Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Indignación en la caseta con el arbitraje de Óliver de la Fuente

El árbitro sacó de quicio a los jugadores del representativo, que vieron «cosas raras» y una decisión «determinante» - No habrá queja por parte del club

Andrés Martín y Aitor Sanz, con evidentes gestos de enfado y sorpresa por una de sus decisiones. | | CD TENERIFE

«Tan injusto, tan inmerecido». Fue el único mensaje institucional del CD Tenerife –a través de las redes sociales– sobre la controvertida actuación de Óliver de la Fuente Ramos. No habrá queja formal ni tampoco se pedirá información adicional al Comité Técnico de Árbitros (CTA) sobre su designación ni decisiones, aunque en el vestuario blanquiazul es un colegiado que no gusta.

«No soy de personalizar en los árbitros. Siempre he dicho que intentan hacer bien su trabajo, pero es algo recurrente. Lo dicen los datos, no yo», apuntó el capitán Aitor Sanz sobre los antecedentes con el vallisoletano. «No quiero personalizar en él, pero si voy al campo del Almería 10 veces y pierdo 7… pues hay una tendencia. Y la tendencia con este árbitro es que hay algo raro», denunció en televisión.

Minutos después fue Luis Miguel Ramis quien alzó la voz. Para el entrenador, «en otros contextos y en otros campos», la acción que deviene en el polémico penalti transformado por Ramazani se habría pitado a favor del equipo local. Fue mucho más allá en sus manifestaciones el jefe del banquillo insular, pues adujo que las determinaciones del pucelano «enervaron a un equipo y al otro no».

El nombramiento de De la Fuente había venido precedido de polémica. En Almería no gustaba que fuese un vallisoletano el que impartiese justicia, pues el club de su ciudad está directamente implicado en la pugna por el ascenso; y en Tenerife lo que no agradaban eran los antecedentes. De hecho, es muy exiguo el porcentaje de victorias con este colegiado; y en cambio muy elevado el número de decisiones gruesas que ha pitado en contra de los isleños.

Para Bermejo, que el lunes por la noche quería ver la acción repetida, «es una decisión determinante» la que toma al no señalar la falta y sí la posterior pena máxima. Además, pone como prueba que Aitor «no es de quejarse ni de faltar a la verdad», y fue muy ostensible cómo protestó en el partido del lunes.

En línea semejante se pronunció ayer Andrés Martín tras el entrenamiento matinal del representativo. «En el mediocampo, antes del penalti, creo que hay una falta clara sobre Aitor Sanz. Y quien conoce a Aitor sabe que es un tipo bastante duro y que no se va fácil al suelo. En los últimos años se está pitando falta en ese tipo de acciones cada vez que sueltas la mano. Y en esta ocasión, en cambio, no fue así», explicitó el ex del Rayo Vallecano.

Enric Gallego prefirió sus redes sociales para expresarse. Más que con palabras, lo hizo con una imagen, la del equipo entero protestándole al colegiado. Su mensaje, muy correcto: «Luchamos hasta el final pese a que no tuvimos el resultado deseado». Y es que en el club se han esmerado en no sobrepasar ninguna línea roja para evitarse sanciones por parte de LaLiga, que persigue cualquier manifestación contra el colectivo arbitral que pueda suponer menosprecio; o alguna duda respecto a la honestidad de los colegiados.

Compartir el artículo

stats