Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Tenerife se pide otra ronda

El equipo blanquiazul busca estirar su participación en la Copa del Rey para que sirva como escaparate a los menos habituales l> Jugadores como Soriano, Mellot, Aitor Sanz o Enric no viajan por decisión técnica

Previa Copa del Rey. ED

Por diferente y extraña que pueda parecer la lista de convocados, el CD Tenerife se toma en serio la Copa del Rey. Abundan los motivos para respetar la competición y darle la importancia que merece. Por un lado, porque un triunfo haría posible un cruce con un Primera en eliminatorias venideras; y por el otro, porque jugar algunas rondas más permitiría a Luis Miguel Ramis dar chance y margen a los menos habituales en liga, competición donde las diferencias entre titulares y suplentes son casi abismales en algunas demarcaciones. Tanto es así que algunos futbolistas ya acusan la sobrecarga de minutos y kilómetros por su alta participación en lo que va de temporada, de ahí que el entrenador optase ayer no solo por liberarles del partido; también del viaje. En tierra se quedaron Juan Soriano, Aitor Sanz, Enric Gallego y Mellot, entre otros; más sorprendió la exclusión de Dauda, de quien Ramis confía en rescatar su mejor versión cuanto antes.

Enfrente estará el Lealtad de Villaviciosa, club que ya ha disfrutado de la experiencia de jugar contra rivales profesionales (Sporting de Gijón, Cádiz o Alcorcón) en ediciones pretéritas de la competición del KO. La pena para sus aficionados es no recibir al representativo en su feudo de Les Caleyes, que habría presentado sus mejores galas en una fiesta para el club y para todo el municipio. No será del todo así con la obligada mudanza al Municipal de Ganzábal, habitual campo del Langreo, obligada nueva ubicación para la eliminatoria por la negativa federativa a autorizar al Lealtad a jugar en su casa.

Para el Tenerife, su trayectoria reciente en la Copa ya demostró que seguir adelante y plantarse en las últimas rondas puede servirle para brindar a su afición un cruce potente (Villarreal, Athletic y Valladolid pasaron en los últimos años por el Heliodoro); y también para ganar confianza y energías para la liga, donde de momento sus dígitos distan mucho de ser los apropiados.

Ramis no quiere relajación ni tampoco que nadie subestime al adversario. La última coincidencia con un rival inferior (Ibiza Islas Pitiusas) tuvo que resolverse en la prórroga, si bien para hoy no se esperan tantas dificultades por la todavía menor categoría del Lealtad, actual segundo clasificado en Tercera RFEF. Un equipo de albañiles, pasteleros, fontaneros y profesores dispuesto a dar batalla ante un Tenerife donde cambiará la alineación, no el estilo. Promete el entrenador un once solvente (Javi Díaz, David y once más) para ganarse el derecho a otra ronda. 

Borja Garcés, argumento para el gol

Ausente Enric Gallego por decisión técnica, la responsabilidad del gol recaerá sobre Borja Garcés. Su sanción para los venideros compromisos ligueros ante Huesca y Las Palmas alimenta sus opciones de jugar esta mañana -probablemente con la condición de titular- con la idea de que pueda encontrar en la Copa el escenario perfecto para hallar buenas sensaciones y alimentar su cuota anotadora. El ariete melillense recibía esta semana la infeliz noticia de su baja por dos partidos (derbi incluido) por las palabras que le dirigió al árbitro del Burgos-Tenerife: «Es una puta vergüenza». Competición no tuvo piedad. | M.D.

Compartir el artículo

stats