Pérez Campos, la primera decisión que uno no toma; en ese momento no puedes elegir, ahora sí. Soy Auxi Campos, maté a mi padre en el DNI y desafié a mi madre al elegir la forma corta". Cuando se lee a alguien que envía un currículum con semejante presentación personal lo primero que viene a la cabeza es que, como mínimo, tienes delante a una persona diferente; sin prejuicios y dispuesta a abrirse en canal. Si como sucede en este caso se trata de una autora teatral, canaria para más señas, además de escritora y guionista, a esa primera impresión se le suma la evidencia de que existe un relevo generacional en el panorama escénico de las Islas y que Auxi Campos, la protagonista de este reportaje, es un ejemplo de ello.

"Mi relación con las artes escénicas comienza como todas las relaciones o al menos las mías, con deslumbramiento inicial, miedo a lo desconocido y un lanzarse al vacío a ver qué pasa. Comencé con la interpretación a modo de terapia", explica Auxi Campos, "y acabó gustándome tanto que decidí meterme en la Escuela de Actores de Canarias. Y así acabó el romance con la interpretación: llegó una nueva novia y, la verdad, lo mejor que hice fue serle infiel con la dramaturgia. Las nuevas pasiones que se alimentan de las viejas. Si no fuera por la interpretación no amaría la dramaturgia", explica esta grancanaria de 39 años que igual escribe teatro como que se lanza a firmar los guiones de, por ejemplo, el especial de televisión Canarias Orgullosa emitido hace una semana en la TV Canaria con motivo de la celebración del Orgullo Gay. Y es que así es Campos: intensamente polifacética.

"Tengo tres obras de teatro en un cajón porque aún quisiera darles una vuelta, no las veo completas", dice. "Un título en mente para comenzar otra es Tránsito Intestinal, que tocará temas como lo socio-político y el amor que siento", añade durante una entrevista a la cual se sumaron durante un par de semanas llamadas y mensajes de whatsap donde la rapidez de reflejos a las respuestas y el sentido del humor de Campos siempre sorprenden.

Nacida en Las Palmas de Gran Canaria en 1980, ingresa en la Escuela de Actores de Canarias en 2003 para cursar los estudios superiores de Interpretación textual. En 2006 asiste al Seminario de Dramaturgia Contemporánea con Itziar Pascual y en 2008 se traslada a Madrid e inicia sus estudios de Dramaturgia en 2009.

En 2014, de vuelta a Gran Canaria, hace tándem con José Carlos Campos y crean Juegos con Cicuta. Ese mismo año pone en marcha en el Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) el ciclo de Nuevas Dramatrugias Estado de Sitio. Dentro de este ciclo escribe y dirige la propuesta Prototipo Humano protagonizada por Marta Viera. Pública el poemario El libro de los cuerpos inertes y, en 2015, codirige junto a Yuri Fontes la pieza Devenir en el Almacén (Lanzarote). En junio de 2019, de nuevo junto a Yuri Fontes, dirige la pieza Desayuno periférico en el MIAC (Lanzarote), y en plena pandemia de 2020 se vuelve a unir con José Carlos Campos y ponen en marcha El último habitante del planeta. Tras el estado de alarma firma los guiones del programa de televisión Canarias Orgullosa, bajo la dirección de Israel Reyes y emitido el 28 de junio.

"Principalmente escribo", explica. "Dirigir es algo que he descubierto con el tiempo y que también me tienta; me gusta y mucho. Además, puede ser una relación poliamorosa porque en este caso no tendría que abandonar nada ya que se complementan bastante bien, se respetan la una a la otra. He codirigido varias obras junto a Yuri Fontes y Marta Viera. Los dos tienen algo en común que es la generosidad y fragilidad para ver el mundo como debe verlo un actor o una actriz", insiste esta mujer que se nutre del valor añadido que le aportan los y las intérpretes y que, como explica, fue el germen de su pasión literaria.

"Mi pasión por el teatro empezó con la lectura. Una cosa llevó a la otra y me doy cuenta que llevo toda mi vida haciendo terapia", confiesa. "Escribir en mi adolescencia era un acto de ahuyentar fantasmas a modo de diario y poemas. La poesía me salva, la novela me evade y el teatro me pone cachonda. Creo que aún así no está de más visitar al psicólogo", bromea.

"Desde que tengo uso de razón me he negado a terminar las cosas: el primer plato de sopa, el primer lomo a la plancha, mi carrera de natación; por descalificación en la brazada, el primer 8º de EGB, el 3º de BUP, las cuatro carreras. Nunca se me dio bien nacer, comer, estudiar ni siquiera crecer; ya ves que son 1.52 cm de persona y que como diría un amigo, a lo ancho bien que te expandiste", dice Campos. "Tampoco acabo los platos en los restaurantes y las conversaciones contigo [escribe al periodista] son interminables".

"Lo que mueve mi mundo es el deseo y las pasiones", responde sobre los motivos que la llevaron a decantarse por una actividad tan complicada e inestable como la de las artes escénicas. "En una profesión como esta si no ?tienes deseo y pasión estás muerta", argumenta la artista canaria.

Considera "la honestidad" como una de las características de sus producciones. "Escribo desde las entrañas, con toda la verdad de lo que conozco y todo aquello que me gustaría conocer y vivir", dice antes de explicar que divide su tiempo entre Canarias y la Península "porque buscarse la vida en esta profesión es difícil en todas las geolocalizaciones. No hay GPS, ni brújula que te indique la facilidad de este oficio. La clave es la fórmula de la TTA (Tiempo, Trabajo y Amor) estés dónde estés y hagas lo que hagas. Eso sirve para todo", recomienda.

"A mí me va todo", reconoce cuando se le pregunta si el cine o la lectura se encuentran entre sus aficiones y si estas le sirven de inspiración. "Todo aquello que me permita salirme o encontrarme de frente" alimentan su creatividad. "Soy de todo aquello que conmueve y me emociona o simplemente a veces me distrae de mi vida", agrega.

"El confinamiento creo que ha servido para poner en el punto de mira y hacer relecturas dentro del mundo de la cultura y del teatro aún más", dice sobre la actual situación que, fruto de la pandemia y sus restricciones, vive su sector. "Hay que replantearse el teatro, mirar de nuevo hacia otro lugar. Debemos ocupar otros espacios que no sólo sean aquellos que estén destinados a la representación. Este confinamiento que hemos vivido en el 2020", argumenta, "me lleva inmediatamente a pensar en la Segunda Guerra Mundial y es por ello que tenemos que volver a las vanguardias, a fusionarnos y aliarnos nuevamente con otras disciplinas y usar la tecnología a nuestro favor".

Así nació El último habitante del Planeta, el proyecto que el actor y director grancanario José Carlos Campos recuperó durante los meses de encierro convertido en un espectáculo online que emitió a través de su cuenta de Instagram. "José Carlos me llama una noche y me lanzó una vez más un guante para dar forma a un cabaret en los nuevos años 20, en medio de una guerra con retrasmisiones a través de las redes sociales, y le dije que sí".

"Junto a José Carlos Campos he hecho el pino, la voltereta y mortales hacia el vacío y seguiré haciéndolos", dice sobre su relación con el intérprete. "Internet y las RRSS son un medio más y podría ser una buena alternativa y un nuevo modelo de la representación en vivo y en directo y, además, convertir en el fondo el teatro en una disciplina más democrática para el público que elige si quedarse o no y cuánto quedarse o no. De todas formas", prosigue, "el teatro es acción y la acción se produce con público. Nos necesitamos y aunque en el medio online lo sientas y lo respires de otra manera, no hay nada como una piel con piel. Y de José Carlos, qué decir", añade, "es un animal escénico que sabe mucho de este medio".

Sobre sus planes de futuro, Auxi Campos confiesa que "hay varias cosas sobre la mesa y muy gratificantes e interesantes. Estoy muy contenta de haber trabajado por primera vez bajo la dirección de Israel Reyes para llevar junto con él el guión Canarias Orgullosa. Otro de los proyectos que queremos seguir dando vida José Carlos Campos y yo es a El último habitante del Planeta y Juegos con Cicuta. Queremos volver a darles vida", concluye esta apasionada mujer llamada a darle un vuelco a su oficio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook