El CD Tenerife quiso testimoniar ayer a través de sus perfiles en las redes sociales su agradecimiento a los 22.083 espectadores que asistieron el domingo al partido final contra el Girona FC, y que significó el ascenso a Primera del conjunto catalán.

El registro de público del duelo correspondiente a la segunda eliminatoria de la fase de ascenso supone un récord durante el mandato en la presidencia de Miguel Concepción y supera los datos de la anterior participación de los blanquiazules en los playoff, cuando ante Cádiz y Getafe se superaron los 21.000 espectadores, pero sin llegar al lleno casi absoluto del domingo.

Luis Miguel Ramis también quiso sumarse al agradecimiento a los aficionados que estuvieron en el Rodríguez López «y también a los que se quedaron fuera». Con un mensaje en Twitter, el profesional tarraconense quiso «dar las gracias de corazón a todos» y añadió, en relación a la afición del Tenerife, que «no se puede ser más especial».