Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD Tenerife

El CD Tenerife jugará el 'playoff' de ascenso a Primera

El equipo blanquiazul certifica matemáticamente su presencia entre los seis mejores

Elady y Enric Gallego, jugadores del CD Tenerife. Carsten W. Lauritsen

Clasificado. El CD Tenerife cerró en la noche de este lunes de forma matemática su presencia en la próxima fase de ascenso a Primera División, que disputará por segunda vez desde que se instauró el actual formato de competición en 2010.

El pinchazo del Real Oviedo en su feudo contra el Real Zaragoza aleja a los carbayones de la privilegiada cuarta posición del representativo. Con casi total seguridad, ésta será la plaza que finalmente ocupe el cuadro de Luis Miguel Ramis a la conclusión del campeonato. Con 69 puntos, los blanquiazules disponen de una renta de cuatro en relación a su más inmediato perseguidor; y cinco respecto a Las Palmas y Girona, así que incluso un empate en Ipurua podría valer al Tenerife para amarrar casi definitivamente esta posición. No es un asunto menor, por cuanto en los playoff no hay tanda de penaltis, sino que se declarará vencedor al equipo que mejor ubicación clasificatoria haya obtenido en liga. Esta circunstancia adquiere mayor importancia este año, porque por vez primera no tendrán valor doble los goles anotados fuera de casa.

Para el Tenerife, llegar a la promoción por vez primera desde 2017 supone cumplir el primer gran objetivo de esta campaña. En aquella ocasión, el cuadro dirigido por José Luis Martí apeó al Cádiz en la primera eliminatoria gracias a su mejor clasificación liguera; y en la segunda cayó por tan solo un gol de diferencia ante el Getafe en un fatídico y aún no olvidado desenlace en el Coliseum.

Desde entonces y hasta la fecha, el Tenerife siempre ha acabado la liga lejos de las posiciones de privilegio. El año posterior a la decepción de Madrid, el equipo acabó undécimo; a la campaña siguiente, decimosexto; luego decimosegundo y en el curso anterior, en la decimocuarta plaza. Los cambios de entrenador han sido una constante hasta la fecha, hasta el punto de que han sido muy numerosos los relevos: Martí, Etxeberria, López Garai, Rubén Baraja, Fran Fernández y a continuación Luis Miguel Ramis, que abrocha el primer gran propósito con el que comenzó este ejercicio liguero.

El profesional tarraconense tiene al Tenerife cuarto a falta de dos jornadas para el final y ha pulverizado los registros de casi todos sus antecesores en el cargo. De hecho, los dígitos del proyecto insular se aproximan o incluso superan a los establecidos en los últimos años que hubo ascenso. Así, ya ha caído el récord de victorias a domicilio de Rafa Benítez (10) y se han superado las porterías a cero que se sumaron en temporadas notables como las de Oltra –también con cambio de categoría– o con Martí, último entrenador que llevó al Tenerife a la promoción.

Posible rival

El pinchazo del Oviedo alimenta las posibilidades de que la UD Las Palmas sea el rival del representativo en la primera eliminatoria de la promoción, toda vez que al Tenerife –si acaba cuarto– le tocaría enfrentarse al quinto clasificado en semifinales;y esta posición podría quedársela el cuadro de García Pimienta si este sábado supera a los carbayones en su feudo. También el club asturiano podría ser el primer rival para los de Ramis; o el Girona, que aún ha de jugar contra Mirandés y Burgos. Con menos posibilidades queda rezagada la Ponferradina.

En caso de conservar su actual puesto en la clasificación, el Tenerife comenzaría su singladura en la promoción el miércoles 1 de junio a las 20:00 horas a domicilio;y el segundo de los duelos tendría lugar en el Heliodoro tres días después, en idéntico horario. 

Desplazamiento masivo a Éibar

La afición blanquiazul firmará este fin de semana un nuevo desplazamiento masivo, con la previsión de que más de 300 seguidores animarán al representativo en su encuentro del sábado contra el Eibar (Ipurua, 21:00 horas). Alrededor de 225 aficionados partirán desde Tenerife en un viaje que ya está organizado desde hace semanas, cuando aún existían posibilidades de que el representativo optase al ascenso directo en este cruce con el actual segundo clasificado de la competición. Otros 60 se desplazarán desde Madrid o Barcelona en viajes planificados por la Peña Ibérica. «Muchos se apuntaron tras la euforia que propició el triunfo en Girona, creyendo que aún era posible acabar segundos», explica Héctor Rodríguez, portavoz del grupo.

Compartir el artículo

stats