15 de marzo de 2020
15.03.2020

Un canario entre clásicos

Saulo Sarmiento, el acróbata grancanario del Circo del Sol, da vida en una espectacular coproducción con Disney a uno de los Nueve Ancianos, el grupo de dibujantes que sentó las bases de la animación con películas como 'Pinocho', 'Blancanieves' o 'El libro de la selva'

14.03.2020 | 19:44
Saulo Sarmiento.

"Este es sin duda el papel más importante que he tenido en mi carrera y considero que en mi especialidad esta es mi obra maestra", reconoce el artista grancanario Saulo Sarmiento, que ultima el estreno en Disney World (Florida, EEUU) de Drawn to Life, una colaboración entre Cirque du Soleil, Walt Disney Animation Studios y Walt Disney Imagineering. El espectáculo, presentado la semana pasada y cuyo estreno está previsto para finales del mes de marzo -fecha ahora en el aire, pendiente de la evolución de la crisis del coronavirus en Estados Unidos- cuenta la historia de Julie, una chica decidida que descubre un último regalo dejado por su padre animador de Disney: una secuencia de dibujos sin terminar. Guiada por un lápiz mágico, papel que interpreta el mismísimo Sarmiento, y una compañía peculiar de musas imaginativas se embarca en una búsqueda inspiradora llena de recuerdos del universo Disney de su infancia.

A base de mensajes de audio y cuestionarios de dos periodistas del Archipiélago, sumado al desfase horario, Saulo Sarmiento (Gran Canaria, 1987) responde como puede desde Estados Unidos a la batería de preguntas que le llegan en una de las semanas más intensas de su vida, tras la presentación hace unos días ante 300 periodistas de toda América en Walt Disney World Resort del espectáculo Drawn to Life, una megaproducción que reúne sobre el escenario a más de 60 artistas de distintas disciplinas "y casi al doble de personal técnico porque el espectáculo cuenta con la tecnología más avanzada. Tenemos muchos y los mejores proyectores y motores del mercado" porque este show, pese a ser un homenaje a los clásicos animadores del Disney clásico, el de las Blancanieves, bellas durmientes y bambis, se apoya en impresionantes efectos visuales fáciles de imaginar si se tiene en cuenta que se trata de una producción que suma los medios económicos, el saber hacer y la historia de dos de las empresas de entretenimiento más importantes del mundo: Disney y Cirque du Soleil.

"En mi espectáculo aéreo la barra en la que me sostengo la convertimos en un lápiz que me permite dibujar sobre el escenario con total libertad; hago un vuelo a 20 metros de altura y los proyectores que me hacen el seguimiento son tan precisos que me permiten pintar en tiempo real", cuenta Sarmiento sobre una de las características de su actuación.

Tres años de preparación


El grancanario interpreta a Ollie Johnston, uno de los principales animadores de Disney Animation Studios e integrante del grupo conocido como los Nueve Viejos que sentó las bases de la animación con películas como Blancanieves, El Libro de la Selva, Los Aristogatos, Peter Pan, Cenicienta, Robin Hood, Alicia en el País de las Maravillas, La Bella Durmiente, Fantasía o, como es el caso de Les Clark, animar al ratón Mickey.

El acróbata, vinculado al Cirque du Soleil desde hace casi una década, cuenta que para el diseño y montaje de sus espectáculos integrados en Drawn to Life ha estado tres años trabajando "pero me consta que había muchísima gente implicada desde mucho antes".

En 2016 el escritor y director de Drawn to Life Show, Michel Laprise -"con quien trabajé anteriormente", cuenta Sarmiento -, le propuso este nuevo proyecto, "preguntándome si estaría dispuesto a unirme a un proyecto como artista residente en los Estados Unidos". Le explicó al grancanario su idea de crear un número de barra aérea "y sintió que yo era el artista perfecto para hacer ese acto en el aparato de lápiz que imaginó. Cuando supe que el espectáculo sería una colaboración entre Disney y Cirque du Soleil, instantáneamente dije que sí y ya estaba listo para unirme a una creación tan maravillosa".

"Disney ha estado muy vinculada a este proyecto", asegura Sarmiento, que cuenta otras claves del proceso de este primer trabajo con la gran factoría creada por Walt Disney en torno a su imaginario en Orlando (Florida).

El Cirque du Soleil ya tenía un espectáculo en un teatro del parque, en Orlando. "Esto es un lugar tan grande que hablamos de una zona comercial enorme que antes se llamaba Down Disney porque es como una gran ciudad pero en torno al parque. Ahora", prosigue el canario, "se llama Disney Spring y no hay que comprar entrada para visitarla. En esa área estaba el teatro que durante unos seis años se restauró con la idea de que alojará un montaje del circo, pero inspirado en Disney. Durante la gira por Suramérica con la compañía ya me habían hablado de este proyecto", recuerda el acróbata.

El resultado final "es espectacular", confiesa Saulo Sarmiento, que reconoce este trabajo "como el mejor y más completo de mi vida" profesional. "El feedback está siendo buenísimo entre quienes ya lo han visto", añade.

"Habitualmente yo formó parte de un espectáculo pero aquí hablamos de un montaje de 90 minutos en el cual yo estoy muy presente", un factor que le ha obligado a mantener un ritmo "frenético" de ensayos "cinco veces a la semana, de diez de la mañana a diez de la noche". Pruebas de maquillaje, pruebas de sonido, pruebas de vestuario, pruebas de posiciones de los artistas, prueba de luces, transiciones, rular el show una vez al día, ver los fallos que hay, dar notas, correcciones? "Ha sido agotador pero por fin lo vamos a estrenar", contaba a principios de esta semana antes de que el jueves, con motivo del coronavirus, el gobierno americano pusiese limitaciones a las aglomeraciones y a la movilidad en el país.

"Está todo parado pero estoy asombrado con Madrid", indicaba ayer mismo antes de preguntar si este reportaje se iba o no a poder publicar y, sobre todo, si era oportuno aunque coincide con sus interlocutores en que, posiblemente, ahora sea más necesario que nunca ofrecer a los lectores contenidos que les permitan evadirse. Está de acuerdo con que la vida sigue o debe seguir sin alterar lo que no supone ningún riesgo para la salud, como por ejemplo mantener la publicación de este reportaje.

Con su generosidad habitual y en connivencia con la responsable de marketing y comunicación de Cirque du Soleil el asunto se zanja con un rotundo mensaje de Saulo: "confiamos en lo que decidan hacer en el periódico".

No crea nadie que esa frase de Saulo Sarmiento oculta desinterés por su parte de publicar o no en la prensa local, en los periódicos de su tierra, una noticia suya que tiene alcance global. Todo lo contrario. Este canario, orgulloso de esta tierra a niveles que aún sorprende a quienes le conocen personalmente, encuentra su mayor felicidad cuando está en Canarias, donde viven sus padres y su hermano además del resto de la familia y muchos amigos. "Llevo fatal no poder a volver a Las Palmas hasta septiembre y sólo durante los 15 días que el espectáculo parará por vacaciones", dirá en otro mensaje al respecto.

"Planeo ser parte de Drawn to Life durante unos años y luego ver a dónde me lleva este viaje", cuenta el acróbata, quien no oculta que "el nivel físico que requiere un espectáculo como este, con diez funciones semanales, ya no lo puedo seguir durante mucho tiempo. Eso no significa que me vaya a retirar pero seguramente me dedicaré a crear espectáculos más pequeños y formar a nuevos acróbatas", añade este grancanario que invita a "alguien de las Islas Canarias que venga a visitar Orlando, Florida, a que venga a ver este espectáculo único en Disney Springs. Creo que a mi gente les encantará el arte y las acrobacias de esta producción", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook