El futuro del CD Tenerife depende de Juan Carlos Cordero Sánchez (Cartagena, 1974), director deportivo del representativo y elemento imprescindible para entender la exitosa trayectoria del club a lo largo de este curso, que llevó al equipo blanquiazul a disputar la final por el ascenso. Ayer se produjo una primera toma de contacto con el presidente, Miguel Concepción, quien transmitió al arquitecto de la plantilla su voluntad de ampliarle su contrato, que expira el 30 de junio de 2023.

Según ha podido confirmar en EL DÍA, la vigente vinculación laboral de Cordero con el Tenerife contempla una cláusula de liberación automática que le permitiría abandonar antes del 30 de junio y emprender una nueva etapa en otro destino. Clubes de Primera y Segunda División han tanteado cuál es su situación y le han mostrado interés en su contratación, aunque no ha querido profundizar ni negociar con ninguno, fijados sus cinco sentidos en lograr el ascenso a Primera, que se esfumó el pasado domingo en el Heliodoro frente al Girona.

Desde el club son optimistas en lograr un acuerdo que se firmaría hoy mismo, pues ambas partes han quedado en verse durante la jornada de este martes. No hay tiempo que perder, por cuanto la temporada para el Tenerife ha acabado muy tarde y apenas hay margen para planificar la siguiente.

Lo que piensa el presidente

El presidente de la institución, Miguel Concepción, ya ha verbalizado en público su intención de contar con Cordero para los ejercicios venideros; y se ha mostrado convencido de que el director deportivo «es un hombre de palabra y cumplirá su compromiso con el club». Resaltaba el jerarca palmero en una comparecencia reciente que fue el cartagenero quien les pidió «tres años de contrato», para así formalizar un proyecto en el que se fueran quemando etapas hasta el gran objetivo: el regreso a Primera División, que se resiste desde 2010.

El consejo de administración del Tenerife ya trató el domingo por la noche en una reunión exprés entre directivos la conveniencia de renovar a Cordero, a quien consideran una pieza imprescindible en el engranaje blanquiazul. Además, según Concepción, ya tiene «mirados algunos fichajes para la próxima temporada» y ha tomado determinaciones que suponen «construir futuro», entre ellas las renovaciones de Pablo Larrea o Nikola Sipcic.

«Este año se ha conseguido que toda la plantilla esté enchufada y el míster vivió el pasado domingo el partido de su vida», explicaba Concepción antes de la derrota contra el Girona. Y respecto a Cordero, subrayaba que su trabajo había sido espectacular. «El fútbol trae consigo tantas emociones y sensaciones, que se han vivido todas gracias a esta buena labor realizada en la construcción de la plantilla. Miles y miles de personas nos han estado apoyando hasta el final», apuntaba el mandatario isleño, quien arrimaba al casillero de su director deportivo buena cuota de mérito en todo lo que ha ocurrido en torno al representativo en las últimas semanas.

«El ascenso famoso del Granada, después de tantos años, fue gracias a Cordero; también el del Cádiz, porque él puso los cimientos y la construcción de la plantilla pasó por sus años. En su segunda temporada en este proyecto con el Tenerife, nos ha llevado a las puertas de la gloria y estamos muy contentos con este director deportivo», enunció Concepción en la víspera del encuentro crucial frente al Girona. Si se consiguiera hoy su renovación, todo apunta a que vendría acompañada de la permanencia de Luis Miguel Ramis, quien sugirió el domingo por la noche que había acabado «agotado». «Me queda lo peor», subrayó el tarraconense, en relación a la gestión de la tristeza. Pero tiene contrato y quiere cumplirlo.

Álex Muñoz: acuerdo frustrado

La permanencia del Tenerife en Segunda División frustra una operación anhelada por buena parte de la afición y que tiene que ver con uno de los grandes nombres propios de la temporada: Álex Muñoz. El jugador alicantino tenía un acuerdo apalabrado con Juan Carlos Cordero para su continuidad por tres campañas más, avanzó ayer la SER

Para ello, solo existía una condición: que se consiguiera el ascenso. Comoquiera que el equipo blanquiazul se quedó a las puertas de jugar en Primera, todo apunta a que Muñoz se comprometerá con otro club de la máxima categoría en las próximas fechas. La noticia del pacto alcanzado por su agente, Joaquín Vigueras, con el director deportivo del club desmonta la teoría de que el lateral se estuviese reservando para iniciar en plenas condiciones la próxima campaña en un nuevo destino. Tras quedarse sin minutos en los tres primeros partidos de la fase de ascenso porque aún estaban recientes las consecuencias de su última lesión, frente al Girona el domingo sí tuvo participación en la segunda mitad. Para entonces el partido ya estaba muy cuesta arriba y su concurso sobre la cancha no valió para obrar la remontada. Muñoz llegó al club en 2019 y su ciclo de blanquiazul, salvo milagro, parece que ha tocado a su fin.