Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un pacto desde la «estabilidad»

José Miguel Garrido asegura que los accionistas que firmaron la sindicación no pretenden iniciar una «revolución» en el club, sino dar continuidad a una «evolución»

José Miguel Garrido, accionista de referencia del CD Tenerife | | LEVANTE

Estabilidad y miras altas. Son dos de los pilares que sostienen al Tenerife que viene; el que, probablemente, estará presidido por Paulino Rivero y contará con la unión de sus cuatro principales accionistas. Uno de ellos, José Miguel Garrido, advirtió ayer, en Canarias Radio, que no pretenden iniciar «una revolución» en el club, sino poner en marcha una «evolución».

Garrido acordó con Miguel Concepción, Amid Achi y Conrado González sellar un pacto de sindicación de acciones como punto de partida, para que, a continuación, se proceda al cambio de presidente y se incorporen otros dirigentes a la entidad. «Con una sindicación como la que tenemos firmada, todos actuamos al unísono, y eso será muy bueno para el Tenerife», opinó el madrileño. «Somos 18 mil accionistas y el hecho de que los accionistas de referencia nos unamos para que no haya discrepancias, vayamos a por un objetivo común y no estemos pendientes de temas institucionales, le da solidez a la dirección del club», añadió Garrido, para quien «lo importante en estos momentos es apostar por la estabilidad» para «volver a Primera lo antes posible».

El inversor afirmó que el Tenerife es una rara avis dentro de un paisaje futbolístico dominado por grupos empresariales o por dueños multimillonarios. Al respecto, avanzó que el modelo de la entidad blanquiazul no cambiará; o lo que es lo mismo, no hay prevista una ampliación de capital. «Queremos que se mantenga igual», señaló. «Queremos tener una línea consensuada que evite que, con un accionariado tan disperso, se produzcan luchas internas, porque los partidos se ganan en el campo, pero también necesitamos dotar al club de estabilidad y tranquilidad por un período de tres a cinco años para poder acometer proyectos sin esas luchas», explicó el accionista del Tenerife.

«Paulino Rivero me ofrece todas las garantías; creo que va a dar un paso adelante»

José Miguel Garrido - Accionista del Tenerife

decoration

En cuanto al elegido para sustituir a Concepción, remarcó que la opción de Paulino Rivero le ofrece «todas las garantías», aunque prefirió esperar a que el expresidente del Gobierno de Canarias haga oficial su decisión. «Paulino está haciendo sus cálculos y sus cábalas, porque es un profesional que trabaja en otro ámbito, pero creo que dará un paso adelante», comentó sobre alguien que es «futbolero y tinerfeñista a más no poder».

Sea como sea, Garrido aclaró que el nuevo presidente sí tendrá poder en la toma de decisiones. «No vamos a inmiscuirnos en la labor del día a día», apuntó respecto al papel de los cuatro accionistas mayoritarios en la gestión.

Asimismo, advirtió que ni los nuevos consejeros ni el presidente van a tener sueldo, tal como queda recogido en los estatutos del club. Otra cosa será lo que ocurra con quienes desempeñen un «trabajo profesional» en la entidad. «Pero no será el caso del presidente. Como tal, no hay ninguna remuneración. Paulino es un profesional y si acepta será de agradecer, porque el puesto conlleva muchas responsabilidades: no deja de ser el presidente del Tenerife, con un presupuesto a su cargo de 14 millones de euros», observó.

Garrido reconoció que se producirán cambios en el club, porque «habrá un nuevo consejo» y llegarán «nuevos directivos», pero insistió en que el proceso se desarrollará «desde la calma y la tranquilidad para dar estabilidad». «Si todos hubiéramos decidido vender nuestras acciones y entrara una persona que no conoce el club, la ciudad o la Isla, sí veríamos muchos más cambios, pero nosotros optamos por la continuidad, por hacer un cambio tranquilo y por dotar al Tenerife de medios necesarios», indicó haciendo alusión, entre otras cosas, al aumento de ingresos y a la reducción de la deuda. «Esa es la dirección».

Por último, Garrido quiso tranquilizar al tinerfeñismo diciendo que los protagonistas de la sindicación de acciones tienen claro su plan. «Sabemos lo que tenemos que hacer. Somos conscientes de que tenemos una realidad muy sólida construida por el consejo actual, y eso nos da la oportunidad de mirar adelante», concluyó.

Otros apuntes en clave institucional

Ampliación de capital

«No la valoramos»

«A día de hoy, no valoramos una ampliación de capital, que es un proceso que está perfectamente delimitado por la ley. Aunque quisiéramos, no sería tan sencillo, no podría hacerse mañana. Ahora mismo no lo tenemos en mente, pero debemos ser capaces de dotar al club de estabilidad y recursos», explicó el inversor madrileño. 


Nombramientos

Libertad para Rivero

Garrido aseguró que ningún accionista impondrá a los nuevos dirigentes. «El presidente será libre para montar su equipo», comentó.


Santiago Pozas

«Candidato perfecto»

Garrido no llegó a confirmar que Santiago Pozas se unirá al grupo de gobierno del Tenerife, en principio para ser director general, pero sí afirmó que «puede ser un candidato perfecto», entre otras cosas porque «conoce el mundo del fútbol, la Liga, las relaciones, cómo funciona un club de Primera y de Segunda... Cumple los requisitos».


Heliodoro

Un estadio reformado

Garrido se mostró partidario de que se mantenga la esencia del tinerfeñismo en su actual punto de encuentro, el Heliodoro. Eso sí, sería un estadio «actualizado» y con un «correcto funcionamiento». No obstante, opinó que Tenerife «adolece de una instalación deportiva acorde a las necesidades de hoy en día». 


Cantera

«Es muy relevante»

Para el accionista de referencia del Tenerife, la cantera «tiene mucha relevancia» en un club. «El hecho de poder inaugurar la Ciudad Deportiva en noviembre será un punto de inflexión, aunque los resultados de la cantera no son automáticos», manifestó. 

Compartir el artículo

stats