Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cinco jugadores del CD Tenerife ya saben lo que es subir a la máxima categoría

En el plantel hay un total de 15 ascensos

Cinco jugadores del CD Tenerife ya saben lo que es subir a la máxima categoría. El Tenerife disputó el lunes un partido mayúsculo contra un rival directo por el ascenso y que perfectamente podría repetirse en una posible promoción. Los futbolistas del representativo vivieron lo que se siente cuando están en juego algo más que tres puntos; y pese al 0-1 demostraron que están sobradamente preparados para las grandes ocasiones. El grupo que configuró en verano Juan Carlos Cordero atesora un total de 15 experiencias exitosas de cambio de categoría. Aval suficiente para garantizar que este plantel no se va a achicar cuando crezca la presión y llegue la hora de la verdad.

La gloria que anhelan

De todos los ascensos que protagonizaron algunos de los actuales protagonistas del proyecto blanquiazul, cinco fueron a Primera División. El más reciente, el de Andrés Martín, que además se produjo por la vía del playoff y desde la sexta posición del Rayo. Diferente júbilo pero en las mismas proporciones lo disfrutó Víctor Mollejo con el Mallorca, que ascendió por el camino más rápido y además lo festejó en el Heliodoro, que ahora es la casa del atacante de Ciudad Real.

La gloria que anhelan

De 2020 data el aterrizaje en Primera de Sergio González, que paladeó todas las fases del tránsito a la élite. Desde el sufrimiento a la gloria, con fiesta total incluida en el momento del desenlace. Fue con el Cádiz, con Álvaro Cervera a los mandos. Dos años antes, el mismo viaje a la élite había hecho Míchel Herrero con su Valladolid, que le brindó grandes honores el día de la celebración –por todo lo alto– en Zorrilla. Con los mismos colores subió Dani Hernández, aunque en su caso con un concurso testimonial en los inicios de su carrera como profesional (2015).

La gloria que anhelan

La larga colección de ascensos blanquiazules la completan gestas conseguidas en el extranjero, como la de Mellot en el Rodez galo, con un rol muy protagonista; o cambios de categoría más modestos, pero igualmente muy celebrados. Elady Zorrilla subió de división con el Real Jaén, con el plus de hacerlo con el equipo de su provincia natal; Aitor Sanz ascendió con el Real Unión hace ahora 13 temporadas; Carlos Ruiz con la Ponferradina y en una eliminatoria fatal para el Tenerife en 2012; Soriano con el Sevilla Atlético; y José León con la Cultural Leonesa.

Los hay repetidores, pues Dani Hernández suma otros dos ascensos en su palmarés (con Rayo y Real Murcia) y el propio Elady con el Cartagena.

Más recientes son los éxitos que encumbraron a Pomares con el Lorca en 2017; Enric Gallego con el Extremadura un año después, Larrea con la Ponferradina y hace apenas dos años, Rubén Díez con el Castellón, con la mejor de sus versiones y una altísima cuota de protagonismo que valió para que Cordero se fijase en él.

Compartir el artículo

stats