Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Tenerife cuenta con 350.000 euros que no gastó en verano

Ramis sugiere a la comisión deportiva que centre sus esfuerzos solo en sus primeras opciones l El club aguarda por descartes de Primera que esperan a decidir el último día

Juan Carlos Cordero, en su despedida junto a Santiago Pozas. | Andrés Gutiérrez

El CD Tenerife fía todas las opciones de reforzar su plantilla en enero a los últimos días del mercado. Fuentes del conjunto blanquiazul aseguran que los hombres pretendidos «están en otra categoría y solo saldrán si llegan a sus respectivos clubes otros jugadores» antes del día 31. En el perfil que bosquejan los jerarcas del representativo encajan perfectamente el central Kike Salas, pendiente de que el Sevilla firme a otro hombre en su misma demarcación; o el codiciado Loren Morón, al que el Betis quiere desvincular a toda costa para hacer hueco a un ariete con más pedigrí. Otro tipo de operación es la emprendida por la contratación del centrocampista Manu Molina, quien depende de que Juan Carlos Cordero le dé la carta de libertad en el Real Zaragoza.

En el club hay cierta tranquilidad por varios motivos: uno de ellos, la victoria del pasado fin de semana en Cartagena y la percepción de cierta solidez que ofrece el grupo en las últimas semanas; y por otro lado, porque en verano se quedó sin gastar un remanente de 350.000 euros por parte de Cordero. Aunque se realizaron numerosas incorporaciones hasta llegar a la decena, el club se guardó para la recta final del mercado una cifra suficiente para hacer un último fichaje. Que no llegó.

En la institución blanquiazul aún recuerdan aquella noche de luces encendidas hasta el cierre del plazo estival, con gestiones abiertas por un par de atacantes, concretamente Rober y Curro Sánchez. A éste último se le hizo una proposición incluso el día después de quedar finiquitado el mercado, pues era agente libre y podía firmar donde quisiera. Pero fue el Burgos, que aún había reservado más dinero en la caja, el que se llevó finalmente el gato al agua.

Así pues, el representativo –por vez primera sin director deportivo en una ventana de fichajes– acude al mercado sin prisas pero también sin estrecheces. A los mencionados 350.000 euros hay que sumar también el dinero ahorrado con la salida de Cordero; así como la cifra abonada –el pago se completará a plazos– por el ejecutivo cartagenero para lograr su desvinculación a petición propia.

Solo desde situación de desahogo financiero puede explicarse que el club se mantenga firme en su propósito de pujar solo por sus primeras opciones. Tanto es así, que en el eje de la retaguardia es probable que no llegue nadie si finalmente no se concretasen las negociaciones abiertas por Salas. El club ha llegado a esta conclusión casi definitiva después de evacuar consultas con Ramis, que es quien se ha opuesto al fichaje de segundas opciones (como Castel) y pide priorizar las posibilidades de incrementar el nivel competitivo con primeros espadas.

Músculo financiero

Hasta la fecha, la promesa de que hay «músculo» para afrontar grandes incorporaciones no se ha quedado en las palabras del primer accionista de la institución, José Miguel Garrido; sino que además se ha trasladado a las potentes ofertas realizadas por hombres como Manu Vallejo, en una operación casi utópica para traer al ariete del Girona; o por el propio Loren Morón, a quien el Tenerife oferta 400.000 euros, idéntica cifra a la que aportaría el Real Betis para hacer posible la transacción.

Llegados a este punto, las dificultades aparecen en forma de competidores en casi todos los frentes abiertos por el Tenerife. No obstante, para hoy se esperan noticias respecto al centrocampista onubense Manu Molina. «No está entre las prioridades de salida del Zaragoza», cuentan fuentes de la negociación, pero si el cuadro maño no logra sacar a James o Petrovic, entonces tal vez abra la puerta al andaluz. Su acuerdo con el Tenerife es casi una realidad, pero como en el resto de fichajes pretendidos, lo que falta es el sí de su club de procedencia.

El Sevilla convoca a Kike Salas para su partido de hoy


Se complica mucho un fichaje que parecía bien encarrilado. El Sevilla FC anunció ayer la convocatoria de su central Kike Salas con ficha del filial para su partido copero de esta noche, en una evidente señal de que aún cuenta con sus servicios. En el Tenerife esperaban con mucho interés la decisión al respecto del cuadro técnico que encabeza Sampaoli, quien finalmente optó por incluirle en la lista de futbolistas escogidos para su duelo de hoy. Desde el entorno de Kike argumentan que «nada ha cambiado» y que su propio rendimiento ha sido el que le mantiene en los planes del Sevilla, que solo dará luz verde a su partida si antes firma a otro futbolista de su misma demarcación. Junto a la del Tenerife, club al que daría «prioridad», cuenta con otras siete propuestas.

Compartir el artículo

stats