Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres fichajes en camino para el CD Tenerife

Concepción anuncia incorporaciones para reforzar los laterales y la delantera, pero matiza que seguramente no estén para el debut liguero | Da por hecho que el club rebasará con creces los 10.000 abonados

Aitor Sanz y Carlos Ruiz, capitanes del CD Tenerife, posan tras realizar la ofrenda floral a la Virgen de Candelaria. CD Tenerife

De Candelaria al Vaticano, aunque con escala previa en Ipurua. El CD Tenerife completó ayer con su tradicional ofrenda a la Patrona de Canarias, esta vez con la excepcional expectativa de que pronto hará otra, pero nada menos que al Papa Francisco. En el club blanquiazul ya preparan con mimo su histórica visita a Roma –prevista para la semana próxima con motivo del Centenario– si bien a ver al Sumo Pontífice irá solo una muy reducida comitiva. No acudirán los jugadores ni el cuadro técnico, pues ellos ya andan centrados en la faceta estrictamente futbolística de la institución y concretamente en el estreno liguero del sábado (ante el Eibar, 16:00 horas) en el primer partido oficial que disputará el representativo desde la final perdida con el Girona.

Miguel Concepción, presidente de los blanquiazules, aprovechó la litúrgica presencia de los suyos en la Villa Mariana para anunciar novedades en forma de fichajes. Habló de «dos o tres», precisó que vendrán para apuntalar «los laterales y la derecha», pero posiblemente la cifra de nuevas altas sea mayor, por cuanto es vox pópuli que también vendrá un extremo para cubrir una demarcación absolutamente huérfana desde la salida de Rubén Díez.

«Las sensaciones son buenas; el año pasado terminamos bien aunque no lo culminamos y la estructura que tenemos es la misma, solo que con algunas renovaciones», precisó el jerarca palmero. «Confiamos en que el equipo compita, con regularidad y que podamos luchar por los puestos altos, que son los que te pueden dar opciones», advirtió antes de hablar del «ansiado ascenso» como un propósito real. Hace días que el mandatario isleño lleva hablando de que «el club está preparado y ya le toca» subir a Primera División; y ayer hizo hincapié en que cuentan «con las bases y los cimientos sólidos para luchar por cualquier puesto dentro de la competición».

«Lo que esperamos de esta liga a punto de comenzar es que el equipo gane partidos y mantenga la ilusión de nuestra afición, que nos está apoyando y está muy ilusionada por la forma en que acabamos la temporada anterior», fue otro de sus mensajes. El dirigente tinerfeñista puntualizó que hay tiempo para el 31 de agosto –fecha del cierre del plazo– para suscribir incorporaciones y, sin dar nombres, dejó entrever que los fichajes pretendidos no estarán para la apertura liguera, pero sí con casi total seguridad «para la próxima semana».

En la rampa de salidas

Concepción deslizó que está en la hoja de ruta del Tenerife la desvinculación de Míchel Herrero, aunque pendiente «de que se llegue a un acuerdo». Si no lo hubiera, avisó de que tendría que quedarse y aportar.

En nombre del consejo de administración, testimonió «el agradecimiento por la acogida por parte de la afición y del público de la provincia que tuvieron los actos del Centenario, que fueron muy bonitos y entrañables». En este sentido, se mostró Concepción «muy orgulloso de haber tenido la oportunidad de haber estado ahí para vivirlo y para contarlo»; y añadió su convencimiento de que «en un día así había que acordarse también de los que no están vivos», en alusión a la misa que se ofició en honor a los blanquiazules fallecidos.

Por último, ratificó su convencimiento de que el club «superará» con creces la barrera de los 10.000 abonados con el impulso que los rezagados darán a una campaña que va por 7.000 altas; y que permanecerá abierta incluso después del estreno en casa contra el CD Lugo. El gran número de seguidores blanquiazules que se han afiliado al proyecto por vez primera es un extraordinario estímulo para registrar cifras de récord, espoleadas por el entusiasmo que levantó el equipo durante el casi exitoso ejercicio previo.

Compartir el artículo

stats