Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ramis no percibe distracción en sus jugadores por las novedades institucionales en el club blanquiazul

«No estamos ajenos, pero tampoco vemos ningún tsunami», asegura el entrenador del Tenerife

Luis Miguel Ramis. CD Tenerife

Mientras que el presidente Miguel Concepción confirmaba el pasado martes, en un encuentro con los medios de comunicación, su decisión de dejar el cargo y daba detalles sobre los cambios que se van a producir en el grupo de gobierno del Tenerife, Luis Miguel Ramis y sus futbolistas llevaban a cabo un entrenamiento en El Mundialito, pensando en el partido de hoy ante el Zaragoza. Una mañana histórica en el hotel Mencey, un día más en el césped. Dos partes esenciales de un mismo club conviviendo en paralelo sin desviarse de su camino. Con esa naturalidad ha asimilado la mitad deportiva lo que está pasando en la institucional. «No estamos ajenos, pero tampoco vemos ningún tsunami ni un maremoto para preocuparnos, así que tanto la plantilla como los técnicos estamos centrados», aseguró Luis Miguel Ramis.

En la rueda de prensa que ofreció este viernes había que preguntarle por el encuentro de la decimotercera jornada de Liga, pero también por el club que está por venir y por el efecto que podrían tener tantas noticias en el equipo. Para empezar, el entrenador garantizó que el relevo en la presidencia del Tenerife ha generado «más cosas» en la prensa que en el día a día de la plantilla. «Puede dar la sensación de que nosotros vamos en esa misma línea –de atención a las novedades institucionales–, pero los niveles de tranquilidad que hay en el vestuario son altísimos», contó Ramis antes de añadir que de puertas adentro no se ha hablado «nada» sobre la salida de Concepción, la entrada de Paulino Rivero, el papel de José Miguel Garrido... «Lógicamente, yo hablo cada día con Juan Carlos Cordero –director deportivo–, pero no hay niveles de distracción o preocupación por este asunto», insistió. Y por si quedaba alguna duda, desveló que el contenido de su primera charla en esta semana fue puramente deportivo. «Al volver de Leganés empezamos a incidir en los errores cometidos», indicó.

En cuanto al futuro de Cordero en el Tenerife a corto plazo, afirmó que no le consta que el dirigente tenga previsto anticipar la finalización de su contrato. «Ni lo he pensado, porque como no se va a ir...», apuntó el tarraconense. «Ya lo ha dicho el presidente y yo sé lo que hablo con él», añadió Ramis. «No voy a desvelar lo que me ha comentado, pero sí sé cuál es su pensamiento con respecto a este tema, aunque no me corresponde decirlo a mí», continuó el técnico.

Ramis remarcó que no ve «nada despistado» al director deportivo. «Sigo trabajando con él exactamente igual que el primer día. Nos vemos, hablamos, analizamos cosas, intercambiamos opiniones deportivas... No lo veo nada despistado. Simplemente, las cosas suceden. Pero sé que tanto su pensamiento como el mío consiste en que el club continué creciendo, esté cada vez mejor y más arriba, y siga ilusionando a su afición, que cada vez seamos más, que vean que lo intentamos todo, que nos acepten con nuestros errores y con nuestros aciertos, y que disfruten del acierto, aunque también tengan que sufrir los errores», argumentó. «Nuestra mentalidad está en lograr lo mejor para el Tenerife, más que buscar intereses personales, es así», garantizó. «Ese es mi pensamiento y creo que también el suyo. Nunca vamos a hacer ninguna maniobra que pueda perjudicar la trayectoria del club, todo va ser para mejorar», finalizó Luis Miguel Ramis.

El calendario se aproxima al final de su primer tercio y Ramis sabe que conviene ir cogiendo posiciones. «Estoy va de trabajar cada semana para mirar el retrovisor y comprobar que hay gente que viene por detrás», comentó comparando la competición con un viaje en coche. La clave está, según su análisis, en «mantener una línea de continuidad» a lo largo de la temporada, algo que se le está resistiendo al Tenerife. De hecho, reconoció que su equipo tiene «un déficit» por sus resultados en las doce primeras jornadas de Liga. «Somos conscientes de que si hacemos un buen mes, nos vamos a posicionar donde queremos, aunque luego estaremos en las mismas, porque tendremos que hacer otro buen mes», explicó el técnico, convencido de que «esto va de no caerte y de intentar tener líneas de continuidad y de exigencia altas».

Compartir el artículo

stats