Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Habrá derbi canario: CD Tenerife y UD Las Palmas se verán las caras en la promoción de ascenso

El partido de ida se jugará el miércoles 1 de junio en el Heliodoro y la vuelta, el sábado próximo en el estadio de Gran Canaria

26

Partido de Liga CD Tenerife - FC Cartagena María Pisaca

Derbi en las semifinales de la promoción de ascenso a Primera División. La ida, el miércoles 1 de junio en el Heliodoro Rodríguez López. La vuelta, el sábado siguiente en el estadio de Gran Canaria. En ambos casos, a las 20:00 horas. La UD Las Palmas jugará con la ventaja de haber quedado cuarta, tras ganar en El Molinón y aprovechar el tropiezo del Tenerife ante el Cartagena (1-2). Los de Ramis caen al quinto lugar después de esta derrota, la tercera seguida en la recta final del calendario de Liga (antes, ante el Málaga y el Eibar).

El otro cruce medirá al Eibar y al Girona, como tercero y sexto, respectivamente.

La gestión de los esfuerzos y la coincidencia de seis futbolistas apercibidos de sanción, por la acumulación de cinco tarjetas amarillas, tuvieron su influencia en el diseño de la alineación titular. Ramis ya había advertido de que no iba a ser un último partido de Liga cualquiera, pues iba a dar paso a la disputa de una eliminatoria a ida y vuelta en apenas una semana. También había compartido su intención de proteger a los jugadores que llegaron a la cita ante el Cartagena a una cartulina de cumplir el ciclo de cinco y ser sancionados. De ellos, solo Sipic fue titular. No convocó a Mellot y dejó en el banquillo de entrada a Carlos Pomares, Sergio González, Álex Bermejo y Samuel Shashoua, blanquiazules con diferentes cuotas de protagonismo en las últimas jornadas. Lo más llamativo fue la elección del canterano Jeremy para cubrir el lateral izquierdo. O no, porque no convenía arriesgar ni con Pomares ni con un Álex Muñoz recién salido de la enfermería por una lesión muscular. Así, el grancanario pudo debutar en un partido oficial con el Tenerife. Además, Míchel entró en un once en el que no aparecía desde el 1-4 del Valladolid en el Heliodoro y, tras completar los 90 minutos en la visita al Eibar, Rubén Díez repitió en una alineación por primera vez en toda la segunda vuelta.

En definitiva, el representativo salió con Soriano, Shaq Moore, Sipcic, José León, Jeremy, Aitor Sanz, Míchel Herrero, Mollejo, Rubén Díez, Elady Zorrilla y Mario González.

Con estos argumentos, el Tenerife pasó de un prometedor arranque, con ritmo, con los volantes ofensivos muy dinámicos, con Míchel metiendo buenos pases, a ofrecer una imagen preocupante. La puesta en escena, llena de buenas intenciones, quedó en evidencia ante un Cartagena sin alicientes clasificatorios, pero con madera de buen equipo. De ahí que no tardara en coger el mando en el centro del campo y empezara a generar peligro, sobre todo por el carril derecho, con las llegadas del lateral Buffarini, insistente ante el debutante Jeremy. A los 8 minutos, Soriano ya tuvo que aplicarse a fondo para evitar un gol. Y tres más tarde, en otro ataque limpio del Cartagena, demasiado limpio, Jeremy derribó a De Blasis en el área y Ortuño no perdonó desde los once metros (0-1). Eligió el centro de la portería y el guardameta se tiró a su lado izquierdo.

El tanto no hizo sino acentuar los defectos de un Tenerife desordenado y precipitado. En cambio, el Cartagena siguió a lo suyo, carente de presión y disfrutando del último sorbo de la temporada. Bodiger impulsaba a los de Carrión en el medio y Gallar era una pesadilla. Calidad en sus botas. Lo demostró con un remate al larguero en el minuto 19. Disparo de un especialista con poca oposición. Mala señal. Y en esa tendencia, con una línea defensiva desbordada por no tener filtro unos metros más adelante, el Cartagena hizo el 0-2. Un contragolpe armado por el costado izquierdo terminó en el otro lado para que Buffarini, libre de marca, conectara una volea que, tras tocar en Jeremy, se colara en la portería de Soriano. 0-2 en el minuto 22. Por juego y ocasiones, el resultado tampoco es que fuera injusto.

De ahí en adelante, el Tenerife fue un querer y no poder hasta el descanso. Su mejor ocasión se produjo en el minuto 34. Al fin, una combinación aceptable entre Elady y Mario acabó con un remate alto del burgalés dentro del área. A continuación fue Shaq Moore quien lo intentó con una acción individual que anuló el guardameta Prior.

El público puso de manifiesto su preocupación pitando al equipo de camino a los vestuarios. Quedaba toda la segunda mitad para conseguir algo que se le había resistido al Tenerife en toda la temporada, remontar un resultado adverso en el Heliodoro Rodríguez López.

Ramis aplicó soluciones tras el intermedio. Cuatro cambios de golpe: Carlos Ruiz, Alexandre Corredera, Andrés Martín y Enric Gallego por José León, Aitor Sanz, Víctor Mollejo y Mario González. Más tarde, en el minuto 59. el técnico agotó las sustituciones. Apostó por Shashoua y quitó a Elady.

El Tenerife volvió enchufado al campo. Peor no lo podía hacer. Los blanquiazules salieron dispuestos a llevar la iniciativa, a tener el balón más cerca del área contraria, a ejercer una presión más eficaz... Un habilidoso Andrés puso de su parte en el intento de reacción. Y Jeremy encontró espacios para meter centros al área, combinar con el atacante cedido por el Rayo... Buenos minutos en el arranque. Esa dinámica tuvo un momento cumbre en el minuto 63, cuando Nikola Sipcic marcó, cazando un pase de Rubén Díez. La jugada fue analizada en la sala del VAR por la posición de Enric Gallego y se generó algo de incertidumbre, pero Galech Apezteguía decidió dar validez al tanto.

Los blanquiazules rozaron el segundo gol en el minuto 69, con un remate de cabeza de Carlos Ruiz, a pase de Rubén, que salió fuera por poco. La remontada parecía posible por el empuje del Tenerife, y de la afición (14.567 espectadores), y por el paso atrás dado por un Cartagena al que le costaba tener el balón. Una cosa llevó a la otra.

En el tramo final, el Cartagena fue cogiendo un poco de aire con los cambios y fue capaz de apagar el ímpetu de un Tenerife al que las fuerzas le empezaban a falltar, sobre todo en el caso de titulares poco habituales. Con todo, Rubén logró colgar otro balón que Andrés cabeceó fuera, por centímetros (79').

Sin más ocasiones, a pesar de que el alargue fue de 8 minutos, el Tenerife completó el calendario con una derrota en casa y perdió la cuarta plaza. Disputará las semifinales del playoff como quinto ante la UD Las Palmas.

Compartir el artículo

stats