Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más cedidos que nunca

El representativo bate récord de préstamos suscritos con equipos de inferior categoría para ‘foguear’ a sus canteranos l> Rubén Díez, caso atípico, se fue por un año al Dépor

Ethyan González, ayer, con los colores de su nuevo equipo. | | NICO W. (PERIODISMO ULL)

Una paradoja en la construcción de la plantilla. Se dan este año dos circunstancias compatibles y a la vez llamativas en la configuración del proyecto deportivo del Tenerife: mientras el primer equipo cuenta con un número escaso de efectivos (con dos fichas libres en nómina), el club ha pulverizado su propio récord de cesiones a terceros. Según explica Juan Carlos Cordero, son préstamos no suscritos «por voluntad propia, sino porque los jugadores han puesto mucho empeño y han insistido mucho» en que les dejaran salir.

Así pues, el club habrá de estar ojo avizor durante toda la temporada a muy dispares destinos. Alguno muy próximo geográficamente, como la isla de La Palma, adonde se fue el mediocampista Félix Alonso en uno de los primeros movimientos del segmento estival; y otros tan lejanos como Riazor, estadio que acoge desde hace algunas semanas a Rubén Díez, el único fichaje peninsular protagonista de una operación como ésta. En su caso era prescindible para Ramis y se buscó su desvinculación temporal (por un año) como mejor fórmula para hallarle destino.

Como es natural, la mayoría de las cesiones rubricadas por el representativo son de futbolistas de la cadena de filiales que intuían escaso margen para lucir en el equipo profesional. Casi todos ellos se habrían quedado bajo disciplina blanquiazul si el filial hubiera logrado el anhelado ascenso a Segunda RFEF, pero hay coincidencia –entre los jerarcas deportivos del club, sus representantes y los propios jugadores– que el equipo de Mazinho en Tercera ya se les iba quedando pequeño.

Por tal motivo se ha ido Yeremy Socorro a tierras andaluzas para jugar en el Antequera malagueño, de Segunda RFEF; o Jorge Padilla a la otra punta de la Península, en su caso para militar un escalafón más arriba con ficha Sub 23 en el histórico Racing de Ferrol. Fueron muchos los clubes que preguntaron por el ariete majorero, que ha aceptado irse a préstamo por segundo año consecutivo. La campaña pasada la consumió en Valencia, cedido en el filial del Levante, que incluyó una opción de compra que no ejecutó.

Ahora el que tiene la posibilidad de romper amarras definitivamente con el Tenerife es uno de sus canteranos que mejores huella y pálpito ha ido dejando durante las últimas campañas. Se trata de Ethyan González, cuyo agente –el mismo de Ayoze Pérez– presentó en las oficinas del club el penúltimo día de mercado una oferta muy suculenta. Ya no solo por el destino (Atlético de Madrid B), sino por la opción de jugar con los mayores durante el parón obligado por el Mundial de Catar y por el empeño de la directiva rojiblanca, que ha incluido una cláusula de tanteo cuyos efectos se descubrirán a fin de curso. Por lo pronto, Ethyan ya se estrenó con sus nuevos colores el pasado fin de semana contra la Gimnástica en Segovia. Nada más bajarse del avión, su nuevo entrenador le probó por media hora. Y gustó, aunque evidentemente era demasiado pronto para verle sus virtudes.

Completa el largo catálogo de préstamos el de Thierno Arévalo, que se ha decantado por una plaza de Primera RFEF como la SD Logroñés, histórico del fútbol nacional donde podrá exhibir todo el talento que ya se le adivinó en sus cuatro partidos con el primer equipo (dos en Segunda y otros tantos en la Copa). Además, se espera que siga yendo con Guinea.

Compartir el artículo

stats