Jeremie Bela se aleja peligrosamente. Hace días que en el CD Tenerife existía la previsión de que el jugador angoleño decidiría su futuro esta misma semana, y todo apunta a que así será. Aunque hay margen para que se dé cualquiera de los escenarios, la sensación que se desprendía anoche de las conversaciones con su entorno es que finalmente elegirá una mareante oferta proveniente del fútbol francés. El equipo que se llevaría el gato al agua es el Clermont Foot, de la primera división gala.

Es el factor económico el que puede desnivelar la balanza y no precisamente del lado del Tenerife, cuya proposición sedujo al jugador después del encuentro que mantuvo su empresa de representación con Juan Carlos Cordero a mediados del mes de julio. Ayer, horas antes de conocerse la definitiva decisión del muy codiciado atacante africano, unas declaraciones del agente que le trajo a España dibujaron una situación difícil para el conjunto blanquiazul, que sí parecía haberse impuesto a Málaga y Leganés entre los pretendientes españoles de Bela.

Rubén Ramírez, intermediario que logró su pase al Albacete, aseguró que «hay factores que le acercan a Francia». Además, recordó que el extremo se formó en el fútbol galo, concretamente «en el Racing Club de Lens, igual que Varane, y luego jugó en Dijon, donde no tuvo la continuidad deseada».

El intermediario contó, a modo de anécdota, que influyó en el fichaje por el Albacete que su director deportivo, Nico Rodríguez, fuese francófono; y a continuación el propio futbolista demostró en el cuadro manchego «una capacidad de adaptación grande, hasta el punto de completar una segunda campaña excepcional».

Ramírez enumeró entre los factores para la decisión definitiva «la relación humana con Ramis y el proyecto deportivo del Tenerife». Ahí, Cordero ganó la partida a su competencia. Pero llegado el momento de hacer números, la proposición del Clermont es superior. «Es un futbolista con mucho mercado en España, Francia e Inglaterra, como así ha demostrado el curso de los acontecimientos durante esta ventana veraniega. Por supuesto el proyecto deportivo influye, pero a sus 29 años podría priorizar el factor económico por delante de los demás».

La proposición del Tenerife pasa por diversificar los pagos en varios años a través de un contrato por varias temporadas. Ycomo la esperanza se apaga, Cordero ya explora alternativas.

Sin alarmas por Garcés ni Shashoua

 

El entrenamiento matinal en San Pedro del Pinatar se ocupó de disipar cualquier duda o temor respecto del estado físico de Borja Garcés y Sam Shashoua. Ninguno de los dos jugó el último amistoso del representativo en la Isla, en La_Orotava contra el Atlético Paso;_ni tampoco el domingo frente a la UD_Ibiza. Fuentes del club aseguran que se trata de una medida absolutamente preventiva, desde la intención de ahuyentar lesiones musculares en este tramo tan sensible del verano.

La sesión de trabajo en uno de los campos de Pinatar Arena permitió ver en acción –y en contacto con el balón– a ambos futbolistas. Garcés ya pudo estrenarse con gol en el primero de los exámenes estivales contra el Tenisca;_y en su presentación verbalizó que aquella fue una buena forma de comenzar. En cuanto a Shashoua, que ha seguido un tratamiento conservador para evitar una visita al quirófano, existe la impresión en los despachos de que «éste será su año», como así indicaba Juan Carlos Cordero en una comparecencia reciente.

Los primeros entrenamientos en tierras peninsulares siguen valiendo a Ramis para inculcar sus ideas al grupo, de forma muy particular a los nuevos, a los que está imbuyendo en su estilo y conceptos fundamentales. Para hoy están previstas otras dos sesiones en el complejo de San Pedro, aunque desde el cuadro técnico diseñan algunas actividades lúdicas para que no todo sea trabajar y jugar partidos en esta concentración que concluirá el domingo. Hasta entonces, habrá margen para dos amistosos más, el primero mañana mismo contra el Real Murcia.