Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pasado anticipa el futuro

Los antecedentes ‘adelantan’ que el equipo tinerfeño no llegará a los dos primeros puestos ni bajará de la sexta posición

Víctor Mollejo y Fernando, en una jugada del Tenerife-Almería del pasado lunes. | | MARÍA PISACA

Desde que se instauró el actual sistema de ascensos a la máxima categoría, en la Liga 2010/2011, ningún equipo recortó más de dos puntos para subir por la vía directa ni perdió una renta superior a ocho para disputar la promoción, a falta de 10 jornadas.

La Segunda División 21/22 entra en la recta final. A partir de este fin de semana, solo quedarán nueve jornadas para que termine el calendario regular. Los que viven la competición desde dentro, afirman que ahora es cuando se decide todo. Aunque a estas alturas no hay nada seguro para casi nadie, va quedando cada vez más claro qué lugar acabarán ocupando los participantes allá por el último fin de semana de mayo, a las puertas de la disputa de la promoción.

Precisamente, ese es un espacio que parece reservado para el Tenerife. Es lo que se ha ido ganando. Ya sea como tercero, como cuarto –su actual posición– o en los dos escalones siguientes, todo indica que los blanquiazules estarán en las eliminatorias por el ascenso. Ese ha sido su hábitat durante casi toda la temporada y también el que le auguran los antecedentes. Porque las anteriores ediciones de esta categoría dejan pistas que normalmente se cumplen y que, en este caso, confirman ese futuro para el representativo. El repaso de la evolución de cada Liga desde que se estrenó el actual formato de ascensos, en el ejercicio 2010/2011, refleja que, a falta de 10 jornadas para el final, ningún club recortó una desventaja de siete puntos con el segundo clasificado —es la que separa al Tenerife del Almería, sin contar el golaverage en contra–, y tampoco perdió una renta de nueve con el séptimo de la tabla –es el margen de los insulares con el Cartagena–.

Si se fija el objetivo en el ascenso directo, los precedentes son muy claros. Ya no es que conviertan en algo imposible remontar siete puntos, sino que demuestran que muy rara vez cedieron su lugar de privilegio los dos equipos que comandaron la tabla en la trigésima segunda fecha; es decir que normalmente suben por la vía rápida a Primera los mismos clubes que están al frente con diez partidos todavía por disputarse –en este caso, Eibar y Almería–. No obstante, sí se ha registrado alguna excepción a modo de cambio en esos puestos. El Villarreal y el Huesca lograron meterse, en 2013 y 2020, pese a tener dos puntos menos que el segundo. Pero no ha habido más. Una cosa es remontar dos puntos y otra tener que recortar siete.

En cuanto a la defensa de las plazas de promoción, sí se han dado más movimientos, pero no tantos como para esperar un final de Liga lleno de sorpresas; y menos con un bloque de aspirantes tan marcado como en este curso. Eso sí, existe alguna referencia que invita a estar alerta. Ningún club desperdició una ventaja como la que maneja el Tenerife, pero, sin ir muy lejos, el Sporting se quedó fuera del playoff de la temporada pasada rompiendo muchos pronósticos, dado que se presentó en la trigésima tercera jornada con un colchón de ocho puntos con el séptimo, la Ponferradina, y lo acabó perdiendo. Tenía 56 puntos y terminó con 65, insuficientes para entrar en los cruces para subir a Primera. No se clasificaron ni el Sporting ni la Ponferradina, pero sí lo hizo el Girona, que tenía 46 en la jornada número 32 y llegó a los 71.

Sin llegar a ser tan drástico, el Cádiz también sufrió un desplome en el esprint de la temporada 2017/18. Los andaluces desaprovecharon un margen de 5 puntos.

El espejo de la primera vuelta


Burgos, Zaragoza, Real Sociedad B, Fuenlabrada, Huesca, Lugo, Girona, Málaga, Eibar y Cartagena. Son los diez rivales a los que se enfrentará el Tenerife en lo que queda de Liga. Cambiando la condición de local por la de visitante, y viceversa, son equipos que ya se cruzaron en el camino de los blanquiazules en la primera vuelta. El resultado fue de 20 puntos sumados de 30 posibles. Los de Ramis solo perdieron ante el Málaga y el Eibar, y empataron con el Huesca y el Cartagena. ¿Qué pasaría si todos los candidatos a subir repitieran la puntuación? El Tenerife llegaría a 75, pero se quedaría por detrás del Almería (87), Eibar (79) y Valladolid (76). Los de Ramis no se verían superados por ningún perseguidor: el Girona sumaría 68 puntos y la Ponferradina, 67.

Compartir el artículo

stats