eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asier Garitano, encantado con el nivel competitivo del Tenerife

Reconoce que lo que más le está gustando de su equipo es que ha sido competitivo en cada partido. El Tenerife el que más balones recupera y el que más faltas hace.

Asier Garitano. LaLiga

Asier Garitano reconoció que, independientemente de los resultados obtenidos en la recién iniciada Liga 23/24 –cuatro triunfos en cinco jornadas–, lo que más le está gustando del Tenerife es su nivel competitivo. Se supone que una cosa lleva a la otra, que normalmente se gana poco o nada cuando la respuesta colectiva en el campo es insuficiente. Y no es ningún secreto. Todos, desde el favorito más claro a conquistar el ascenso al novato en la categoría, ponen esa condición a la altura de cualquier otra a la hora de hablar de aspiraciones. La entrega se sitúa incluso por delante. Se trata de una cualidad que, visto lo visto, no le está faltando al equipo blanquiazul. Lo indican las sensaciones y los números, pero también lo dice su entrenador. «El Tenerife ha mantenido un nivel competitivo bueno», confesó al ser preguntado por lo que más le está convenciendo de su equipo.

¿Se puede medir el nivel competitivo? ¿Es algo tangible? Hay determinados apartados de la estadística que dan a entender que, en teoría, unos valores ayudan más que otros a la hora de utilizar esta herramienta tan esencial en el intento de sumar puntos. Por ejemplo, se supone que un futbolista que no se anima a meter la pierna es más propenso a perder duelos. Y los números no colocan al Tenerife entre los más blandos. De hecho, es el que más faltas ha cometido –o al que le han pitado más faltas–. Lleva 91, por las 83 del Leganés y el Levante, los segundos de esta clasificación. Los blanquiazules también sobresalen en otras facetas del juego que ponen de relieve lo despiertos que están en el campo. Son los líderes en recuperaciones (327) y figuran entre los punteros en intercepciones (segundos, por detrás del Racing de Ferrol), despejes, entradas con éxito (cuartos en ambos casos)... En definitiva, el trabajo menos vistoso no está siendo un obstáculo para la escuadra tinerfeña. Y es una cualidad que prevalece en cualquier escenario, tal como explicó Asier. «Jugamos mejor o peor, pero lo hacemos con una identidad bastante clara de lo que queremos», apuntó el técnico partiendo de la idea de no siempre es posible superar en todo a los oponentes, porque «a veces los rivales son mejores y te cuesta más». Pero se queda con la capacidad que ha tenido el Tenerife para competir en cada partido, en los cinco disputados hasta la fecha. «Eso es lo más importante», resumió Garitano.

El representativo tratará de aprovechar esta dinámica para continuar con su pleno de puntos a domicilio (6 de 6). Tras vencer en Huesca y Andorra, este domingo visitará El Molinón, donde el anfitrión, el Sporting, ha ganado sus dos partidos. La pauta a seguir será la misma. «Es un gran estadio y ellos han sacado adelante sus dos encuentros, incluso siendo solventes», avisóGaritano refiriéndose a un «equipo fuerte», a un Sporting que tiene una «idea clara de juego». El entrenador guipuzcoano compartió su corazonada de que será un «partido bonito» para que el Tenerife muestre todo su potencial. «Vamos a ver si somos capaces de mantener la línea que llevamos y somos un equipo fiable y muy competitivo», tanto como en las cuatro jornadas anteriores, incluyendo la única que acabó en derrota –0-1 ante el Zaragoza–. Entretanto, recomienda «disfrutar del camino» y sacar la calculadora en Semana Santa, cuando quede poco para el final. «Ahora estamos bien en cuanto a juego y resultados, e invertimos nuestro tiempo en intentar alargar esta situación todo lo que podamos».

Compartir el artículo

stats