Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Shashoua, de Burgos a Burgos

Una pubalgia ha condicionado la trayectoria de Sam - Su meta, recuperar el nivel que ya ofreció ante el equipo castellano

Samuel Shashoua y Valcarce, en el Tenerife-Burgos. | | MARÍA PISACA

Puede que una de las mejores actuaciones de Samuel Shashoua como futbolista del Tenerife se produjo en aquel partido que el equipo blanquiazul jugó ante el mismo rival al que se enfrentará hoy. Fue en el encuentro de la primera vuelta, aquel que le brindó al tinerfeñismo la primera goleada del curso. Se disputó en el Heliodoro Rodríguez López el 1 de noviembre de 2021 y terminó con un rotundo 4-0. Además de Sam, anotaron Mollejo, Bermejo y Enric Gallego. El mediapunta inglés no se quedó solo en ese acierto. También aportó dos asistencias.

Seguramente, esa tarde no imaginó que su protagonismo acabaría difuminándose y que entraría en una fase intermitente pocas semanas más tarde. En las dieciséis primeras jornadas de Liga –el citado encuentro con el Burgos y tres más–, el londinense no dejó de jugar ni un partido: 1.103 minutos sobre el césped. Es más, fue titular catorce veces. Confirmado como el atacante diferencial de un Tenerife en alza, Shashoua llegó a comandar la clasificación de goleadores del representativo con cinco tantos en las trece primeras fechas. Además, a esas alturas ya había repartido cuatro asistencias: dos en los triunfos por 1-2 en Huesca y Leganés y las dos mencionadas del 4-0 al Burgos.

Las dieciséis fechas posteriores fueron muy diferentes para el exfutbolista del Atlético Baleares. Su participación se redujo a 454 minutos repartidos en doce partidos, solo cuatro como titular –entre las jornadas vigésima y vigésima tercera–. En cuanto a su producción ofensiva, ni un tanto, ni un pase de gol. Una pubalgia había frenado en seco al hombre más desequilibrante del plantel tinerfeño. Y es que Sam no compite de inicio desde el 7 de enero, día del empate en el campo del Amorebieta.

A partir de ese momento, con Sam limitado por las molestias, Ramis empezó a decantarse por otras soluciones. La más duradera fue la de Elady como mediapunta, puesto en el que también han actuado jugadores como Mollejo o Andrés. La situación incluso llevó al técnico a hacer coincidir a dos delanteros, Mario González y Enric Gallego, fórmula que funcionó en la segunda parte del 1-2 en El Molinón y que se repitió en la reciente derrota con el Almería.

Pero el de Shashoua no es un caso perdido. Quedan diez partidos –y probablemente el playoff– y los servicios médicos del club hacen todo lo posible para que el londinense vuelva a ser el de antes. Las últimas noticias son prometedoras. «Va a más», aseguró el viernes Luis Miguel Ramis, que cuenta con Shashoua para la visita de hoy a El Plantío, seguramente como reserva. «Queremos recuperar su mejor versión», añadió el entrenador, para quien Sam «ha sido, es y seguirá siendo muy importante».

Compartir el artículo

stats