50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan José Rivero Director del área de fútbol base del CD Tenerife

"Habrá un antes y un después con la mejora de la Ciudad Deportiva"

«Tenemos que formar a los futbolistas al mejor nivel y, a partir de ahí, le corresponde al área profesional tomar decisiones con ellos», afirma el director del área de fútbol base del CD Tenerife

Juan José Rivero. MARIA PISACA

El Tenerife visto desde abajo. Sesé Rivero, director del área de fútbol base del club, analiza el momento de la cantera blanquiazul y la influencia que tendrá la renovada Ciudad Deportiva Javier Pérez en el trabajo de formación. Además, evalúa la política de captación, la presencia de promesas en la plantilla profesional y la fuga de talentos.

¿Cómo está siendo la actividad en el área de fútbol base del Tenerife en pleno verano?

Antes de que terminara la temporada 2021/2022, ya estábamos realizando un trabajo frenético para perfilar la planificación de la siguiente campaña. En ese sentido, en el club seguimos inmersos en cerrar las distintas opciones que barajamos con entrenadores y el personal del área de fútbol base para afrontar un curso muy ilusionante y competitivo. Es lo que nos toca hacer en estas fechas.

¿Conviene dar continuidad a lo que había o se ven en la necesidad de ir renovándolo todo?

No cambia prácticamente nada. Hay algunos detalles de las plantillas que sí quedan pendientes, pero lo principal ya está definido en cuanto a los cuerpos técnicos y a futbolistas tanto en el área femenina como en la masculina. La Ciudad Deportiva cobra mayor vida por reunir a tantos deportistas.

Ahora que la menciona, ¿qué impresión le está dando la mejora de la Ciudad Deportiva?

Estamos muy ilusionados. Habrá un antes y un después en el club en la formación de los jugadores. Se produjo un parón importante por la pandemia, pero las obras ya están muy avanzadas. Espero que se cumplan los plazos previstos y que en esta nueva temporada podamos disfrutar de unas instalaciones magníficas.

En el club calculan que la constructora entregará las obras finalizadas en el último trimestre de 2022. ¿Se notarán los resultados a corto plazo en cuanto al trabajo de formación?

Con total seguridad. Para la formación y el crecimiento de cualquier departamento del club, es necesario tener unas infraestructuras adecuadas y las mejores condiciones posibles. En este aspecto, vamos a tener una Ciudad Deportiva a la altura de los tiempos actuales, digna, no solo para los que trabajemos ahí en el día a día, para los chicos y la chicas de los equipos, sino para cualquier visitante, para los aficionados, para los medios de comunicación... Los periodistas también tendrán su espacio dentro de la Ciudad Deportiva y eso es importante. Estamos muy contentos por poder disfrutar de una instalación digna para toda la familia del Tenerife.

Hasta ahora han tenido que utilizar unos vestuarios provisionales, pero dentro de muy poco incluso tendrán hasta una residencia, un comedor...

El club ha trabajado para trasladarle al arquitecto todo lo que entendíamos que era necesario. Por ejemplo, esa residencia para los futbolistas jóvenes, así como otros espacios destinados a desarrollar la formación. Dentro de la precariedad en la que hemos estado, también se ha trabajado con higiene, con nuestros espacios, con unos vestuarios en condiciones... Eso sí, no era lo ideal para poder avanzar tal como queríamos. Estamos hablando de tener mayores comodidades y más beneficios, pero también de una mayor implicación, compromiso y exigencia por parte de todos. Para eso nos hemos estado preparando desde hace muchísimo tiempo. Entrar en unas nuevas infraestructuras tampoco nos va a coger por sorpresa, porque llevamos años planificándolas y deseando tener esta posibilidad. Desde el punto de vista funcional, no va a ser tan diferente, aunque sí vamos a tener toda la ayuda necesaria para que el crecimiento del futbolista sea más acelerado. Al final, eso será lo más importante de todo.

«Rotundamente no hay un salto muy grande entre el Tenerife B y el primer equipo»

decoration

También destacó antes el crecimiento del fútbol femenino. ¿Hasta dónde quieren llegar?

Estamos en ello. Hay un rumbo marcado por el club para cuidar la igualdad de oportunidades y se ha creado un área de fútbol femenino. Para la temporada 2022/23 vamos a sacar un equipo de chicas entre los 14 y los 18 años para dar respuesta al vacío que existe en el fútbol de Canarias, porque esas niñas no tienen competición de cadete y juvenil en estos momentos. Vamos sacar ese equipo e igualaremos el rango de edades de hombres y mujeres. Es una apuesta decidida y detrás hay un inversión muy importante. Estamos en ese crecimiento constante. En estas Islas no hay más ciego que el que no quiere ver, pero los que llevamos tanto tiempo trabajando en el club, sabemos que el crecimiento ha sido brutal en los últimos diez años. Se trata de un proceso que va a dar sus frutos, seguro.

Pasando a las decisiones ya anunciadas, Leandro Cabrera Mazinho repite como entrenador del Tenerife B, un equipo que se quedó a las puertas del ascenso a la Segunda RFEF.

Estamos convencidos de que es el hombre que tenía que continuar en la dirección técnica del Tenerife B. Ahí están su trabajo y su constancia. Ya lleva años centrado en la formación de los jugadores del B, que son los chicos que van a tener oportunidades en el primer equipo. En toda esta trayectoria, dentro de su complejidad, hay momentos mejores y peores, como en la vida, pero teníamos claro que Leandro tenía que continuar desarrollando su trabajo aquí. Le vamos a apoyar como hemos hecho en estos años.

Quien sí cambia de equipo es Cristo Marrero. Pasa del Juvenil A al Tenerife C, de Preferente.

Una de las partes importantes dentro del progreso de los técnicos es la paciencia, la formación y la preparación. En ese sentido, Cristo ha sido un técnico muy sensato. Ha sido paciente y sigue creciendo en nuestro club, pero ya le he dicho que la exigencia es mayor cada vez:te tienes que preparar mejor, darte cuenta de que debes aprender de los errores del pasado... Cristo está en ese camino y estamos muy contentos por seguir con él. Aparte de todo esto, Cristo es un referente dentro del club y no tengo ninguna duda de que si no estuviera entrenando a nuestros equipos de base, estaría desarrollando cualquier otra función en el club. El Tenerife no puede perderlo de cara al futuro, como ha pasado con otros profesionales. En ese aspecto, me congratulo de que siga con nosotros.

Queda vacante el puesto de entrenador del equipo juvenil.

Ya hemos tomado una decisión y se hará pública en breve.

Volviendo al Tenerife B, ¿cómo analiza su temporada? Se sigue resistiendo el ascenso.

Una parte importantísima de la formación está en la competición y, como hemos demostrado en cada temporada, queremos ser un club protagonista en la liga, pero se produjo una reestructuración muy potente en el fútbol español y ha aumentado muchísimo la competitividad. La idea es profesionalizar más a los clubes y que la Tercera RFEF lo sea cada vez más.

¿No hay un salto muy grande entre el Tenerife B y el primer equipo para que los canteranos puedan llegar con más garantías al fútbol profesional?

Rotundamente, no.

¿Por qué lo dice?

Lo importante son las oportunidades y preparar bien a los futbolistas. Históricamente, ¿dónde ha estado el TenerifeB o el antiguo Tenerife Aficionado? Por tanto, la respuesta es que no. Es cuestión de oportunidades y de creer en ellos. Recuerdo, por ejemplo, el caso de Guardiola. Estando el filial del Barcelona en Tercera, ¿a cuántos jugadores subió al primer equipo? Es una cuestión de oportunidades, no hay más. A partir de ahí, cada jugador tiene que aprovechar la suya. En nuestro primer equipo no se regalan los dorsales.

La pretemporada del primer equipo comenzó la semana pasada con diez canteranos no profesionales. ¿Buena señal?

Estamos muy ilusionados. Ahora son ellos los que tendrán que aprovechar esta oportunidad y dar lo máximo para ver si son capaces de hacerse un hueco.

Comentó hace poco Juan Carlos Cordero que es cuestión de que los canteranos «tiren la puerta» para que se queden en la plantilla profesional. ¿Le parece tan sencillo como eso?

Le corresponde al director deportivo y a nuestro entrenador. No me toca opinar. Todos saben qué es lo que he hecho yo cuando me ha correspondido estar en el primer equipo. Pero soy muy respetuoso. Me dedico a trabajar muy duro y muchas horas para que mejore y crezca nuestro fútbol base. A eso dedico todas mis energías.

Dos de los canteranos que iniciaron la pretemporada a las órdenes de Ramis son Jorge Padilla y Elliot Gómez, que en su día debutaron con el primer equipo con usted en el banquillo. Fue en la Liga 2019/2020. ¿Qué referencias tiene de ellos?

Jorge tuvo algún percance de salud y vivió un mal momento del club, porque el Levante bajó de Primera División y, a su vez, el filial cayó a Tercera. Pero fue una experiencia positiva para él, porque pudo ver bien lo que hay fuera y eso le sirvió para valorar más Tenerife. Tanto Jorge como Elliot son futbolistas que están a otro nivel. No tienen problemas de condiciones futbolísticas, sino de exigencia y de paciencia. Si son capaces de regular mejor esos aspectos, seguro de tendrán más oportunidades como profesionales.

Se quedó Javi Alonso como único canterano con contrato profesional. ¿Cómo ha iniciado el nuevo curso después de consumir el anterior en blanco?

Javi está trabajando muy duro para hacerse un hueco en la plantilla del primer equipo. Veremos de lo que es capaz. La Segunda División es una competición muy exigente. Hay que tener en cuenta que el Tenerife de la temporada pasada fue un equipo de playoff hasta el último minuto de la final y no me cabe la menor duda de que va a ir a por todas, y ni los dorsales ni las convocatorias se regalan. A partir de ahí, que cada uno sepa cuál es el lugar que ocupa y lo que se está jugando para desenvolverse en este mundo tan complicado del fútbol, ya sea jugador, entrenador, director deportivo, director de cantera... Todos tenemos un papel importante dentro de la infraestructura del club y tenemos que defender lo que hacemos con energía y con capacidades.

¿Se debe medir el trabajo de cantera de un club profesional por el número de jugadores que suben el primer equipo?

Tenemos que formar y preparar a los futbolistas al mejor nivel. Aquí siempre hemos tenido jugadores. Puede haber una etapa con una menor presencia, como la actual, pero seguimos trabajando para mejorar a los canteranos y para que tengan sus oportunidades. Es lo que hacemos en el área de fútbol base. A partir de ahí, le corresponde al área profesional tomar las decisiones que crean más oportunas. Pero en el Tenerife también se han tomado otras decisiones y los futbolistas han seguido caminando y han salido. En ese sentido, no pongo ningún reparo.

¿Cómo están las relaciones entre el Tenerife y los demás clubes de la provincia dentro de la política de captación?

Como todo en la vida, de manera general, el Tenerife tiene una muy buena relación con todos los clubes, no solo de la Isla, sino también de Canarias y de la Península. El Tenerife siempre ha sido muy respetuoso; ha sabido tratar a los demás. Pero también es cierto que, a lo mejor, existirá algún club que no estará de acuerdo con nuestra idea, o que pretenda otras cosas. Todo eso es muy respetable, pero lo importante es que la inmensa mayoría está con nuestro club, tal como se demuestra normalmente cuando vamos a buscar futbolistas o llegamos a diferentes acuerdos.

«Tenemos que formar a los futbolistas al mejor nivel y a partir de ahí, le corresponde al área profesional tomar decisiones con ellos»

decoration

¿Están conformes?

Sí, pero nos gustaría estar más satisfechos. Somos ambiciosos y queremos que lo que ahora es bueno, mañana sea mejor. Trabajamos para eso. En el día a día, lo que transmiten los clubes es que hay cordialidad y buena sintonía.

¿Ha notado cambios en los últimos años en esas relaciones?

Lo he notado a mejor. Las relaciones han mejorado. También es cierto que en este mundo tan competitivo del fútbol profesional, hay mucha oferta, muchos clubes grandes que tienen puestos sus ojos en el futbolista canario, en el tinerfeño en particular, y entrar en esa competencia no es fácil. Pero tenemos que estar muy centrados en nuestro crecimiento para que estos chicos tomen la decisión de quedarse en nuestro club por la formación que estamos dando.

¿Qué hace el club en los casos de jugadores tinerfeños de otros equipos que prefieren seguir sus carreras fuera de la Isla y no en el Tenerife?

Muchas veces se habla desde el desconocimiento de lo que es el mundo del fútbol. Cada uno tiene la libertad de ir al equipo que quiera. Las familias son las que eligen. Algunas prefieren estar en el Tenerife y otras optan por otros clubes. ¿Que nos gustaría que las familias eligieran que sus hijos jugaran en el Tenerife?Por supuesto. ¿Que nosotros trabajamos muy duro para intentar convencerlas?También. Pero al final, todo tiene que ver con las decisiones privadas. Lo abordo con naturalidad y con conocimiento de lo que es el fútbol profesional y el propio fútbol amateur.

Se le suele echar en cara al Tenerife que se le escapan jugadores continuamente.

Pongo un ejemplo. Fichamos a Joni, del Santa Úrsula, porque le convencimos, lo vio muy claro. Sin embargo, otro futbolista de ese mismo club tomó una decisión diferente. Le pasamos una propuesta y le dijimos lo que creímos oportuno respecto a su carera en el Tenerife, pero tomó otro camino, optó por otra alternativa. Los casos son exactamente los mismos y las decisiones, distintas.

El Atlético Paso es, por ahora, el único representante canario en la Segunda RFEF. ¿Lo ven como una oportunidad clara para que algún canterano madure cerca de casa?

De momento es el único club canario en la Segunda RFEF.Siempre hemos tenido muy buena sintonía con ellos. Ya tuvimos un primer acercamiento y sé que ven con buenos ojos que alguno de nuestros futbolistas participe con ellos, pero estamos comenzando la pretemporada y queda mucho tiempo por delante para saber qué futbolistas podrían ayudar al Atlético Paso, siempre que el jugador lo acepte. Seremos muy respetuosos con lo que piensen los futbolistas.

¿Cómo hacen en estas negociaciones?¿El Atlético Paso hace sus peticiones, el Tenerife plantea sus opciones...?

En realidad son las dos cosas. Ellos vienen con su idea y nosotros les planteamos la nuestra. Intentamos llegar a los acuerdos necesarios para que todas las partes salgan beneficiadas.

¿Qué objetivos se marcan en el área de fútbol base del Tenerife para la temporada 22/23?

Que nuestros equipo sigan creciendo y sean competitivos. Estamos muy ilusionados. Una vez más hemos conformado plantillas muy interesantes en todas las categorías. Ahí hay que involucrar a todos los hombres y mujeres que trabajan en el área de fútbol base, en la secretaría técnica, la secretaría general... Hacen posible que el Tenerife no deje de crecer y que nuestros objetivos sigan siendo la formación y, dentro de ella, la competición como un factor muy importante.

Compartir el artículo

stats