Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Punto de mira desenfocado

El equipo blanquiazul fue el que más remates hizo en la segunda jornada de LaLiga SmartBank l> Superó en ocho al Deportivo Alavés, el segundo en este registro

El delantero del CD Tenerife Enric Gallego remata de cabeza tras un centro al área pero no encontró el gol. | | CD TENERIFE

Tras el empate ante el CD Lugo por 1-1, la sensación en el vestuario del Tenerife es de haber dejado escapar dos puntos. El equipo dirigido por Luis Miguel Ramis fue una avalancha hacia la portería rival, sobre todo en la primera mitad. Sin embargo, un gol y muchos lamentos en la grada del Heliodoro Rodríguez López. Los blanquiazules fueron los que más remates firmaron de Segunda en esta jornada, con 23, pero no les dio para sumar la primera victoria de la temporada. Pese a ello, el entrenador pide tranquilidad y confía que con el juego desplegado ante los gallegos y con más puntería, muchos partidos se ganarán de aquí en adelante. «Nos hemos visto impotentes por todas las situaciones creadas y no ganar el encuentro. Debimos sentenciar antes», dijo Ramis en sala de prensa.

De seis a 23.

En la primera jornada, el Tenerife se volvió de vacío de Ipurúa, donde los tinerfeñistas perdieron por 1-2. La lectura tras el encuentro tuvo mucho que ver con la falta de atrevimiento en momentos determinados para buscar la portería rival. Con el gol de Mo Dauda el equipo fue reservado en este aspecto. En la semana previa del duelo contra el Lugo parece que se puso sobre la pizarra esta situación, se entrenó y se consiguió llevar al terreno de juego. La conexión de Mo Dauda y Sam Shashoua, Enric Gallego como referencia y una ambición por hacer gol desde segunda línea pocas veces vistas la temporada pasada parecían marcar el camino hacia la victoria. No fue así por falta de puntería que no de ocasiones de gol. De los 23 disparos a portería ocho fueron entre palos. No solo fue una cuestión de falta de acierto, el portero visitante Whalley sostuvo a su equipo cuando pero lo estaba pasando.

Enric Gallego.

El jugador más frustrado por no marcar en domingo en el estadio de la calle de San Sebastián fue Enric Gallego. El delantero, a diferencia de la temporada pasada, ha hecho toda la pretemporada con el equipo y es el ariete referencia en el inicio del curso. Sin molestias físicas suma 180 minutos. Lo ha jugado todo, pero no ha celebrado todavía un tanto en la 22/23. Tuvo opciones contra el Lugo. El resumen de su partido fue la imagen golpeando el suelo tras no llegar a un centro desde la parte izquierda de Shashoua. El goleador catalán es el que más lo ha intentado de la plantilla, con dos disparos hasta el momento. Su primer gol el curso pasado llegó en la jornada 13, ante el Burgos, en la victoria por 4-0. Puso la sentencia entonces en el minuto 81.

La baja de Elady.

Mucho echó de menos el CD Tenerife a uno de sus atacantes. Elady Zorrilla no entró en la convocatoria, a causa der una otura fibrilar miotendinosa en el sóleo de la pierna derecha, según informó el parte médico del club. Desde los servicios médicos no se marcan una fecha de vuelta. El curso pasado un total de once goles llevaron su firma, de ahí su importancia en el ataque.

Refuerzos.

En lo que queda de mercado de fichajes, cierra el uno de septiembre, el director deportivo blanquiazul Juan Carlos Cordero busca el mismo perfil de jugador. Que sume goles, ya sea desde la punta de ataque o la segunda línea de la ofensiva. El que está al llegar es Iván Romero, del Sevilla FC. El jugador de 21 años ha participado en el inicio de la competición con el primer equipo andaluz. En su carrera profesional no ha destacado por una cifra elevada de goles. En la 21/22, con el filial, hizo seis y en la 20/21 el doble, 12. Ramis lo espera en El Mundialito esta semana. Pero ahí no terminará el intento de mejorar la puntería. Tras la llegada de Romero, que salvo giro inesperado se dará, la secretaría técnica tiene puesto el punto de mira en reforzar la posición de extremo.

En esta línea, el último fichaje Waldo Rubio, que debutó contra el Lugo, está llamado a recuperar su mejor versión y ser determinante en metros finales y recuperar el olfato goleador que demostró en el filial del Real Valladolid, donde hizo seis tantos y el Córdoba B, su mayor registro reciente con siete dianas. El próximo rival para poner la puntería a prueba, el Levante UD.

Compartir el artículo

stats