05 de enero de 2020
05.01.2020

Protagonistas de EL DÍA

Desde una batería a juguetes de Fornite, el Gastón Cabezón o un viaje a Madrid | Son los deseos de una quincena de hijos del personal de este periódico, la generación del 110 aniversario

05.01.2020 | 01:36
Los niños de entre 5 y 11 años, hijos de algunos de los compañeros de este periódico, posan en la plaza del Príncipe.

Hugo, de 5 años, tardó más en llegar a la plaza del Príncipe para este reportaje con motivo de la llegada hoy de los Reyes Magos que en decirle a su abuelo que va a salir en el periódico. Se reunieron los hijos de los compañeros de EL DÍA con motivo del 110 aniversario para conocer qué le han pedido a sus majestades: desde una batería a un viaje a Madrid, o ropa. No faltan las Nancy, alguna Pinypon, diferentes juegos de mesa y... ¡un ipad!

La cita para las fotografías adelantan el nerviosismo de la víspera de Reyes. A Lucas, de 7 años, los padres le compraron una segunda carta porque la primera acabó convertida en un avión de papel. Entre el nervio de la cita y cantidad de gente que acude a la feria de artesanía, alguna despistada, como Laia, de 5 años, que al no ver a su madre pide ayuda: "Mi madre es rubia". Que no cunda el pánico. Todo vuelve a la normalidad. Se reúnen once pequeños, de entre cinco años -Laia y Hugo, los más pequeños- y Sofía, de 11. Otros no han podido asistir por compromisos, fiestas de cumpleaños... o, incluso, por estar de viaje. Ya están todos en casa.

Melchor les ha ganado el corazón a la mayoría, aunque se apresuran a decir rápidamente que quieren muchísimo a sus Majestades de Oriente, a los que en las cartas les hacen constar que se han portado bien. Laia les recuerda que ha hecho la tarea: ya casi sabe leer este curso. El espíritu de autocrítica tiene reflejo entre los pequeños, como Lucas, que admite que en algún momento se pudo portar mejor. Igualmente dejan entrever su espíritu solidario al rematar su carta pidiendo alimentos y casa para todos los niños del mundo, como pide Leire, o que los Reyes (Magos) pongan fin a las guerras, demandan Laia o Noelia: "Sería el mejor regalo".

Cuentan que esta noche irán a ver las cabalgatas y luego a casa, donde pondrán agua y hierba para los camellos, y un plato con polvorones o roscón de Reyes. En casa de Hugo no faltará el donut. Y hay quien le deja sobre la mesa un chupito de whisky que siempre aparece vacío la mañana del día 6.

Mario quiere una batería. Es el más pequeño de dos hermanos, tiene 10 años y está en quinto de Primaria del CEIP Aguamansa de la Villa de La Orotava. A los tres Reyes Magos los tiene en gran estima, en particular a Baltasar. A sus majestades de Oriente les pidió unos muñecos de superhéroes de Marvel y una batería que convertirá este día en inolvidable.

Las hermanas Gloria y Delia Isabel. La mayor tiene 11 años, la pequeña, 7. Estudian sexto y segundo de Primaria, respectivamente, ambas en el colegio Hispano Inglés de la capital tinerfeña. Aunque hermanas, cada una tiene sus preferencias: Gloria es más de Melchior y el favorito de Delia Isabel es Gaspar. La mayor pide una varita mágica de Brom Merlin, cosas de Harry Potter -como el funko-, una tabla de surf y el juego de mesa Chrono Bomb. Delia Isabel solicita en su carta la Casa de Peppa Pig, una bufanda, un chaleco para el monte, más ropa y un Pinypon.

Saúl y el Gastón Cabezón. A sus 6 años, tiene lista su carta. El mayor de dos hermanos -la pequeña, Catalina, tiene 18 meses-, es alumno del CEIP Teófilo Pérez, de Tegueste, ha incluido en su carta un Gastón Cabezón. También la comisaría de la policía y la grúa de los Superzings, brazalete Wrapples Wraptiles y su padre también le ha incluido en el escrito un libro de National Geographic sobre récords de animales (con el que está muy entusiasmado -el padre, cazador-). Su rey mago favorito: "El de la barba blanca".

Manuel Ángel regresa de EEUU para ver a los Reyes. Año inolvidable, pues viajó estas navidades para conover a su prima en EEUU. Eso sí, con el tiempo suficiente para regresar y recibir a los Reyes Magos en su casa. Su favorito, Baltasar. A sus 9 años de edad, este alumno del CEIP Puertito de Güímar pide en su carta cosas de Fornite, tarjetas para la PlayStation, juegos de mesas... De todo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook