Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rubén Díez, conexión interrumpida

El atacante zaragozano del Tenerife recibe a un rival especial después enlazar cuatro convocatorias sin minutos

Rubén Díez.

No solo cubrió una etapa de su formación en la cantera del Real Zaragoza, el representativo de su ciudad natal, sino que llegó a ser socio del club y sufridor en las gradas de La Romareda. En su momento de menor protagonismo como jugador del Tenerife, a Rubén se le presenta la oportunidad de reivindicarse en un día con aliciente añadido.

Con mayor o menor protagonismo, todos los integrantes de la plantilla del Tenerife han ido participando en la Liga. Para Ramis hay algunos blanquiazules fijos, pero casi todos han acabado teniendo minutos. De momento, los únicos que no han debutado son el portero Dani Hernández –Juan Soriano sigue firme en el puesto– y Javi Alonso –debutó el pasado domingo en una convocatoria tras recuperarse de la lesión de rodilla que sufrió en verano–.

En esas rotaciones estaba entrando Rubén Díez, hasta que se quedó fuera del circuito tras ser sustituido en el descanso del partido ante el Mirandés, del 26 de febrero. Yno ha sido por una sanción o por molestias físicas. El extremo aragonés fue incluido en las cuatro convocatorias posteriores, pero no pasó del calentamiento. Se trata de la mayor sequía del exjugador del Castellón en toda la temporada; justo a las puertas de un encuentro que tiene un aliciente añadido, dado que el club de su ciudad de nacimiento y en el que desarrolló una parte de su formación, el Real Zaragoza, será el visitante del Heliodoro.

El papel que tuvo Rubén en la primera vuelta se ha ido convirtiendo en secundario con el paso de las semanas. Antes de las vacaciones de invierno, fue titular en 10 de los 21 partidos que disputó el Tenerife. En los demás intervino siempre como reserva, menos en la jornada inaugural (celebrada antes de su fichaje)y en la que midió al representativo con la Ponferradina en el Rodríguez López. Ahí se tuvo que conformar con verlo desde el banquillo. En resumen, concentró en esa fase del calendario 1.075 de los 1.200 minutos que lleva ahora, a falta de nueve fechas para el final.

El cambio de año no le trajo suerte, al menos en cuanto al rendimiento individual. De entrada, se perdió el derbi en el Heliodoro por dar positivo en coronavirus unos días antes. Luego actuó como reserva en la visita al Amorebieta y, como contrapunto, pudo vivir uno de sus momentos más felices en el encuentro posterior al marcar su primer gol como blanquiazul, con un espectacular remate para cerrar el contundente triunfo ante el Oviedo. Pero ese reivindicación no tuvo continuidad. De nuevo, se cruzó en su camino la mala fortuna, esta vez a modo de rotura muscular en el gemelo de la pierna izquierda.

Esa lesión y el aumento de la competencia en el puesto de extremo derecho o mediapunta, por la incorporación de Andrés Martín, terminaron por alejar a Rubén de las primeras opciones de Ramis. De hecho, tras ser baja en El Toralín y en el 0-0 con el Leganés en casa, solo jugó tres partidos más. Ante el Alcorcón y el Ibiza lo hizo saliendo del banquillo, mientras que en Anduva sí fue titular, pero perdió su puesto en el descanso. Desde entonces, cuatro convocatorias y ni un minuto.

Ahora se le presenta otra oportunidad para cambiar esa tendencia. Será, además, teniendo como rival a un equipo especial para él. «Es el club de mi ciudad, en el que tuve la suerte de estar, un equipo al que siempre sigo con un sentimiento de cariño», reconoce Díez, quien vivió sus primeras experiencias relacionadas con el fútbol siendo aficionado del Real Zaragoza. «De pequeño iba a La Romareda, fui socio varias temporadas y acudía con mi padre al estadio», repasa reviviendo un «recuerdo maravilloso» de aquellos años. «Mi familia es zaragocista, muy futbolera, y ese cariño está ahí. Sigo al Zaragoza muchísimo y es el que más veo por la televisión, evidentemente», reconoce. Su conexión sentimental con el rival quedará interrumpida durante 90 minutos.

Álex Muñoz, la principal duda


En la plantilla del Tenerife hay otro futbolista con pasado en el Real Zaragoza, aunque su caso es diferente al de Rubén Díez. Se trata del alicantino Álex Muñoz, que sí llegó a formar parte de la plantilla profesional. Lo hizo en la temporada 2018/19, antes de firmar con el club tinerfeño. El lateral no tiene asegurada su presencia en la convocatoria por la tendinitis en la rodilla izquierda que ya le impidió jugar los cuatro últimos partidos de Liga.

Compartir el artículo

stats