Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ramis: «Este no es el equipo que queremos ver»

El técnico blanquiazul, muy decepcionado tras la derrota en Can Misses l. La falta de «activación», la principal preocupación

El entrenador del CD Tenerife, Luis Miguel Ramis, saluda antes del partido al de Ibiza, Javier Baraja. DIARIO DE IBIZA

El entrenador del CD Tenerife, Luis Miguel Ramis, no puso excusas en la sala de prensa de Can Misses. «La derrota ha sido justa. En la primera parte tuvimos alguna opción pero es merecida. Con respeto al rival, al que felicito, ha sido más por deméritos propios que méritos suyos», explicó tras perder contra el Ibiza por 1-0. A partir de ahí, el técnico catalán focalizó su discurso en las malas sensaciones que dejó el equipo en este partido y la dinámica negativa en este arranque liguero, en el que solo ha ganado un encuentro de cinco jugados hasta la fecha.

«No hemos hecho nada para llevarnos nada de aquí. El primero que tiene la responsabilidad soy yo. Aparte de todo lo que trabajamos a nivel colectivo, uno tiene que empezar los encuentros con la actividad que engloba la concentración, la agresividad, el meterse en el partido, no esperar, sino anticiparse y esa actividad no la hemos tenido. Lo hablamos en la charla técnica previa porque me daba miedo eso. Ha sido un encuentro a las 16:15, con calor para los dos equipos y el balón tarda en correr. Tienes que estar muy vivo para meterte en el partido porque el rival iba a ser muy intenso y se te echa encima. No lo hemos sido, no le hemos creado apuros y dificultades al Ibiza. Sí lo hubiéramos hecho estando a unos niveles muchos más altos», comentó Ramis. El entrenador blanquiazul no solo apuntó a sus jugadores, sino que también hizo autocrítica. «El principal culpable soy yo con la alineación y las decisiones que he tomado, pero bueno, todo sirve. Hay alguna cosa positiva pero poca. Ahora tranquilidad, trabajar en esta semana y apretar los dientes porque este no es el equipo que queremos ver», declaró.

Mejorar.

Ramis vive la actual situación como un reto y buscará cambiar la dinámica deportiva y anímica desde el primer entrenamiento de la semana con el punto de mira puesto en la visita del Málaga CF. «Cuando uno pierde no solo tiene sensaciones de preocupación. Tengo otras muchas más cosas en la cabeza. Tengo en la cabeza revertir una situación en cuanto a fútbol y en lo emocional. Es un reto para mí y una ilusión pero tenemos mucho trabajo. Muchos jugadores de la plantilla me conocen, los nuevos estarán conociéndome durante el año pero una de las máximas mías son niveles de exigencias altísimos y hoy [por ayer] en líneas generales no los he visto, eso yo no lo permito. Voy a trabajar con todos igual, los partidos se firman el viernes, sábado, domingo o lunes. Yo los veré trabajar durante la semana y elijo, si después no hay respuesta tengo que reaccionar. Seguiremos trabajando a ver si recuperamos jugadores. Analizaremos bien pero el partido contra el Ibiza ha sido estrepitosamente malo por nuestra parte», dijo el entrenador.

El físico.

Dentro de las preocupaciones, desde el banquillo se mira con atención el comportamiento de los jugadores, sobre todo en las segundas partes. «Tenemos que ir creciendo físicamente. Todo es un proceso pero tenemos que llegar con más capacidad para los últimos 30 o 20 minutos estar mejor. Mo Dauda tiene un golpe en la espalda, está bastante dolorido pero no sé más. Lo demás forma parte del cansancio. Iván Romero tuvo durante la semana una luxación de hombro, volvió a su sitio y no hubo lesión. Ha ido mejorando pero no llegaba a tiempo. Estaba para correr pero no para chocar», declaró Luis Miguel Ramis, que vio a su equipo por debajo en este aspecto que al Ibiza desde el minuto uno.

Estado de ánimo.

«Es verdad que el equipo está jodido porque da para mucho más. El esfuerzo en un día tan caluroso para los dos es grande pero no nos hemos acercado a lo que trabajamos durante la semana. Estas derrotas duelen porque el equipo responsable sí es, pero tenemos que otra vez volvernos a situar, poner los pies en el suelo y ver dónde somos fuertes y dónde no. Tener niveles de activación más altos, porque si los hubiéramos tenido, el partido creo que hubiera estado más cerca de nosotros que de ellos», explicó el máximo responsable deportivo blanquiazul. Dentro de la decepción por la derrota y la imagen, Ramis tuvo palabras positivas para un canterano, Teto, que volvió a tener minutos como en el resto de partidos desde que comenzó el campeonato. «Él es una buena noticia, no me sorprende. Lo veo entrenar y es un ejemplo de la actividad que hay que tener dentro del campo y que en muchos momentos nos ha faltado. Tiene mucha ilusión y mucho fútbol. Así se ganan las cosas», concluyó. Todo hace pensar que de cara al próximo partido ante el Málaga CF, el entrenador tomará cartas en el asunto desde la alineación titular.

Compartir el artículo

stats