El día que se retire o acabe su etapa en el representativo, Aitor Sanz Martín habrá escrito una de las trayectorias más brillantes y completas que haya tenido un futbolista del CD Tenerife. Solo le falta el codiciado ascenso aPrimera División, que rozó hasta en dos ocasiones, pero en todo caso el actual primer capitán del representativo ha coleccionado tantos hitos como para ser considerado icono, emblema y leyenda.

El último hito en la trayectoria de Aitor ha pasado desapercibido pero no es baladí, ni mucho menos. Los minutos sumados en los recientes compromisos ligueros contra Las Palmas y Real Oviedo inscriben su nombre y apellidos en el muy selecto club de jugadores blanquiazules que han rebasado la extraordinaria cifra de 25.000 minutos jugados con esta camiseta. El centrocampista superaba recientemente a otro ilustre como el fallecido Justo Gilberto, que jugó entre 1961 y 1977 un total de 24.854 minutos; y entra en un cuarteto de lujo en el que figuran tan solo Toño Hernández, Alberto Molina y Felipe Miñambres.

Los últimos movimientos realizados por los nuevos gestores del representativo invitan a pensar que Aitor quizás pueda estar ante su último curso en el Tenerife. No está nada claro, pues la determinación respecto a su futuro se tomará en función de criterios estrictamente deportivos, pero ya le han formulado una oferta –igual que a Carlos Ruiz–que señala que su adiós puede estar cerca:cuando acabe su etapa en el club, le asignarán un cargo en la estructura deportiva del Tenerife. «Me parece una idea maravillosa», celebraba su entrenador, Luis Miguel Ramis, una vez EL DÍA anticipaba los planes de la directiva que tomará posesión de sus cargos el próximo 14 de diciembre.

Entretanto, Sanz sigue batiendo plusmarcas. En partidos jugados tiene al alcance los 337 de Suso Santana; en cuanto a minutos, sus números rubrican una regularidad a prueba de bombas. En los últimos tiempos ha sido partícipe de todo tipo de experiencias y grandes acontecimientos. Desde las fases de ascenso de 2017 y 2022; a los grandes derbis contra Las Palmas;los duelos de Copa del Rey contra rivales de Primera División o la celebración del Centenario. Por activa y por pasiva ha señalado Sanz Martín que solo le falta lograr un último gran objetivo: llegar a Primera. Pudo hacerlo abandonando al Tenerife si llega a aceptar una oferta que le formuló el Cádiz, pero también entonces puso por delante su compromiso y lealtad al representativo.

Planes de futuro

En algunas entrevistas recientes, Sanz ya ha manifestado que su retirada podría estar cercana en el tiempo. «Este año o el próximo», deslizaba durante la temporada anterior en un periódico peninsular. Sea como fuere, el nuevo primer accionista del representativo no descarta ningún escenario, tampoco el de una nueva renovación para el madrileño, que está siendo muy relevante en las alineaciones de Ramis. Sin ir más lejos, ha sido titular en los más recientes partidos oficiales.

JoséMiguel Garrido, nuevo primer accionista, se refería a su futuro y al de Carlos Ruiz ayer en este diario. «En el caso de Aitor y de Carlos, son personas con formación, con la cabeza muy amueblada y estoy seguro de que que les gustaría seguir en el club. Pero lo primero que tienen que hacer es cumplir como jugadores profesionales que son. Y estoy convencido de que les queda mucho fútbol en las botas. Ahora bien, puedo confirmarle esa información ya publicada: se cuenta con ellos y es bueno, como ha dicho Ramis, que nos rodeemos de gente como ellos dos».