Dos semanas después del cierre de la Liga 21/22, con la derrota en la final de la promoción de ascenso a Primera División, y a 9 días del comienzo de la pretemporada, el Tenerife anunció el nombre del fichaje con el que inaugura la relación de altas en su plantilla con vistas al ejercicio 2022/2023. El elegido es José Ángel Jurado de la Torre, un centrocampista sevillano de 30 años (21/6/1992) que será blanquiazul por dos campañas.

José Ángel se había quedado sin equipo después de vivir la amarga experiencia del descenso de su último club, el Alcorcón, al que se incorporó en la ventana de invierno de 2022. Su compromiso había quedado rubricado solo hasta el 30 de junio, de manera que el Tenerife no se vio en la necesidad de pagar por el fichaje. Siguiendo la pauta del pasado verano, se hizo con los servicios de un nuevo jugador en propiedad y a coste cero.

Inicios.

José Ángel empezó a moldear su carrera en la cantera del Betis. Con el uniforme verdiblanco llegó a conocer de cerca la desaparecida Segunda División B. Lo hizo participando en 23 partidos de la temporada 2010/11 con el equipo filial. En el curso posterior repitió en esa categoría, pero perteneciendo al Villarreal y jugando cedido en el Mirandés, donde pudo festejar el ascenso a Segunda División al final de la 11/12 y fue semifinalista de la Copa del Rey. A esas alturas, parecía estar listo para abrirse camino en la estructura del club castellonense.

Rumbo al fútbol profesional.

Por méritos deportivos, tras el ascenso con el Mirandés, José Ángel se había ganado el derecho a debutar en la ahora llamada LaLiga Smartbank, pero tuvo que regresar al Villarreal para competir dos temporadas más con el filial en Segunda B: un total de 53 partidos y 5 goles. Ese fue su techo en su etapa en la entidad amarilla. Su carrera empezaba a darle señales de que no iba a ofrecerle estancias muy largas en un mismo destino. De hecho, en 2014 cambió el Villarreal por el Almería, de nuevo para curtirse en un filial. Al menos, esta parada sí le sirvió para subir un escalón y debutar en una categoría profesional. Después completaría su temporada con mayor protagonismo en Segunda B –37 partidos y un gol–, comenzó la 2015/2016 como uno más de la primera plantilla de un Almería que había perdido su condición de equipo de Primera. El 23 de agosto de 2015 se estrenó en Segunda en un triunfo del conjunto rojiblanco contra el Leganés. En ese ejercicio tuvo minutos en 24 duelos más, a los que sumó 12 en la temporada 2016/17.

El giro noruego.

La relación de José Ángel con el Almería se cortó de manera inesperada. Al borde de la clausura del mercado de invierno de 2017, fue dado de baja. Casi de un día para otro, se encontró sin equipo y fuera del plazo para poder ser inscrito en otro club español. Esta situación le obligó a cruzar fronteras por primera vez. En concreto, para viajar a Noruega y probar suerte en el Bodo Glimt, con el que consiguió el ascenso a la principal categoría. Jurado siguió otra campaña más, pero tampoco llegó echar raíces en Noruega. En 2019 salió a préstamo al Sheriff Tiraspol de Moldavia, donde se proclamó campeón de Copa.

Retorno a España.

La puesta a punto para la Liga 2019/20 le brindó a José Ángel la oportunidad de volver a jugar en un equipo español, un Cartagena que militaba en Segunda B. Fue el ejercicio interrumpido por la pandemia, de buen recuerdo para el Efesé por la conquista del salto a Segunda.

A Emiratos Árabes.

El fútbol le tenía reservada alguna sorpresa más a Jurado. Después de ser una pieza clave para que el Cartagena sellara su permanencia en LaLiga Smartbank y de que el club le ampliara el contrato, en julio de 2021, fue traspasado al Al-Wahda, de Emiratos Árabes. Seis meses más tarde, en enero de 2022, el Cartagena pinchó en su intento de recuperarlo. El jugador no pudo ser inscrito, por una cuestión administrativa, y acabó firmando con el Alcorcón hasta el final del curso.