Está siendo una temporada irregular para el Tenerife. De una o, como mucho, un par de victorias seguidas –solo una vez–, intercaladas en tramos de baja o nula producción. El resultado, un claro déficit como candidato al ascenso –empezó la decimonovena jornada a diez puntos del sexto– y un inquietante fino margen con la zona de descenso –más dos–. Los blanquiazules se encuentran ahora en uno de sus momentos bajos. Habían reaccionado enlazando los triunfos ante el Burgos y el Huesca, pero fallaron en el derbi y no tuvieron puntería frente al Real Oviedo, en el partido que se adelantó al miércoles pasado para encajar el amistoso del centenario. A solo dos fechas –sin contar esta– para cerrar la primera vuelta, la prioridad del Tenerife pasa por ganar como sea a quien sea, en este caso a uno de los rivales más potentes, el Alavés, para evitar meterse de lleno en un problema. Será a las 20:00 horas de este miércoles en el Heliodoro.

Los de Ramis llegan después de encadenar dos derrotas. Es el mismo número de partidos perdidos que lleva su adversario. El Alavés, integrante del trío de cabeza con 34 puntos, junto a Las Palmas y el Burgos –al término de la decimoctava jornada–, se quedó sin sumar en El Plantío, el 8 de octubre, y en Los Cármenes hace cinco días. En Mendizorroza no ha caído y en las demás salidas, o ganó o empató. Trayectoria de candidato a volver por la vía rápida a Primera, categoría de la que bajó en junio después de seis temporadas consecutivas.

Al frente, Luis García Plaza, un entrenador experto en ascensos. Los consiguió con el Levante en 2010 y el Mallorca en 2021. Para la visita al Rodríguez López, el segundo viaje seguido tras el de Granada (3-1), tuvo que prescindir de tres jugadores que deberán cumplir un partido de sanción. Alkain fue expulsado en Los Cármenes y Salva Sevilla y Abqar completaron el ciclo de cinco amonestaciones. Por Alkain podría entrar JasonRemeseiro, mientras que Toni Moya y Sedlar o Laguardia se perfilan como sustitutos de Salva y Abqar.

Además, Miguel de la Fuente, máximo goleador con cuatro tantos, entrenó esta semana condicionado por un esguince de tobillo y es duda. Esperando su oportunidad está el delantero japonés Hara, autor de un tanto este curso.

En el Tenerife, la relación de ausencias se ha ido reduciendo hasta el punto de que solo hay dos jugadores sin opciones de entrar en la lista. Se trata de José León, que está en la parte final de la recuperación de una rotura muscular, y José Ángel Jurado, sancionado por la acumulación de tarjetas. La buena noticia está, por tanto, en el retorno de Corredera, que ya tuvo unos minutos ante el Brondby. El mediocentro gerundense no parte como titular, por los casi dos meses que pasó sin competir, pero sí formará parte de la convocatoria.

Ramis se verá obligado a realizar un cambio en la alineación respecto a la anterior en Liga, ya que Jurado jugó de inicio el miércoles pasado y esta vez estará en la grada. Javi y Larrea son las alternativas para acompañar a Aitor Sanz. Aunque el técnico se suele guardar algún retoque, se supone que dará continuidad al equipo que mereció golear al Oviedo y perdió, y que se enfrenta a un examen de recuperación en diciembre.

Apuntes en blanco y azul

Antecedentes.

El Tenerife ganó cinco de los seis últimos partidos contra el Alavés en casa. El otro acabó en empate. Todos esos antecedentes se encuadran en la Segunda División, menos el 2013, correspondiente al a final de campeones ascendidos a LaLiga SmartBank. El Alavés no vence en la Isla desde 2007.

Cien de Luis Miguel Ramis.

El entrenador tarraconense ha dirigido 99 partidos oficiales del Tenerife, 89 de Segunda División, cuatro de la promoción de ascenso a Primera y seis de la Copa del Rey.

Un tinerfeño en el Alavés.

Javier López Carballo viajó el lunes a su Isla natal como integrante de la plantilla del Deportivo Alavés. Fue fichado por el club vitoriano para su filial y está en su tercera temporada en el primer equipo. El lateral tinerfeño llegó a jugar 18 encuentros de Primera. En la presente campaña ya va por doce.