Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres veranos con Cordero

De los diez jugadores que fichó en la ventana estival de 2020, no queda ninguno l En cambio, casi todas las altas del mercado posterior son la base de la plantilla actual

Juan Carlos Cordero, a la derecha de Mohammed Dauda, en la presentación del extremo ghanés. | | Andrés Gutiérrez Taberne

El director deportivo del club blanquiazul todavía tiene un mes por delante para terminar de completar una plantilla a la que ya ha incorporado cinco refuerzos: Javi Díaz, Nacho, José Ángel Jurado, Dauda y Borja Garcés. El cartagenero llegó a diez altas en su primer mercado, el del verano de 2020, y subió a once en el plazo del año posterior.

El mercado de fichajes de verano entra en su último mes, tiempo que aprovechará Juan Carlos Cordero para terminar de retocar la plantilla del Tenerife. No son tantas las piezas que necesita el director deportivo del club para completar el puzzle. Después de las incorporaciones de Javi Díaz, Nacho Martínez, José Ángel Jurado, Mohammed Dauda y Borja Garcés, la prioridad se centra en el extremo derecho, aunque hay otras demarcaciones sujetas a posibles mejoras. Tal como indicó hace unos días el dirigente blanquiazul, se trata de «seguir acertando, pero sin prisas», y con la mirada puesta en los posibles descartes procedentes de los equipos de la máxima categoría.

De momento, Cordero está lejos del número de altas que introdujo en la plantilla en sus dos anteriores ventanas de verano. Se estrenó en 2020 con diez refuerzos, de los que ya no queda ninguno. Coincidieron los cedidos Fran Sol, Vada, Bruno Wilson, Zarfino y Ramón Folch, que hicieron el viaje de ida y vuelta. Los demás se fueron desligando del club, ya fuera por acuerdo mutuo o por finalización de los contratos: Nono, Pomares, Jacobo González, Otar Kakabadze y Emmanuel Apeh.

Un año más tarde llegó a crear un equipo totalmente nuevo, con la diferencia de que las operaciones a préstamo se redujeron a la que llevó al representativo a Víctor Mollejo. Los diez restantes forman el armazón del actual Tenerife (Soriano, Mellot, José León, Alexandre Corredera, Elady Zorrilla, Enric Gallego, Sergio González y Pablo Larrea), aunque no todos tienen asegurada su continuidad en la plantilla (Míchel y Rubén).

Continúan dos fichajes realizados por Quique Medina y otros tantos de Víctor Moreno

decoration

Desde el regreso del Tenerife al circuito profesional, tras conquistar el ascenso a Segunda División en 2013 con Álvaro Cervera en el banquillo, el club mejoró las prestaciones del equipo con una media de nueve altas en verano. Los períodos de fichajes más productivos fueron los de 2021 y 2014. En el caso más lejano, Alfonso Serrano retocó casi todas las demarcaciones con Jacobo Sanz, Albizua, Hugo Álvarez, Igor Arnáez, Juan Carlos García –no llegó a debutar–, Vitolo, Iker Guarrotxena, Ulises Dávila, Maxi Pérez, Diego Ifrán y Christian Ruso García.

El actual responsable en materia de fichajes del Albacete solo necesitó media docena de refuerzos en los mercados de 2015 y 2018, y llegó a nueve en el verano que dio paso a la disputa de la promoción de ascenso de 2017. Durante ese plazo se unieron al Tenerife jugadores protagonistas como Camille, Aarón Ñíguez o Amath, y otros con un paso más discreto como Crosas o Edu Oriol.

Volviendo al presente, el Tenerife 2022/23 es una obra casi completa de Cordero, pero conserva algunas pinceladas de otras etapas, fichajes realizados por directores deportivos de temporadas anteriores. Los casos más llamativos son los de Aitor Sanz y Carlos Ruiz, que firmaron con el Tenerife en junio de 2013. Tanto el centrocampista como el defensa fueron elegidos por Quique Medina, el encargado de dar forma a la plantilla que ascendió a Segunda.

También permanecen dos futbolistas de la etapa de Víctor Moreno. Se trata de Nikola Sipcic y Shashoua, quienes iniciaron su trayectoria como blanquiazules en la pretemporada de 2019. En cambio, ya no queda ningún rastro del paso de Serrano por el club.

Compartir el artículo

stats